! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Sabado 25 de marzo del 2017
 
Google







free counters
El hombre de Neanderthal versus el hombre de Cro-Magnon

Globalidad – Quinta Editorial

Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com

 

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

El hombre de Neanderthal versus el hombre de Cro-Magnon

¿Estaremos ante la posibilidad de un enfrentamiento cultural?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una serie de Divulgación científica

 

A pocos días del pavoroso atentado del 11 de septiembre estaba en el gimnasio practicando una milenaria rutina, el Ba Duan Jin, que hace a la ecuanimidad psicofísica y que requiere justamente un ambiente sereno, ecuánime. Estaba encendida la TV, algo absolutamente desaconsejable pero que es un lugar común de nuestra cultura, hacer algo y simultáneamente escuchar o ver un programa, hecho siempre para llamar nuestra atención. Como había otra gente practicando no tuve más remedio que ver por TV lo que se estaba pasando en ese momento. Afortunadamente era una serie del Discovery Channel que se refería a la coexistencia de dos culturas, la del hombre de Neanderthal y la del hombre de Cro-Magnon, algo que siempre me apasionó. La práctica del Ba Duan Jin requiere que no nos “enganchemos” en distracciones, es decir, dejarlas “pasar”. Eso se llama wu- wei, literalmente dejar pasar en Chino. En situaciones similares las distracciones no me afectaban y todo lo que miraba pasaba sin prácticamente dejar rastro en mi conciencia.

 

No obstante, ya sea por la sensación de angustia que todos estamos viviendo -actualmente estoy residiendo en USA con mi familia- o por algún mensaje particularmente singular, la escena me atrapó, pasando la práctica a un segundo plano. Me puse a pensar acerca de cuál sería el mensaje que me estaba inquietando tanto como para incluso acelerar mi ritmo cardíaco. Era algo que estaba empezando a intuir y deseaba comunicarlo a otras personas.

 

 

El hombre de Neandertal versus el hombre de Cro-Magnon

 

El hombre de Neanderthal era una especie humana que pobló la tierra hace 40.000 a 100.000 años atrás, que dejó de existir aunque coexistió con el hombre de Cro-Magnon, del cual nosotros seríamos sus descendientes con el nombre de “hombre moderno”. Aunque esto no sea exactamente preciso desde el punto de vista científico, lo que se sabe a ciencia cierta es que ambas especies difieren genéticamente pese a ser ambas muy desarrolladas desde el punto de vista de su evolución cerebral: ambas podrían haber sido el ancestro colectivo de lo que hoy somos, el “homo sapiens sapiens”. El hecho es que el hombre de Neanderthal desaparece, según la serie sugería, destruido por el hombre de Cro-Magnon.

 

¿Qué tenía el hombre de Cro-Magnon de superior?. Aparentemente no mucho: las inteligencias eran similares y hasta podría decirse que para algunas situaciones analizadas por los antropólogos era superior la del hombre de Neanderthal, pero el hombre de Cro-magnon tenía una superior capacidad de socialización y/o de comunicación y recientemente algunos antropólogos cifran su supervivencia en su base alimentaria de pescados en lugar de carnes rojas.

 

Discovery Channel es un lugar de excelencia en cuanto a divulgación científica y no me consta ni creo que el tema haya sido activado en éstas circunstancias dramáticas, pero lo que estaba viendo me impresionó como un mensaje peligroso y más aún en un momento que se habla de choque de culturas (ver en nuestros informes anteriores las referencias sobre Hungtigton).

 

Tengamos cuidado con las analogías y estemos prevenido con mensajes de supuestas superioridades. “Ex - antes” de la hipotética confrontación entre el hombre de Neandertal y el hombre de Cro-Magnon, ¿quién hubiera podido adivinar quién iba a ser el vencedor?. Además, en éste caso estamos hablando de un conflicto que hipotéticamente podría extenderse a un enfrentamiento cultural dentro de la misma especie y en el cual, por la masa y poder de los actores, cualquier victoria sería seguramente una “victoria a lo Pirro”, con la posible extinción de la especie humana.

 

 

¿Las culturas inevitablemente chocan o se compenetran?

 

Tenemos el ejemplo positivo de dos culturas muy disímiles, -dentro de la misma especie homo sapiens sapiens -, la Occidental y la del Lejano Oriente, que pese a sus diferencias culturales, se están comprendiendo e ínter penetrando cada día en mayor grado. Las diferencias, explicitadas por pensadores y filósofos durante las últimas décadas del siglo XX, eran tales que a los intelectuales del Lejano Oriente se les hacía cuesta arriba entender a Aristóteles o a Platón y ocurría algo similar a los intelectuales de Occidente para entender el a Lao Tsé o a los maestros Zen, ambos entendimientos cruciales para una mutua comprensión cultural. .

 

Hoy estamos ante un posible enfrentamiento con otra cultura de la cual conocemos muy poco, menos que la del Lejano Oriente: la cultura Islámica. Nuestra ignorancia al respecto es de terror. Miremos cualquier libro de Historia Universal y veamos qué porcentaje le dedica  a ésta cultura. Hasta antes de la Segunda Guerra Mundial ocurría algo similar con las culturas China y Japonesa: se le dedicaba a la historia de esos pueblos unas pocas páginas, 1% a la prehistoria, otro 1% a la historia de China Japón y a otros países de la región y el restante 92% dedicado a Europa y algo de América. Dentro de éste panorama de ignorancia, el Islam ocupa menos de ese espacio, siendo una cultura que le disputó durante siglos la hegemonía a Occidente y que solo en España dominó por espacio de 8 siglos.

 

 

¿Qué sabemos del Islam?

 

Poco y nada. Hoy Occidente se está asentando en lo religioso y en ese sentido, al menos sus dos grandes religiones están empezando a entenderse, el Cristianismo y el Judaísmo. Casi me atrevería a decir que son tres las corrientes religiosas que se están  compenetrando, Cristianismo, Judaísmo y Ateísmo racional. Tal es así que hoy es lugar común hablar de las raíces  judeo cristianas de nuestra civilización y así nos tildan con ira los musulmanes radicalizados.

 

Al respecto, debemos plantearnos seriamente cuáles son en realidad nuestras diferencias culturales con el Islam, profundizar en ellas y elaborar un modelo de coexistencia pacífica y porqué no, de compenetración cultural. Esto es sin dudarlo una necesidad en grado esencial pues si aspiramos a conservar todas las especies vivas del planeta, desde un hongo hasta nuestras mascotas, sería peligrosamente irracional alimentar un pensamiento de confrontación, de dominio o de exterminio de semejantes por diferencias culturales.

 

 

¿Hemos olvidado el horror de las guerras?

 

Mientras no seamos tan salvajes como para destruir nuestras redes de comunicaciones, aprovechemos al máximo las posibilidades que nos brindan y leamos en la Web sobre el horror de las guerras, lo que hemos hecho nosotros o nuestros padres en las últimas guerras, a fin de comprender los extremos peligrosos a los que puede llegar el hombre exacerbado.

 

No repliquemos al horror con el horror pues eso nos conducirá a la extinción de la especie humana. Es función de todos establecer diálogos y de hacer conocer tanto lo bueno  como lo malo aunque lo primero no sea “noticia” ni “negocio” y de identificar a los intereses que pueden interferir con los procesos de entendimiento. Al respecto, escuché el otro día a un comentarista diciendo en una radio de Miami que debajo de Jesús y de Mahoma corren ríos de petróleo. Ese es un caso concreto de interés.

 

 

Hay que identificar lo que queremos, lo que quieren las mayorías

 

Hoy no me cabe duda de que la inmensa mayoría de los cristianos quieren la paz y que jamás ha pasado por las mentes del cristiano común un enfrentamiento genocida con el Islam y tampoco me cabe duda de que la inmensa mayoría del pueblo judío quiere vivir en paz con sus vecinos árabes y que la inmensa mayoría de los musulmanes rechaza un enfrentamiento suicida Jihad versus Cruzados, algo que solo pasa por las mentes calenturientas de unos poco.

 

Si nos dejamos llevar por las mentes exaltadas impulsadas por mezquinos intereses nos vamos a ver todos enfrascados en una guerra total que no queremos. En números, hay hoy 1300 millones de cristianos y 1.100 millones de musulmanes y ambos mega pueblos están cultural, política y geográficamente ínter penetrados. Por ejemplo, en Latinoamérica hay unos 6 millones de musulmanes y otro tanto en Estados Unidos y a su vez, en los países de mayorías musulmanas, hay al menos 50 millones de cristianos, judíos y de otras religiones.

 

 

El Siglo XX ha sido el Siglo de los Genocidios

Oremos fervientemente: ¡Nunca más!

 

 

El siglo XX nos ha dejado un fuerte sabor amargo. Ha sido un siglo de genocidios, raciales, políticos, económicos y religiosos, un siglo que ha amalgamado en forma indecente el rutilante progreso técnico científico con los más perversos genocidios y las más perversas violaciones a los más elementales derechos humanos. Invitamos al lector a recorrer una serie de lugares que hemos escogido en Internet sobre éste tema.

 

Infórmese y vea que los genocidios no tienen demasiado que ver con derechas o izquierdas sino con el propósito perverso de consolidar el poder en manos de unos pocos, sean estos de “derecha” o de “izquierda” y de cualquier religión.

 

El nazismo eliminó a más de 20 millones de personas, pero el comunismo no se quedó corto eliminando a unos 60 millones de “disidentes”, aunque en ese total hay 35 millones de Chinos. Al respecto, quién no ha escuchado cínicos comentarios tales como “después de todo  los Chinos son muchos y además están habituados a coexistir con la muerte”.

 

Algunas estadísticas tenebrosas que hemos extraído de Internet

 

Alemania Nazi (El Holocausto): 21 millones: judíos, rehenes, prisioneros de guerra, gitanos, homosexuales, disidentes, religiosos

Comunismo Soviético (Gulag): Rusia: 15 millones de “disidentes”, rebeldes, minorías étnicas, religiosos

Comunismo Chino: 35 millones de “disidentes”,rebeldes,  minorías étnicas, religiosos

Japón: 6 millones de Chinos y de otros países de Asia

Turquía: asesinato de 1,9 millones de Armenios cristianos

Cambodia: 2 millones asesinados por el Kmher Rouge

Corea del Norte: 2 millones

África: 1,7 millones, por supremacías tribales y políticas

Afganistán: 1,5 millones

Vietnam: 1 millón

Europa del Este: 1 millón

Polonia: 1,6 millones por “depuración étnica”

Pakistán: 1,5 millones por motivos religiosos

Mariscal Tito  en Yugoslavia: 1,2 millones, para mantener a Yugoslavia “unida”

Rwanda: “politicidio”, sin cifras

Bosnia: sin cifras

Croacia: sin cifras

 

Sitios recomendados

·         Genocidios y Depuraciones étnicas de Europa Central y del Este, la ex USSR, el Cáucaso y el Medio Oriente Adyacente 1890-2000, de la Biblioteca de la Universidad Virginia Tech

·         Remember.org, La Memoria - El Cibersitio del Holocausto, dedicado a los 6,5 millones de judíos asesinados por los nazis y a otros 5 millones frecuentemente ignorados.

·         El Centro Simón Wiesenthal, dedicado también al Holocausto y al mantenimiento de la memoria del pueblo judío.

·         El Museo a la Memoria del Holocausto de Estados Unidos, en Washington.

·         Sitio dedicado a la tolerancia religiosa de About.com, su sección sobre el genocidio en el mundo que trae un detalle de los genocidios desde el año 1450 al presente. Recomendamos verlo y que cada uno medite sobre los horrores perpetrados por personas de SU religión. Es adecuado para una profunda autocrítica, y para uego pedir humildemente perdón como hizo el Papa Juan Pablo II.

·         Museo de Genocidios, orientado al genocidio soviético y comunista en general.

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters