Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Domingo 20 de agosto del 2017
 
Google







free counters
El Modelo Político Empresarial

El Modelo Político Empresarial

¿Ocaso del Estado nacional?

Una forma de leer las noticias locales e Internacionales

 Por Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com, 29 de Mayo 2002

 

Fuentes: NYT, el New York Times,  Progressive.org,; El Universal, Reforma,  Historia del Milenio, Sitio Histórico de México; FAS, Federación de Científicos Americanos; The Education Guardian, de Londres; AP, El País, La BBC, Global Policy, Los Angeles Times, Clarín, Moscú Times, Carnegie Endowmentfor International Peace, The Miami Herald, Global Policy

 

 

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

Un Modelo sin sexo ni ideología política

 

 

La geopolítica del Mundo está cambiando en forma muy acelerada dentro del fenómeno-contexto dominante al que denominamos Globalidad. A partir del fin de la Guerra Fría, el mundo se hace unipolar, con Estados Unidos como polo dominante, pero también a partir de ese momento comienzan a debilitarse los Estados Nacionales a favor del lo que hemos denominado Modelo Político Empresarial. Éste modelo, se comporta como un sistema político, enorme, difuso, aún sin una inteligencia humana central, basado exclusivamente en el beneficio económico, más financiero que económico y donde los Estados Nacionales son reemplazados por Grandes Corporaciones, enormes concentraciones de capital, asociadas en su exterior a marcas, producto y servicios pero homogeneizadas en su interior en términos de capital y estructura.

 

Los motores y entes reguladores tradicionales, Partidos Políticos, Fuerzas de Seguridad, Sindicatos, Iglesias, Sociedades de Base, Fuerzas Vivas, Organizaciones Internacionales  y Naciones Unidas, pasan a ser reemplazados por esas grandes corporaciones con sus propias fuerzas de seguridad, El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, Clubes de Finanzas Internacionales, la Organización Mundial de Comercio y el Mundo Bursátil y del Seguro. Actualmente se está en pleno proceso de cambio pues coexisten ambas instituciones, aumentando la confusión general.

 

 

Coexistencia con el Modelo de Estado nacional

 

De seguir así, y de no mediar una reacción mundial, los estados nacionales comenzarán a ser meras instituciones museo. La Clase de los Ejecutivos reemplazará a la Clase Política y finalmente las sociedades tales como los Estados Nacionales, atados a una tierra, a una tradición y a una cultura, dejarán paso a una Sociedad basada únicamente en intereses, administradora de la riqueza del planeta.

 

Esto no es ciencia-ficción, ya ha sido planteado por grande sociólogos, filósofos y políticos, lo que ocurre es que jamás imaginamos que estaríamos tan cerca de llegar a un punto de inflexión del clásico modelo de Estado Nación, que tiene ya más de 4 siglos. El primer modelo, en el que todos hemos sido criados, está en decadencia por ser ineficiente pero responde a nuestros principios íntimos, es esencialmente humano.

 

Éste modelo es como nosotros, ama y odia, tiene amigos y enemigos, pero es sensible, y se fundamenta en valores. El segundo, es eficiente pero no es como nosotros, por eso a la larga aliena a sus operadores, no odia ni ama, no tiene amigos ni enemigos sino clientes, empleados, socios y proveedores. El primero ha sido responsable de grandes catástrofes y hasta de genocidios, pero siempre o se ha detenido a tiempo o ha encontrado opositores. El segundo, seguramente va a provocar genocidios pero difícilmente puedan aparecer fuerzas de reivindicación pues todo, absolutamente todo, es negociable. Por el bien de la humanidad, ¡tratemos de encontrar un modelo alternativo!.

 

 

Necesidad de un modelo de lectura de la realidad

 

Esta realidad se hace difícil de ver pues los medios, que pese a ser corporaciones aún deben responder al veto y al control de los estados nacionales, dentro de los cuales operan, informan parcialmente, desinforman a veces y pocas veces tratan de ver más allá de lo inmediato y trivial. Veamos por ejemplo los temas de la última quincena, formando aparentemente un mosaico multicolor y heterogéneo si no vemos algo común entre ellos a la luz de un modelo de lectura

 

 

1. El Mullah Omar y Osama ben Laden aparecen nuevamente, gozando de buena salud;

 

2. La India y Pakistán al borde de un enfrentamiento nuclear;

 

3. Continuidad de los enfrentamientos entre Israel y los Palestinos, con renovado espíritu de mutuo exterminio y marcado debilitamiento interno de ambos líderes, Sharon y Arafat, respectivamente;

 

4. El gobierno de Estados Unidos advierte a su pueblo que se prepare para un ataque igual o más terrible que el del 11 de Septiembre;

 

5. Comienza tempranamente el debilitamiento de George W. Bush, por las acusaciones acerca de haber estado informado sobre un inminente ataque y no haber tomado las medidas defensivas necesarias;

 

6. Recrudece el sentimiento anti inmigrante en todo Estados Unidos;

 

7. Estados Unidos y Rusia firman un acuerdo de desarme nuclear progresivo pero recelan el uno del otro. Los diarios de Estados Unidos dicen temer que Rusia venda armas nucleares a Irán. Recíprocamente, es probable que los diarios rusos hablen de la posibilidad de que Estados Unidos proporcione armamento a los Chechenos o aún peor, que se decida a atacar a sus habituales proveedores de petróleo

 

 

 

Todo esto es un paquete o “cluster” de información relacionada, a la luz de un modelo d lectura sobre lo que está ocurriendo en el mundo. También conforman un cluster las siguientes noticias:

 

8. Argentina se disocia por la falta de trabajo, la quiebra del aparato productivo, la quiebra del sistema bancario y la corrupción de su clase política;

 

9. México teme que pese a la aparente estabilidad de su moneda pueda ocurrirle otro tanto parecido (a Argentina). Ya llevan 18 meses de recesión industrial, a lo que se suma el progresivo traslado de la Maquila a países del Asia y se teme por el regreso de cientos de miles de trabajadores, legales e ilegales,  que han emigrado a los Estados Unidos en las últimas décadas. A esta situación angustiante se suma el problema de la deuda de agua de Chihuahua en la frontera con Texas;

 

10. Colombia aparece como fragmentada territorialmente, sumida en el terror y en la anarquía, estando las FARC a un paso de ser consideradas fuerzas terroristas internacionales. En mal momento, cientos de miles de Colombianos reclaman de Estados Unidos un trato preferencial y ser considerados refugiados;

 

11. Brasil aparece enfrentando a Estados Unidos y se muestra solidario con Argentina y El Mercosur. Eso no hubiera preocupado demasiado a Estados Unidos si un hombre como Lula, tildado cuanto menos de “populista”,  no tuviera grandes probabilidades de llegar a ser Presidente de Brasil;

 

12. Venezuela, se muestra “populista”,  independiente de Estados Unidos y estrechando fuertes lazos con Cuba, con un modelo muy similar al del peronismo de Perón, del tipo Pueblo – Sindicatos – Fuerzas Armadas, dispuesto a defender sus recursos naturales de la codicia del Modelo Político Empresarial ya mencionado;

 

13. En Perú el pueblo ya comienza a hartarse de Toledo y de sus promesas imposibles de cumplir. Los que explotan no son Sendero Luminoso ni movimientos guerrilleros similares sino la gente común, sumado a los indígenas, que inicialmente apoyaron a Toledo por ser uno de ellos;

 

14. Termina de publicarse y se ha agotado un reciente libro, Ojos Vendados, del Andrés Oppenheimer, columnista del Miami Herald,  que trata de la corrupción en México y en Argentina, sobre los Paraísos Fiscales y sobre mentados casos de corrupción de la última década. Sus conclusiones son alarmantes y muestran la dualidad planteada por Sor Inés de la Cruz: ¿Quién peca más?, ¿Quién peca por la paga o el que paga por pecar?. El libro dice que durante la Guerra Fría, Estados Unidos permitió y hasta alentó que la corrupción avanzara en las clases políticas de nuestra región y ahora, volver atrás, sería prácticamente imposible según calificados funcionarios y ex funcionarios del gobierno norteamericano (¡?). Oppenheimer, como un Don Quijote moderno, propone la creación de Listas de Transparencia Internacional aplicables no sólo a los Estados Nacionales sino a las Corporaciones Empresarias. En el libro, que extrañamente está prácticamente agotado en su segunda edición pese a no ser muy conocido en nuestra región (¿habrá sido comprado en lote para que sea poco leído?), varios Sancho Panza bien modernos y conocidos, plantean la imposibilidad práctica de llevar a cabo esa idea.

 

15. China entra con paso firme en la Organización Mundial de Comercio. La nación más grande del mundo, relativamente pobre con relación a Estados Unidos,  Europa y Japón, pero dispuesta a sacrificar una vez más varias generaciones, puede cambiar las reglas de juego del Comercio Internacional y hasta contribuir a crear su propio mercado.

 

 

Este cluster de noticias aparenta ser bien heterogéneo mirado como conjunto de noticias aisladas, pero nos dice mucho a la luz del Modelo Político Empresario y del debilitamiento del “Estado Nacional” incluso de Estados Unidos. Los puntos 8, 9, 10 y 14 nos hablan de una posible causa de lo que está sucediendo en países líderes de nuestra región: el retiro abrupto del factor capital, sin presentar excusas, ni plan de retiro progresivo, ni indemnizaciones de ningún tipo (y lo alarmante es que la clase política de esos países no les pide tampoco explicaciones).

 

Recuerdo al respecto una profunda reflexión del Dr. Arturo Frondizi, un ex Presidente de Argentina, político de raza y gran estadista, en una conferencia dada en la Universidad de Buenos Aires: “ ....de mi visita al Vaticano, aprendí (nadie le preguntó por qué había aprendido eso en el Vaticano) una cosa mis queridos estudiantes, el capital no le teme ni a los secuestros ni a la inestabilidad social, le teme únicamente a la baja rentabilidad”. En nuestros países, el capital ha contribuido a corromper la clase política, para hacer grandes beneficios en poco tiempo y luego, agotado el tesoro, abandonan nuestras tierras, rápido y sin más trámite.

 

Nota: Aclaro que no estoy en contra del capital, el cual es un elemento necesario de la economía, sin capital no hay economía, tal como la concebimos hoy, salvo retornar a estadios muy primitivos. El capital debe ser controlado, hay cosas que puede hacer y otras a las que su acceso debe estar vedado. El capital, a través de sus dueños, tenedores o personeros, debe adquirir compromisos, como lo adquieren las personas físicas y jurídicas y esos compromisos deben ser controlados por los Estados Nacionales y/o por las Cortes Internacionales en los casos de las compañías internacionales.

 

 

Participe Usted en un juego de Geopolítica

 

Invitamos a nuestros lectores a realizar el siguiente ejercicio intelectual. Ponga en una hoja los siguientes actores, fenómenos y acciones:

 

Guerras

Globalidad

Corrupción

Terrorismo

Neocolonialismo

Explosión Social

Tensiones Políticas Domésticas

Tensiones Políticas Internacionales

Debilitamiento de las Instituciones Básicas

 

Y trate de hacer un “grafo” con flechas de causa efecto entre ellos. Por ejemplo, puede hacer la hipótesis que las tensiones internas debilitan las instituciones, que el neocolonialismo provoca explosiones sociales y que a su vez las explosiones sociales pueden ser caldo de cultivo de un terrorismo nacional primero e internacional después. Agregue a su gusto otros ingredientes como podrían ser: pobreza, exportaciones, importaciones, desocupación, etc. Lo invitamos a enviarnos su grafo y los iremos comentando y publicando. ¡Gracias!.

 

Finalmente, en los últimos días ha sido noticia la vista del ex Presidente de los Estados Unidos, James Carter  a Cuba, nada menos que a la Cuba de Fidel Castro, quien se mantiene en el poder luego de 43 años. Esto no es algo aislado ni debe creerse que obedece al simple deseo de Carter y de sus seguidores de establecer un contacto fraternal con Cuba, sino algo permitido por el gobierno de Estados Unidos y que contó con gran apoyo de la Opinión Pública Norteamericana. El discurso de James Carter en la Universidad de La Habana es una pieza de oratoria, firme, flexible y sutil, que intenta establecer un puente con una nación que en plena Guerra Fría adoptó el modelo socio político de la ex Unión Soviética, la perla del Caribe, una zona estratégica y a tiro de cañón de Estados Unidos. Cuba, en su momento, fue una inclusión similar a la de Israel dentro del Mundo Árabe.

 

Estados Unidos se está quedando solo y alguien “aceptable” tiene que hacer “Relaciones Públicas” con sus vecinos. Estados Unidos tiene un Presidente Republicano que se siente como en su salsa creándose enemigos a diestra y siniestra, y por lo tanto necesita de alguien que sea más flexible. Estados Unidos, pese a su poderío, no puede darse el lujo de echarse en contra a Mexicanos, Cubanos y Centro Americanos y hasta Portorriqueños. Carter demostró tener “cintura política” y sin dejar de ser firme mostró lo que podría ser “la otra estrategia” de Estados Unidos con sus vecinos.

 

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters