Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Martes 27 de junio del 2017
 
Google







free counters
Opiniones sobre el Ataque del 11 de Septiembre

Opiniones sobre el Ataque

Síntesis preparada por nuestro Editor Jefe Juan Chamero

 

 

 

 

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

 

Introducción

 

A poco de perpetrado el ataque a Estados Unidos, el mundo que ya es UNO, preocupado por su suerte ante las posibles reacciones que éste acto de guerra genera, comienza a opinar. Hemos tratado de recoger y difundir algunas de esas opiniones y comentarlas brevemente pues nadie puede permanecer ajeno a éste problema. Hemos reproducido también opiniones con las cuales disentimos pero las hemos incluido para que Ustedes tengan una muestra del espectro de opiniones posibles. Hemos remarcado con color a los párrafos que nos han parecido más significativos. 

 

 

 El Traumatismo de nuestra Vulnerabilidad, por Norman Birbaum, Profesor emérito de la Universidad de Georgetown y Asesor del Comité Progresista del Congreso de los Estados Unidos hace una autocrítica muy aguda en éste momento crítico, que a nuestro entender le hace muy bien a la modernización de la Opinión Pública Americana. Hay que tener mucha autoridad y coraje para decir lo que dice Birbaum en éste preciso momento. (Ver artículo relacionado de Andrés Oppenheimer).

 

Creemos con Birbaum que Estados Unidos debe ir saliendo poco a poco de su “autismo” político lindante a veces con actitudes de soberbia hacia las culturas y naciones del resto del mundo. Al respecto dice Birbaum: los perpetradores de tan criminales actos lo que han librado es una acción de guerra, en el sentido más contemporáneo de la palabra, contra la nación estadounidense. Está claro que la utilización de un vocabulario denigratorio y criminalizador pretende dar la explicación política más realista posible de por qué ha ocurrido algo que parecía imposible. Pero si seguimos por ese camino, ello nos condenará como nación a instalarnos cada vez más firmemente en la convicción de que Estados Unidos siempre tiene razón, y de que sus críticos y enemigos pueden estar en ocasiones equivocados, pero siempre sufren de una conducta irreductiblemente patológica.

 

 

* Hacia el choque de culturas, por Enrique Gil Calvo Profesor titular de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, nos presenta una correcta definición de “terrorismo” estrategia de guerra tan vieja como el mundo. Gil Calvo plantea la posibilidad de un salto cualitativo de esa estrategia, yendo hacia un “terrorismo global” que aprovecha justamente las posibilidades tecnológicas de la Globalidad. (Ver al respecto nuestro artículo sobre Globalidad).

 

Gil Calvo propone “aplicar la ley y esperar”, de lo cual en lo primero estamos de acuerdo pero en cuanto a lo segundo esperar a qué?. Luego aclara que no hay en vigencia una Ley Internacional y que justamente Estados Unidos con su reciente política unilateral ha desvirtuado a Las Naciones Unidas y a su Consejo de Seguridad y se lamenta de ésta actitud, que a su entender, es caldo de cultivo de un estado “Hobessiano” sin orden internacional, de lucha de todos contra todos.

 

Carga luego las tintas sobre el Estado de Israel al que presenta como una Eva que invita a comer la manzana a Adán. Es cierto que el Estado de Israel surge como pro ahijado de Inglaterra primero y ahora de Estados unidos y que ello fue producto de la mala conciencia europea con la nación judía, pero también es cierto que muchas naciones árabes quieren la extinción de la nación judía.

 

 Golpe a nuestra civilización es una editorial de El País, de España del 12 Septiembre 2001, expresa la preocupación común de la Comunidad Europea: Lo que ha pasado en Estados Unidos puede repetirse en Europa, ya que el factor de emulación del terrorismo, como ha demostrado la historia reciente, es muy grande en un mundo mediatizado. Luego expresa una preocupación generalizada respecto a la prioridad y necesariedad de Paz en el Medio Oriente, diciendo: El conflicto árabe israelí tiene un efecto contaminante global, que hace tiempo se debió atajar. Arafat fue rápido en distanciarse de los ataques y expresar sus condolencias a EE UU. Ariel Sharon debe sacar lecciones de lo ocurrido, y avanzar hacia una distensión.

Con respecto a las profecías seudo científicas y agoreras de Hungtington dice: Es preciso desterrar la idea de que estamos ante una prueba brutal del choque de civilizaciones que pronosticaba Huntington, cuando la sociedad estadounidense, pese a todos sus problemas, es esencialmente pluralista y multicultural. Alejar esa tentación es parte de la complejidad de una sociedad avanzada y plural, una característica con la que no hay que limitarse a convivir, sino de la que cabe sacar fuerza.. Como colofón acuña dos nuevos neologismos: hiperterrorismo y terrorismo globalizado.

 

 La política del odio,  de Juan Luis Cebrián, del Foro sobre el ataque del diario El País de España, habla de la condición necesaria para que se produzcan hechos de ésta macabra naturaleza: el odio. Y al respecto dice: para que existan pilotos suicidas y lunáticos criminales capaces de cometer una agresión tan salvaje e inhumana, es precisa la existencia de un caldo de cultivo previo, en el que el odio constituye el motor principal de las decisiones. Las imágenes difundidas por la televisión de un puñado de niños palestinos aplaudiendo y jaleando el derrumbe de las Torres Gemelas de Nueva York son la nauseabunda consecuencia de una política basada en el enfrentamiento entre los pueblos y el desprecio a los derechos humanos, en muchas latitudes del planeta.

Con respecto a la Globalización expresa: La globalización alcanza ya a todos los habitantes del planeta, aunque a unos como víctimas y a otros como verdugos.

Cierra su artículo con el siguiente colofón: Es preciso un esfuerzo coordinado y persistente de los gobiernos, y que los ciudadanos de los países ricos no contemplen los programas de solidaridad como una manía de los tiempos, sino como el único antídoto posible contra el odio. Para que nunca más veamos a nadie, niños o mayores, celebrar el asesinato de ningún inocente

 

 

 Estados Unidos y el fin del unilateralismo, es una editorial de Andrés Oppenheimer, un analista argentino que es corresponsal extranjero y columnista del Miami Herald y que últimamente ha lanzado una serie de artículos muy valientes incitando al gobierno del Presidente Bush a una autocrítica en cuanto a sus relaciones internacionales, fundamentalmente con sus vecinos de América. Oppenheimer se ha pronunciado sobre lo que podríamos denominar el tema del momento en las relaciones internacionales: la necesidad de terminar con el unilateralismo. Oppenheimer destaca la prioridad de las relaciones internacionales en la política de Estados Unidos que estaba dirigiéndose hacia un aislacionismo duro y hasta soberbio a lo John Wayne.

 

Con respecto a posibles reacciones dice: La reacción inicial de muchos norteamericanos será la de exigir un mayor cierre de las fronteras, y una respuesta bélica unilateral contra los responsables de las masacres de Nueva York y Washington.

 

Y con respecto a referencias concretas del actual unilateralismo de la política exterior de los Estados Unidos expresa: Bush también se retiró del Tratado de Kioto sobre el calentamiento global, y rechazó apoyar la Corte Criminal Internacional aprobada por la ONU hace tres años. Sin embargo, lo que ocurrió esta semana será un recordatorio de que vivimos en un mundo interdependiente.

 

 La Guerra ha comenzado ya. La misma fuente, el Miami Herald publica un artículo de otro de sus columnistas, Vicente Echerri preñado de mensajes estremecedores y a nuestro entender peligrosos para el momento que estamos viviendo todos los que habitamos éste hermoso planeta color esmeralda. Primero cita a las conocidas profecías de Nostradamus. Desgraciadamente mucha gente está echando a volar su imaginación en éste sentido apocalíptico, haciendo incluso referencias a proféticas coincidencias de dudosa validez estadística tales como las que ya han sido extensamente difundidas por algunos medios, sobre el significado del número 911, que en Estados Unidos es el código de emergencias policiales y al mismo tiempo el mes y día del ataque.

 

Luego el autor involucra con ligereza a toda una cultura, en éste caso la árabe, y propicia la semilla de irreconciliación de culturas, justamente todo lo contrario del resto del mundo que trata de conciliar diferencias culturales y religiosas. Vamos decididamente a un Mundo Uno, profundamente interdependiente y en lo económico a una Globalidad que no se muestra muy acogedora para la gran masa pero que no es el producto diabólico de nadie sino simplemente un resultado del crecimiento humano al que podemos y debemos modelar en forma conjunta y civilizada. Cita el autor como ejemplo “irrefutable” a los dichos de Cristo en los cuales según él estaba la semilla de la Inquisición, el Gulag ruso en las teorías de Marx y los ataques terroristas en el Corán. Nos parecen sencillamente conclusiones equivocadas de terrorismo cultural.

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters