Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Sabado 16 de diciembre del 2017
 
Google







free counters
Diálogo de Osama ben Laden y el “Sheik”

Diálogo de Osama ben Laden y el “Sheik”

Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com, 14 Dic 2001

Fuentes: NYT, Afghan Islamic Press, El País

 

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

 

Fuente: NYT: (inaudible…)calculamos anticipadamente el número de posibles víctimas

del enemigo, las que morirían basados en su posición en la torre


Nota del Editor


El video difundido por el gobierno de Estados Unidos e
s un video doméstico de muy mala calidad, encontrado en una residencia privada de Jalalabad y habría sido filmado, se cree, el 9 de Noviembre en una residencia de Kandahar.  La difusión del video ha provocado mucho malestar en la gente, sobre todo cuando Osama ben Laden se ríe cuando comenta que la matanza superó sus expectativas. El interlocutor de ben Laden sería un Sheik saudita no identificado, salvo que aparece como paralizado de la cintura hacia abajo. Todo indica que el video es auténtico.

 

Lo realmente preocupante, tanto para nuestro mundo Occidental cuanto para el mundo Musulmán es cuánto predicamento tiene éste discurso en el Islam. A mi entender, son casi más preocupantes las expresiones del huésped, el misterioso Sheik saudita, que las de Osama ben Laden. El diálogo entre el Sheik y ben Laden habla de una Guerra Santa sin retorno. La autenticidad del diálogo es, a mi entender, mucho más importante que la criminalidad de ben Laden pues si la cinta es auténtica y lo que allí se dice cuenta con beneplácito en el mundo Islámico, el enfrentamiento cultural puede llegar a ser un hecho y como creyentes en Dios deberíamos preguntarnos: ¿Tanto mal le hemos hecho a los Musulmanes?.

Reproducimos algunas frases autoincriminatorias.

“Calculamos por anticipado el número de bajas enemigas”,

“nos notificaron el jueves anterior que el acontecimiento ocurriría ese día”,

“no revelamos la operación hasta que estaban a punto de embarcar en los aviones”

Para evitar malas interpretaciones, dada la mala calidad del audio, se encargó traducir del Árabe al Inglés a tres equipos: a los servicios oficiales del gobierno, a George Michael, del Servicio Diplomático de Idiomas, y a Kassem Wahba, coordinador de estudios en árabe de la Universidad John Hopkins. Las tres versiones fueron luego contrastadas hasta eliminar las discrepancias. Hemos tomado la traducción al Español publicada por el diario El País, de España. Hemos resaltado las expresiones del Sheik, que aparentemente habla como y por los creyentes.

 

Diálogo

Jeque [apenas se oye]. Nos has dado armas, nos has dado esperanzas, y damos gracias a Alá por ti, no queremos hacerte perder mucho tiempo, pero éste es el arreglo de los hermanos. Ahora la gente nos apoya más, incluso la gente que no nos apoyaba en el pasado nos apoya ahora. No quería hacerte perder mucho tiempo. Rezamos a Alá. Rezamos a Alá. Venimos de Kabul, estamos muy contentos de visitarte, que Alá os bendiga a los dos (Ayman al Zawahri ¿), y a vuestra casa y al campamento. Pedimos al conductor que nos trajese, era una noche de luna llena, gracias a Alá. Créeme, esto no está en el campo. Los más viejos, todo el mundo celebra lo que hiciste, que fue primero y sobre todo por la gracia de Alá. Ésta es la guía de Alá, fruto de la guerra santa. Es una clara victoria. Alá nos ha premiado... nos honra... y nos bendecirá y nos dará mas victorias'

Bin Laden. Gracias a Alá. ¿Cuál es la postura de las mezquitas allí [en Arabia Saudí]?

Jeque. Honestamente están de acuerdo. Al Bahrani dio un buen sermón en su clase después de las oraciones de la puesta del sol. Fue grabado. Se supone que tendría que haberme traído el vídeo, pero tuve que marcharme inmediatamente.

Bin Laden. ¿El día de los ataques?

Jeque. Justo a la hora de los ataques, precisamente a esa hora. Él (Bahrani) dio un sermón impresionante. Gracias a Alá por sus bendiciones. Él fue el primero en escribir después de los atentados. Le visité dos veces en Al Qasim.

Bin Laden. Gracias a Alá.

Jeque. Esto es lo que le pedimos a Alá. Él (Bahrani) dijo a los jóvenes: 'Estáis pidiendo el martirio, y os preguntáis dónde debéis ir [para el martirio]'. Alá les estaba incitando a ir. Le pedí a Alá que me dejase ser testigo de la verdad delante del gobernante injusto. Le pedimos a Alá que le protegiese y que le diese el martirio después de que él emitiese la primera fatwa [decreto islámico]. Él fue detenido para ser interrogado, como ya sabes, cuando fue llamado y le pidieron que firmase, él les dijo: 'No me hagáis perder el tiempo, tengo otra fatwa, si queréis, puedo firmar las dos al mismo tiempo'.

Bin Laden. Gracias a Alá.

Jeque. Su postura es realmente muy valiente. Cuando le visité por primera vez hace un año y medio me preguntó: '¿Cómo está el jeque Bin Laden?'. Te manda un saludo especial, igual que el jeque Sulayman Ulwan, está preocupado; él emitió una maravillosa fatwa, que Alá le bendiga. Milagrosamente yo le oí en la emisora de radio de Quram, era extraño porque él [Ulwan] sacrificó su puesto que era equivalente a director. Fue transcrito palabra por palabra. Los hermanos lo escucharon con atención; yo lo oí brevemente antes de las oraciones de la tarde. Él [Ulwan] dijo que esto era una guerra santa y que esa gente no era inocente [refiriéndose a las víctimas de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono]. Él lo juró por Alá. Esto fue comunicado al jeque Sulayman Al [Umar]. Alá le bendiga.

Bin Laden. ¿Y qué hay del jeque Al Rayan?

Jeque. Honestamente, no le he podido ver. Mis movimientos estaban muy limitados.

Bin Laden. Alá le bendiga, eres bienvenido.

Jeque [describiendo el viaje hacia la reunión]. Ellos nos trasladaron hasta el lugar y pensé que la reunión sería en diferentes cuevas de las montañas; así que me sorprendí mucho al ver que la casa de invitados estaba muy limpia y era muy cómoda. Gracias a Alá. Sabemos que este lugar es seguro. Gracias a Alá. El lugar es limpio y muy cómodo.

Bin Laden. Cuando la gente observa un caballo fuerte y otro débil, por naturaleza se quedará con el caballo más fuerte. Éste es sólo un objetivo. Aquellos que quieran rendir culto a Alá sin seguir su doctrina se equivocan, nosotros seguiremos la doctrina de Mahoma.

[A continuación, Bin Laden enumera unos versos cortos e incompletos].

'A mí me ordenaron que luchara contra esta gente hasta que vean que no hay otro Dios que Alá y su profeta Mahoma'.

'La gente puede preguntar: ¿Por qué queréis luchar contra nosotros?'

'Hay una asociación entre aquellos que dicen: Creo en un dios y Mahoma es su profeta y aquellos que no... [apenas se oye].

'Aquéllos que no siguen la fe verdadera. La fe de Mahoma, la fe real. Ellos simplemente aceptan lo que se dice al pie de la letra'.

Aquellos jóvenes que llevaron a cabo las operaciones no aceptaban cualquier fe en términos populares, sino la que trajo el profeta Mahoma. Aquellos jóvenes... [apenas se oye] pronunciaron con hechos en Nueva York y Washington discursos que ensombrecían cualquier otro discurso en cualquier otra parte del mundo. Estos discursos los entienden árabes y no árabes, incluso los chinos. Está por encima de lo que los medios de comunicación han dicho. Algunos de esos medios han dicho que en Holanda, en uno de los centros, el número de personas que abrazaron el islam durante los días que siguieron a las operaciones fue mayor que los que lo hicieron en los últimos 11 años. Oí a alguien en una radio islámica, propietario de una escuela en América, decir: 'No damos abasto con las peticiones de gente que pregunta por libros islámicos para aprender sobre el Islam'. Estos hechos han hecho pensar a la gente [sobre el verdadero Islam], lo que beneficia enormemente al islam.

Jeque. Cientos de personas dudaban de ti y muy pocos te habrían seguido antes de este gran acontecimiento. Ahora, cientos de personas vienen para sumarse a ti. Recuerdo una visión del jeque Salih Al-Shuaybi. Él dijo: 'Habrá un gran hito y la gente acudirá por cientos a Afganistán'. Yo le pregunté [a Salih]: '¿A Afganistán?' Él contestó: 'Sí'. Según él, los únicos que se quedarán detrás serán los impotentes mentales y los hipócritas. Recordé sus palabras sobre que cientos de personas acudirían a Afganistán. Tuvo esta visión hace un año. Este hecho ha permitido discriminar las distintas clases de seguidores.

Bin Laden [apenas se oye] ... calculamos por adelantado el número de bajas del enemigo, los que morirían de acuerdo con la posición de la torre. Calculamos que los pisos que recibirían el impacto serían tres o cuatro. Era lo más optimista. [Apenas se oye]... por mi experiencia en este terreno, creía que el fuego provocado por el combustible del avión fundiría la estructura de acero y haría derrumbarse el área en el que el avión chocó y solamente las plantas por encima de él. Es todo lo que esperábamos.

Jeque. Bendito sea Alá.

Bin Laden. Estábamos en... [apenas se oye] cuando ocurrieron los hechos. Fuimos informados desde el miércoles previo de que ocurriría ese día. Habíamos acabado nuestro trabajo aquel día y teníamos la radio encendida. Eran las 5.30 p.m. de nuestra hora. Yo estaba sentado con el doctor Ahmad Abu-al [Khair]. Inmediatamente, oímos la noticia de que un avión había chocado contra el World Trade Center. Sintonizamos en la radio las noticias de Washington y no hicieron mención del ataque hasta el final. Al final de las noticias informaron de que un avión acababa de impactar contra el World Trade Center.

Jeque. Bendito sea Alá.

Bin Laden. Pasados unos minutos, anunciaron que otro avión había impactado contra el World Trade Center. Los hermanos que lo oyeron se pusieron contentísimos por la noticia.

Jeque. Escuché las noticias y estaba sentado. Nosotros no pensamos en nada. De repente, llegaron las primeras noticias y todo el mundo se puso muy feliz. Hasta el día siguiente por la mañana hablaban de lo que había ocurrido. Nosotros nos quedamos levantados hasta las cuatro en punto, escuchando las noticias, cada vez un poco distintas, todo el mundo estaba feliz y decían: 'Alá es grande, Alá es grande', 'Estamos agradecidos a Alá', 'Bendito sea Alá'. Y yo estaba feliz de ver la felicidad de mis hermanos. Ese día, las felicitaciones llegaban por teléfono sin cesar. La madre recibía llamadas continuamente. Gracias a Alá, Alá es grande, bendito sea Alá.

[Citando versos del Corán].

Jeque. Luchemos contra ellos, Alá les torturará, con tus manos, los torturará. Acabará con ellos y te dará la victoria. Alá perdonará a los creyentes, él tiene conocimiento de todo.

No hay duda de que es una clara victoria. Alá nos ha premiado... nos honra... y nos bendecirá y nos dará más victorias durante el mes sagrado del Ramadán. Y esto es lo que todo el mundo espera. Gracias a Alá América ha salido de sus cuevas. Nosotros le dimos el primer golpe y el siguiente le golpeará con las manos de los creyentes, de los buenos creyentes, los creyentes fuertes. Por Alá, este es un gran trabajo. Alá prepara para ti una gran recompensa por este trabajo. Siento hablar en tu presencia, pero son sólo pensamientos, sólo pensamientos. Por Alá, no hay otro dios que él. Vivo en la felicidad, en la felicidad... No la había experimentado, o sentido, en mucho tiempo. Recuerdo las palabras de Al Rabbani, el dijo que había logrado una coalición contra nosotros durante el invierno con infieles como los turcos y otros, y algunos árabes. Y nos rodearon como en los días... en los días del profeta Mahoma. Exactamente como está ocurriendo ahora. Pero él confortó a sus seguidores y dijo: 'Esto se va a dar la vuelta y les devolverá el golpe'. Y esto es una gracia para nosotros. Y una bendición para nosotros. Y traerá a la gente de vuelta. Mira qué sabio era. Y que Alá le bendiga. Y llegará el día en que los símbolos del islam se levantarán y será como en los primeros días de Al Mujahedin y Al Ansar [algo parecido a los primeros días del islam]. Y la victoria para aquellos que siguen a Alá. Finalmente dijo, si es lo mismo, como en los viejos tiempos, como Abu Bakr y Othman y Alí y otros. En estos días, en nuestros tiempos, será la mayor victoria de la guerra islámica en las historia del islam y de la resistencia contra los perversos.

Por Alá mi jeque. Te felicitamos por el gran trabajo. Gracias a Alá.

[Segundo fragmento de la visita de Bin Laden].

Osama Bin Laden. Abdalá Azzam -Alá bendiga su alma- me dijo que no grabara nada [apenas se escucha], así que pensé que esta era una buena profecía, y que Alá nos bendiga [apenas se oye]. Abu al Hassan al Masri, que apareció en Al Yazira hace un par de días y les dijo a los americanos: 'Si sois hombres de verdad, venid aquí y enfrentaos a nosotros'... [no se escucha]. Él me dijo hace un año: 'He visto en un sueño que estábamos jugando un partido de fútbol contra los americanos. Cuando nuestro equipo salió al campo, ¡todos eran pilotos!'. Él me dijo: 'Así que me pregunté si era un partido de fútbol o un partido de pilotos. Todos nuestros jugadores eran pilotos'. Él [Abu Al Hasan] no sabía nada de la operación hasta que lo oyó en la radio. Dijo que en el partido nosotros les derrotábamos. Esa era una buena profecía para nosotros.

Jeque. Bendito sea Alá.

Voz no identificada de alguien fuera de cámara. Abd al Rahman al (Ghamri) dijo que había tenido una visión, antes de la operación, de un avión estrellándose contra un edificio alto. Él no sabía nada de esto.

Jeque. Bendito sea Alá.

Sulayman [Abu Guaith]. Estaba sentado con el jeque en una habitación, entonces me fui a otra habitación donde había un aparato de televisión. La televisión dio el gran acontecimiento. La escena mostraba a una familia egipcia sentada en su salón, y estallaron de alegría. ¿Sabes cuándo hay un partido de fútbol y tu equipo gana? Era la misma expresión de alegría. Había un subtítulo que decía: 'En venganza por los niños de Al Aqsa, Osama Bin Laden ejecuta una operación contra América'. Entonces me volví hacia el jeque [refiriéndose a Bin Laden], que estaba sentado en una habitación con 50 ó 60 personas. Intenté contarle lo que había visto, pero él hizo un gesto con sus manos, diciendo: 'Lo sé, lo sé'.

Bin Laden. Él no sabía de la operación. No todos sabían [apenas se oye]. Mohamed [Atta], de la familia egipcia [refiriéndose al grupo egipcio de Al Qaeda], estaba a cargo del grupo.

Jeque. Un avión estrellándose contra un edificio alto está fuera de la imaginación de cualquiera. Es un gran trabajo. Era uno de los hombres más piadosos de la organización. Se convirtió en un mártir. Alá bendiga su alma.

Jeque [refiriéndose a los sueños y visiones]. El avión que él vio estrellándose en un edificio había sido visto antes por más de una persona. Una persona muy religiosa dejó todo y vino aquí. Me dijo: 'He tenido una visión, estaba en un avión enorme, largo y ancho. Lo llevaba sobre mis hombros y caminaba medio kilómetro desde la carretera hacia el desierto. Estaba arrastrando el avión'. Le escuché y recé a Alá para que le ayudase. Otra persona me contó que el año pasado él vio algo, pero no le entendí y así se lo dije.

Él dijo: 'He visto a personas que se han marchado a la guerra santa... y que se encontraron a en Nueva York... en Washington'. Entonces yo le pregunté: '¿Qué es esto?'. Él me dijo que un avión se había estrellado contra un edificio. Eso fue el año pasado. No hemos vuelto a pensar sobre este asunto. Pero cuando ocurrieron los ataques vino y me dijo: '¿Lo has visto...? Esto es extraño'.

También tengo otro conocido... Dios mío... él dijo y juró por Alá que su mujer pudo ver los ataques una semana antes de que ocurriesen. Ella vio cómo el avión se estrellaba contra el edificio... es algo increíble, Dios mío.

Bin Laden. Los hermanos que llevaron a cabo la operación sólo sabían que se enfrentaban a una operación de martirio... les pedimos uno a uno que partiesen hacia América, pero ellos no sabían nada sobre el asunto, ni tan siquiera una palabra. Pero estaban entrenados y nosotros no les desvelamos nada hasta que se encontraban ya en América, justo antes de embarcarse en los aviones. [no se oye] Aquellos que estaban entrenados para volar no sabían nada de los demás. Un grupo no conocía nada del otro grupo... [apenas se oye. Alguien en la multitud pide a Bin Laden que le cuente al jeque el sueño de Abu Daud]

Bin Laden. Estábamos en el campo de entrenamiento de uno de los guardas de un hermano en Kandahar. Este hermano pertenecía a la mayoría del grupo. Él se acercó y me contó que tuvo un sueño en el que veía un edificio alto en América, y en el mismo sueño veía a Mujtar enseñándoles kárate. En ese momento, me preocupó que el secreto fuese descubierto si todo el mundo empezaba a tener esas visiones en sus sueños. Por lo tanto, zanjé el asunto. Le dije que si tenía otro sueño parecido no se lo contase a nadie, porque la gente se preocuparía por él.

[Una voz de otra persona se escucha entre la multitud relatando un sueño en el que dos aviones se estrellan contra un gran edificio].

Bin Laden. Ellos estaban contentísimos cuando el primer avión impactó contra el edificio, pero yo les dije: 'Sed pacientes'. La diferencia entre el impacto del primer avión y el del segundo fue de 20 minutos. Y la diferencia entre el primer avión y el que se estrelló contra el Pentágono fue de una hora.

Jeque. Ellos [los americanos] estaban aterrorizados pensando que se trataba de un golpe de Estado.

[Nota: Ayman al Zawahri dice primero que él confía en que Bin Laden esté al tanto de lo que están diciendo los medios de comunicación. Después dice que era la primera vez en que los americanos sentían que estaban en peligro].

Bin Laden [recitando un poema]. He sido testigo de que contra la cuchilla afilada ellos afrontan las dificultades y permanecen juntos... Cuando la oscuridad se cierne sobre nosotros y somos mordidos por un diente afilado, digo: Nuestras casas han sido inundadas con sangre y el tirano se pasea libremente en nuestras casas... Y desde el campo de batalla se desvanece el brillo de las espadas y los caballos... Y sobre los llantos escuchamos el redoble de tambores. Ellos están atacando a sus fuerzas mientras gritan: 'No pararemos nuestras incursiones hasta que no liberéis nuestras tierras'.

 

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters