Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Lunes 21 de agosto del 2017
 
Google







free counters
Resurgimiento de la Realpolitik

Resurgimiento de la Realpolitik

Por Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

Acumulación de tensiones y detonantes

 

Realpolitik significa política real, generalmente la política internacional, basada en hechos políticos y materiales más que en hechos de naturaleza ideológica o ética.  A las personas interesadas en la política y en especial en geopolítica les sugerimos desempolvar los libros sobre estos temas que hasta el 11 de Septiembre parecían cosa del pasado. La Realpolitik nos dice que siempre hay enormes energías latentes dispuestas a activarse y que lo único que necesitan es un fulminante, un detonador. Un ejemplo, el asesinato del Archiduque Franz Ferdinando, heredero del Imperio Austro Húngaro que fuera asesinado en Sarajevo, hoy Bosnia, por el nacionalista servio Gavrilo Princip y que diera lugar a la Primera Guerra Mundial de 1914.

 

 

 

La Coalición

 

Los hechos del 11 de Septiembre dieron lugar a un cambio muy pronunciado en la política exterior de los Estados Unidos. Lo importante desde el punto de vista de la Realpolitik es la fuerza de éste cambio en términos mundiales. Se pone en marcha un proyecto sobre el que se “invierten” alrededor de 600.000 millones de dólares, una masa de dinero suficiente como para eclipsar a los otros proyectos en curso. Este proyecto va a condicionar a todos los otros proyectos nacionales y multinacionales en marcha y a todas las economías mundiales.

 

Esto puede dar respuesta a las preguntas acerca de cuánto tiempo van a estar las tropas de la Coalición en el Golfo Pérsico y en sus alrededores: nos atreveríamos a decir que todo el tiempo que estimen necesario los principales actores del proyecto, hasta ahora Estados Unidos y el Reino Unido. Los proyectos tienen su inercia en función de su masa y de su movilización y la masa movilizada en éste caso es enorme. La inversión se va a concretar fundamentalmente en proyectos militares y de seguridad que contarán con unanimidad en el frente interno de Estados Unidos y algo más limitada en el caso del Reino Unido. Nadie puede pensar que luego de semejante paso las tropas movilizadas van a volver a sus bases.

 

 

 

¿De la Unipolaridad hacia la bipolaridad?

 

 

A toda acción le corresponde una reacción igual y contraria

 

Esto significa también que es altamente probable que se vaya formando por reacción un proyecto opuesto al proyecto anglo-americano, que va a tener que movilizar también, en dinero y/o en “especies”, una masa similar. Esto significa también que crece la probabilidad de una Cuarta Guerra Mundial, si consideramos que la tercera fue la Guerra Fría. En oportunidad de esa tensa tercera guerra, las dos potencias acumularon tanto poder bélico de destrucción masiva que si el enfrentamiento hubiera pasada de su etapa fría a la caliente no estaríamos aquí para contarlo. La tensión llegó a ser tan fuerte que uno de los polos, la ex Unión Soviética, se desintegró por si sola en forma espontánea, aparentemente en la cúspide de su poder político y militar. A partir de allí, quedó en mundo con una desorientada unipolaridad que siguió creciendo por inercia y sin oposición, en poder económico, poder financiero y en tecnología, dando lugar a lo que hoy conocemos como Globalidad y a la exacerbación de formas patológicas de capitalismo.

 

 

 

Los actores de las guerras son siempre los mismos

 

Quedó también un mundo mucho más informado y con depósitos llenos de armas convencionales y de destrucción masiva que fueron construidas para ser “consumidas”. El Imperio de la unipolaridad, Estados Unidos, se vio tentado hacia una peligrosa “unilateralidad” y por cuestiones de seguridad intentó, sin mucho éxito hasta ahora, controlar el armamento del mundo. Dentro de éste complejo, sombrío y poco estudiado panorama geopolítico nos vamos a encontrar con actores e intereses de todo tipo que no son nuevos. En efecto, el papel que en las dos primeras guerras mundiales desempeñaban los grandes empresarios de armamentos y de productos químicos industriales, tales como Krupp y Bayer en Alemania,  los vamos a ver representados hoy por grandes corporaciones como Microsoft y Novartis respectivamente, y desde el lado de las reacciones populares extremas vamos a ver al sabotaje y a los anarquistas reemplazados por el terrorismo.

 

 

 

Hacia un Orden Mundial compartido

 

Hoy, salvo apoyos nacionales erráticos, débiles y circunstanciales, puede decirse que no hay naciones ni pueblos que se opongan abiertamente al proyecto anglo-americano pero creo que es muy probable que se vaya formando un bloque antagónico cada vez más visible, un segundo polo que restablezca una “entente” mundial más equilibrada y justa, que podría llegar a ser la semilla de un nuevo orden mundial, pero diferente del “Nuevo Orden Internacional” imaginado por George W. Bush padre  durante su presidencia, centralizado en Estados Unidos, pues ello no sería ya posible en un Mundo Uno. Hoy, estamos en presencia de una verdadera “guerra asimétrica”, con Estados Nacionales por un lado y por el otro grupos y bandas armadas, terroristas y no terroristas. La Coalición debe entender que con o sin terrorismo, se va a formar otro polo de opinión mundial  - casi podríamos decir que ya se estaba formando previo a los hechos detonantes del 11 de Septiembre - y que la formación de un polo visible es infinitamente mejor que un escenario de guerra asimétrica, de pánico generalizado y sin nadie visible a quien

enfrentar.

 

Sería un error que la Coalición piense - e influya en la Opinión Pública del mundo Occidental para que comparta su pensamiento -  que en un solo polo reside la libertad, la racionalidad, la ética y en el resto del mundo, la barbarie, la irracionalidad, la esclavitud o que piense y difunda que lucha por la superación de la especia humana en contra de los que buscan el retorno a la edad de piedra. Por otra parte, la guerra asimétrica juega a favor del terrorismo, que por su invisibilidad, convierte a cada terrorista en un soldado tremendamente eficiente. Un ejemplo, el terror provocado por el ántrax, donde unas pocas personas enviando unos pocos sobres con o sin esporas de ántrax producen pánico colectivo y perdidas económicas multimillonarias, en una relación de varias decenas de mil a uno.

 

 

 

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters