Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Lunes 21 de agosto del 2017
 
Google







free counters
ben Laden tiene 51 hermanos que controlan un imperio económico

Osama bin Laden tiene 51 hermanos

que controlan un imperio económico
Por Gustavo Sierra, de la Redacción de Clarín – 16 de Septiembre 2001

 



Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

 

El clan de los Bin Laden es el más poderoso de Arabia Saudita después del propio rey y controla uno de los imperios económicos más grandes del mundo islámico. El ahora "objetivo número uno" del aparato militar estadounidense, Osama bin Laden, es el número 17 de los 52 hijos del jeque Salem bin Laden, un hombre influyente —murió en 1988 en un accidente aéreo en Texas y que algunas fuentes aseguran que fue víctima de un atentado relacionado con el escándalo Irangate— que había logrado consolidar las empresas constructoras que había heredado de su padre. Cincuenta y un hijos de Salem siguieron su mandato y se convirtieron en empresarios que apuntalaron el conglomerado. Uno solo se rebeló. Fue Osama, que por razones religiosas, dejó los negocios para liderar la revolución islámica.

La reconstrucción de los pasos de esta familia, que se maneja con los códigos secretos tradicionales entre los monarcas árabes, está basada en el relato de fuentes de inteligencia estadounidenses y europeas, un informe especial de la PBS, la televisión pública de EE.UU., y una investigación de dos periodistas de The New York Times que siguen el caso desde hace ocho años.

Mohammed Awad bin Laden llegó al reino árabe en los años treinta desde su pueblo natal de Hadramout, en Yemen del Sur. En pocos años se convirtió en el principal constructor del puerto de Jiddah y entabló buenas relaciones con algunos miembros de la familia real. Hacia finales de los cuarenta tomó una jugada muy arriesgada. Cuando el rey Saud decidió levantar un nuevo palacio, Mohammed se ofreció a construirlo por la mitad del precio que le habían pasado todos los constructores internacionales. Logró levantar un magnífico palacio en Riyad y se ganó la confianza de toda la familia real. La recompensa fue un fabuloso contrato de por vida para mantener todos los centros religiosos de La Meca y Medina.

Los hijos de Mohammed —fueron 54— asistieron a la misma escuela que los herederos de la elite musulmana, el Victoria College de Alejandría. Allí entablaron amistad con el rey Hussein de Jordania, los hermanos Kashoggi (relacionados con el tráfico de armas), Zaid Al Rifai y hasta el actor Omar Sharif.

Cuando murió en 1968, su primogénito el jeque Salem bin Laden, tomó el control de los negocios. En principio consolidó las empresas de construcción, pero también hizo inversiones en la fabricación y la distribución de armamentos y en bancos con sedes en Suiza y ramificaciones en todo Oriente Medio. Tenía el apoyo total del entonces rey Abdul Aziz y su familia. Y acrecentó su prestigio con la remodelación de La Meca en 1979.

Salem murió en un extraño accidente al estrellarse su avión BAC 1-11 en Texas poco después de cerrar unos negocios petroleros en los que tenían intereses la familia Bush. De acuerdo al piloto estadounidense del avión, Salem había participado en octubre de 1980 en una reunión secreta entre agentes de la CIA y emisarios iraníes en París. Allí se habría acordado la liberación de los rehenes de la embajada estadounidense en Teherán para después de la asunción de Ronald Reagan, una jugada que hizo perder la reelección a Jimmy Carter. Nada de todo esto fue probado, pero el fiscal del caso especuló con la posibilidad de que Salem haya sido eliminado por ser "un testigo embarazoso".

Con la muerte de Salem, el que tomó el timón de los negocios fue su primogénito Bakr, acompañado muy de cerca por 13 de sus hermanos. Pero para entonces el conglomerado era tan grande que ya estaba dividido en "el grupo sirio", el "grupo libanés", el jordano y el egipcio. Este último es el más desarrollado con 40.000 empleados. Su último emprendimiento es una planta de papel de 400 millones de dólares. Los hermanos que trabajan en el Líbano obtuvieron la mayor parte de los contratos para reconstruir Beirut. Y varios de los Bin Laden controlan los negocios globales desde Europa liderados por Yeslam, que está casado con la princesa iraní Mirdoht-Sheybani de habitual aparición en revistas del corazón francesas y españolas, y que mantiene oficinas en Ginebra y París.

La "oveja negra" de la familia, bautizado como Osama bin Muhammad bin Awad bin Laden, se preparó también para los negocios estudiando ingeniería en la Universidad del Rey Abdul Aziz en Jiddah. Pero cuando se graduó en 1979 rechazó el control de una constructora local y se fue a luchar con los mujaidines de Afganistán que resitían a la invasión soviética. En 1988 forma lo que se conoce como la red terrorista "Al Qaeda" —la aparente responsable de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono— y comenzó a utilizar las empresas familiares como pantalla. Pero tres años más tarde tuvo que abandonar toda conexión con sus hermanos tras ser expulsado de Arabia Saudita por apoyar a disidentes al actual rey Fahd.

Después de unos meses de zozobra, el Bin Laden Group recompuso su relación con la realeza saudita y obtuvo contratos multimillonarios. Mil trescientos millones para levantar un complejo de viviendas para las fuerzas de seguridad en Jiddah, otros 1.100 para construir la ciudad militar de Kharaj, cerca de Riyad, 296 millones para una red de trenes livianos en la misma ciudad y otro espectacular por casi 4.000 millones de dólares para la expansión de los sitios sagrados de La Meca.

El Bin Laden Group tienen empresas madres que aparecen en todos los contratos bajo nombres tales como Ditco, Saud Ben Birdgis, Al Mouraiban o Kara. Tienen oficinas en todas las capitales de Oriente Medio, desde Dubai hasta Amman, y un centro operacional en Ginebra con ramificaciones en París y Madrid. El banco con el que operan es el antiguo Banque Al Saoudi que había sido rescatado por el Banque de France en 1989 y luego parcialmente vendido al Banque Indosuez para ser rebautizado como Banque Francaise poru l''Orient. El FBI cree que a través de esos bancos también se hicieron operaciones para financiar la red terrorista.

La mayoría de los Bin Laden ya dejaron la costumbre de tener varias mujeres y decenas de hijos y se los considera "bastante sofisticados y occidentalizados". Sin embargo, Bakr, el hermano mayor podría tener entre 10 y 15 hijos. Osama, el hombre por cuya cabeza Estados Unidos pagaría hasta cinco millones de dólares, tendría tres mujeres y al menos 20 hijos. Una parte de su familia permanece protegida en Sudán y el resto en Afganistán. La última vez que se lo vio en público fue en febrero pasado en el pueblo afgano de Kandahar cuando se casó uno de sus hijos.

 

 

 

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters