Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Sabado 16 de diciembre del 2017
 
Google







free counters
Afganistán - Posible Región Diana

Afganistán - Posible Región Diana

Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com

 

 

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

 

Introducción

Nadie sabe a ciencia cierta cuál será el escenario de la reacción de Estados Unidos, pero hasta ahota todo hace suponer que será Afganistán o al menos su gobierno controlado por los Talibanes. Poco es lo que se conoce en los países de nuestra región sobre ese país por lo que aconsejamos asesorarse yendo por ejemplo al The World Facts Book de la Central de Inteligencia de los Estados Unidos, un referente obligado en temas de Atlas del Mundo y allí van a encontrar una síntesis del primer país de su listado alfabético: Afganistán, de la cual extrajimos el mapa que mostramos abajo. Es uno de los países más pobres de la tierra, uno de los más inhóspitos por su clima y uno de los que tienen la menor esperanza de vida para sus casi 26 millones de habitantes, menos de 46 años, aunque país clave de tránsito “intercultural”. Su frontera más amplia la tiene con Pakistán, irreconciliable enemigo de la India, con Irán y con Uzbekistán, Tirkmenistán y Tajikstán, ex integrantes del ex bloque soviético.

.

 

Hemos incluido en éste estudio opiniones de expertos y unos mapas que muestran el despliegue militar de Estados Unidos en esa región del mundo.

 

Afganistán, un país al que sólo dominó Gengis Khan

Alberto Llano

Del diario El País de España,  Desde Washington

``Afganistán se ha convertido en una amenaza a la seguridad mundial envuelta en una catástrofe humanitaria''.

Así describía el pasado julio un artículo de la revista británica Jane's este país de Asia Central, uno de los más pobres del mundo, que lleva más de 20 años en guerra. Y lo peor parece que está aún por llegar.

Desde el martes, el mundo mira a este país como el inevitable escenario de la represalia norteamericana a los salvajes atentados que ese día destruyeron las Torres Gemelas de Nueva York y parte del Pentágono en Washington. La protección concedida por las autoridades afganas durante cinco años a Osama bin Laden, a quien Washington considera el sospechoso número uno de los ataques, ha puesto su territorio en el centro de la diana de la máquina bélica de Estados Unidos.

Ayer, la población vivía la tensión y el miedo de un ataque inminente, empaquetaba sus pertenencias y abandonaba a toda prisa los núcleos urbanos.

La ONU calculaba, en un comunicado emitido ayer desde Islamabad, en el vecino Pakistán, que la simple amenaza de Washington y la hambruna que azota el país desde hace meses produciría hasta 1.5 millón de nuevos desplazados, nuevos parias que se suman a los casi cuatro millones de afganos refugiados actualmente en Irán y Pakistán.

Pero la venganza de Estados Unidos no será fácil.

En Afganistán encallaron el Imperio Británico en el siglo XIX y la Unión Soviética en el XX (1979-1989). Tan sólo los mongoles bajo Gengis Khan conquistaron el país. Pero eso ocurrió en el año 1219.

La situación geográfica de Afganistán, encajonado entre cuatro gigantes -la antigua URSS, China, India e Irán-, se ha convertido en una maldición estratégica a lo largo de su historia. Principal productor de opio del mundo, poseedor de inmensas reservas inexplotadas de gas natural, tierra de paso del transporte del petróleo del Golfo Pérsico, su territorio ha sido objeto de la rebatiña de las grandes potencias y de los poderes regionales.

Los resultados de esa codicia han sido demoledores: además de cientos de miles de muertos, Afganistán es hoy día el país más minado del mundo (el autor se refiere a minas terrestres por millones), la esperanza de vida de su población es tan sólo de 46 años y únicamente el 25% de los adultos sabe leer.

Para empeorar las cosas, en noviembre de 1994 entraban en escena los talibán, literalmente ``los estudiantes de la religión musulmana'', cuyo sueño de construir en pleno siglo XX un emirato medieval basado en la interpretación más rígida del Islam venía a dar la puntilla a todos los esfuerzos modernizadores que diversos regímenes liberales habían intentado poner en práctica desde la década de los veinte hasta los años setenta.

En tan sólo dos años de continuas victorias militares contra los distintos señores de la guerra de Afganistán, en la guerra civil que sucedió a la retirada de las tropas soviéticas por Mijail Gorbachov en febrero de 1989, aquel grupo de jóvenes pashtún, la etnia mayoritaria en el sur y el este del país, reclutados y educados en los campos de refugiados y las escuelas coránicas suníes de Pakistán, lograba en septiembre de 1996 entrar en la capital, Kabul.

 

 

El país de los talibán está en una de las regiones de mayor riesgo atómico del planeta

 

 Luis Prados

Del diario El País de España, 16 de Septiembre del 2001

Un eventual ataque militar de Estados Unidos contra Afganistán tendría su epicentro en una de las regiones con más armas nucleares del mundo. Pakistán, India y, probablemente muy pronto, según la CIA, Irán, disponen de ingenios atómicos. Eso sin contar la ya histórica capacidad nuclear de China o Rusia, heredera del arsenal atómico de las antiguas repúblicas soviéticas.

La feroz rivalidad entre India y Pakistán, marcada por las tres guerras libradas por ambos países en 1947 y 1965 por el territorio de Cachemira y en 1971, cuando la creación de Bangladesh, se convirtió en un auténtico duelo nuclear a partir de mediados de los años setenta. Abrió el fuego India al realizar su primera prueba atómica en 1974. El éxito tecnológico y militar del país vecino llevó a exclamar a Zulficar Alí Bhutto, entonces primer ministro paquistaní: 'Si India construye la bomba, nosotros también la fabricaremos, aunque para ello debamos comer hierba y hojas'. Pakistán se proclamó primera potencia nuclear islámica en 1998 tras empatar con India en pruebas atómicas

Este empeño permitió que Pakistán alcanzara la capacidad nuclear en 1982, y gracias a ello, según muchos analistas, evitar un nueva guerra en Cachemira en 1989. En esta región del norte de India se libra desde hace años un conflicto armado entre una guerrilla islámica separatista que, según Nueva Delhi, cuenta con el apoyo de Islamabad y con veteranos de la yihad afgana entre sus filas, y el Ejército indio, que ha causado ya más de 20.000 muertos.

El enfrentamiento volvió a sobrecoger al mundo en mayo de 1998, cuando el Gobierno indio, formado por los nacionalistas del Partido Bharatiya Janata, anunció la realización de cinco pruebas nucleares. La reacción paquistaní no tardó ni tres semanas, y contestó al desafío indio con otras cinco pruebas atómicas subterráneas. El empate fue celebrado con manifestaciones de orgullo nacional en las calles de las principales ciudades y con titulares en la prensa como éste del diario de Islamabad Ausaf: 'Pakistán, primera potencia nuclear islámica del mundo'. Según analistas norteamericanos, India ha almacenado alrededor de 370 kilos de plutonio, suficiente para construir 75 armas nucleares, frente a una producción por parte de Pakistán de 270 kilos de uranio, con los que podría armar una docena de artefactos atómicos. Pero la desventaja del arsenal paquistaní es corregida por su más sofisticada tecnología -aportada por China y Corea del Norte- y por la posibilidad de disparar sus cargas nucleares desde mísiles y no sólo desde aviones.

Este duelo permanente ha lanzado a los dos países a invertir ingentes sumas en defensa -el 9% del producto nacional bruto de Pakistán frente al 5% de India, según datos del Congreso de EE UU para 1994- y a reforzar sus alianzas internacionales. Pakistán, que es uno de los tres países que, junto con Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, reconocen al régimen talibán de Afganistán, cuenta con el apoyo de Estados Unidos, China, Irán y Turquía. India ha sido un cliente tradicional de Rusia, al que Washington ha intentado aproximarse sólo en los últimos años.

En el caso de Irán, su capacidad nuclear está aún bajo sospecha. Un informe de la CIA difundido a principios de este mes acusaba al régimen de los ayatolás de intentar desarrollar un programa nuclear con la ayuda de Rusia, China y Corea del Norte, que les proporcionarían la tecnología necesaria para ello.

Concretamente, la CIA advierte contra la ayuda dada por Moscú para la construcción de un reactor nuclear en la central iraní de Bushehr. En juego está la construcción de otros dos reactores y una bolsa de 300.000 millones de pesetas que el presidente ruso, Vladímir Putin, no parece dispuesto a dejar escapar tras el acuerdo de cooperación nuclear y militar firmado con Teherán el pasado marzo.

El régimen religioso de Irán, shií, además, aborrece y condena las herejías y la política de los talibán.

 

 

Cuadro de Situación del Escenario

Fuente: diario El País, de España, 16 de Septiembre del 2001

 

 

1. Mapa de los efectivos de Estados Unidos en el Mundo

 

 

 

 

2. Distribución de Efectivos en el Medio Oriente

 

 

 

 

 

 

3. Cuadro de Situación Nuclear del Oriente Medio

 

 

 

 

 

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters