! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Sabado 29 de abril del 2017
 
Google







free counters
Parte de Guerra 19 - La rebelión de Qala Jangi

Parte de Guerra 19

Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com, 27 Nov 2001

Fuentes: NYT, El País de España, Reuter

 

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

 

Nota de la Redacción

 

Hemos demorado unos días nuestro Parte de Guerra 19 a la espera de acontecimientos realmente significativos y de información fidedigna. La situación continúa siendo confusa no conociéndose aún asuntos tan elementales como las bajas humanas.

 

 

 

Frente de Combate

Kunduz y sus efectos

La rebelión de Qala Jangi

El soldado Talibán

Los “marines” pisan suelo Afgano al lado de Kandahar

El Sur es diferente del Norte

 

Frente Osama ben Laden

Una nación hormiguero

 

Próximo Paso

Frente Político

 

 

 

 

 

Frente de Combate

 

 

Kunduz y sus efectos

 

 

 

Talibanes prisioneros, mayoritariamente Pakistaníes, conducidos a Mazar-i-Sharif

 

 

La situación en Kunduz, pese a los anuncios de la Alianza del Norte, no es aún clara. Todo parecería indicar que quedan focos de resistencia dispuestos a luchar hasta morir. Nadie sabe por otra parte cuántos Talibanes y cuántos seguidores de Osama ben Laden hay y había en Kunduz y en sus aledaños, con cifras que oscilan entre 3.000 a 30.000 según las Fuentes.

 

 

 

La rebelión de Qala Jangi

 

 

 

Arriba: Error de cálculo mata soldados aliados

Abajo: Soldado de la Alianza cubre compañero muerto

 

 

Lo realmente concreto es que los Talibanes que se “entregaron” a la Alianza del Norte y fueron encarcelados en la prisión fuerte de Qala Jangi, ubicado a siete millas al oeste de Mazar i Sharif , de origen Pakistaní en su mayoría aunque había chechenos, uzbecos y árabes, se sublevaron y resistieron hasta morir absolutamente todos, unos 400 combatientes. La resistencia de los tres últimos tomó cuatro horas de duros combates e  Incluso para eliminar al ultimo, la Alianza del Norte tuvo que hacer entrar en acción a un tanque T-55 ruso, rezago de la guerra Ruso-Afgana.

 

Mientras tanto, se cruzan veladas acusaciones entre la Coalición y la Alianza del Norte. Los primeros le reprochan a La Alianza no saber controlar a sus prisioneros y no proteger a sus hombres. Al respecto, la Alianza habría perdido 50 hombres, que según el comandante uzbeco Muhammad Allem habrían sido muertos por error por los bombardeos de Estados Unidos dirigidos desde tierra por fuerzas especiales Americanas y Británicas.

 

Nota: Esto fue confirmado por oficiales Americanos que dijeron que confundieron por radio las “coordenadas” tropas_propias – blanco.

 

Es ésta realmente una situación paradójica de la guerra que hará hablar mucho a los historiadores militares. La Coalición se adjudica el haber sofocado la rebelión mientras que lo cierto es que murieron 400 Talibanes y unos 50 anti-Talibanes, estos últimos en su mayoría por el mencionado error de cálculo. Entre los muertos Talibanes estaría Tahir Uldosh, líder del Movimiento Islámico de Uzbekistán, vinculado a Al Qaeda.

 

 

 

El soldado Talibán

 

Con esto no queda duda del temple de lucha del soldado Talibán. Pueden ser tildados de salvajes y de fanáticos religiosos pero han demostrado ser duros y valientes soldados. Ya habíamos informado que causaba extrañeza al mundo las largas negociaciones de Kunduz entre los Comandantes Talibanes y los de la Alianza del Norte, asesorados por la Coalición y llamaba particularmente la atención sus deserciones y su aparente fácil rendición.

 

Nota: Decíamos en el parte anterior que era dable suponer que estuvieran desorientados sobre todo por haber quedado incomunicados con sus mandos naturales, en la línea que conduce al mullah Omar y que era muy posible que se sintieran muy conmocionados por el temor a morir sin “combatir”, sin poder arrastrar hacia su muerte a combatientes enemigos y en resumen, a morir sin pena ni gloria.

 

La táctica militar adoptada por la Coalición de riesgo mínimo, tendiente a “Bajas cero”, instrumentada con un aplastante dominio del espacio, con tropas aliadas “proxy” o de contacto, que actuaban empujando al enemigo, lleva a una suerte de Holocausto sin pena ni gloria, es decir, al exterminio del enemigo a un enorme costo pero con mínimas pérdidas de vidas de tropas propias y a lo sumo pérdida de vidas de combatientes proxy.

Para algunos analistas la rebelión fue incentivada por la presencia de la CIA en la prisión, interrogando a algunos prisioneros para obtener información sobre Al Qaeda. El interrogatorio habría sido instrumentado por el Jefe de Inteligencia de área de la Alianza del Norte, Said Kamal, conjuntamente con dos oficiales de la CIA. Por esto, no es de descartar que la acción de entrega y consecuente rebelión haya sido orquestada por los Talibanes para tener una digna muerte, con cierta complicidad o estupidez de parte de los proxy.

Nota: Esto está preocupando a la inteligencia militar de la Coalición. En efecto, el ser humano no es tonto y aprende de los errores, sobre todos de los errores cruciales ligados a pérdida de vidas y de poder. Va a resultar muy difícil que la Coalición consiga ahora otros proxy equivalentes a la Alianza del Norte para desalojar a los Talibanes de Kandahar.

 

 

Los “marines” pisan suelo Afgano al lado de Kandahar

El Sur es un escenario diferente

 

Estados Unidos ha enviado unos 1.000 marines a establecer por ahora un pie en tierra firme con algo más sólido que fuerzas especiales, destinadas fundamentalmente a tareas de inteligencia política y militar        Sus propósitos son dos:

 

Ayudar a presionar a los Talibanes;

Prevenir que tanto los Talibanes cuanto los seguidores de ben Laden puedan moverse libremente.

 

Básicamente controlarán los accesos por vía terrestre desde Kandahar a Pakistán y a Irán y prepararán el terreno para una invasión terrestre de mayor envergadura.

 

Según recientes análisis, el Pentágono tendría ahora la evidencia de que las tropas acantonadas en Kandahar estarían dispuestas a luchar hasta morir. El problema es que no se avizora quién va a jugar el rol de la Alianza del Norte por todas las consideraciones vertidas hasta aquí en este parte de Guerra. Por otra parte, el mullah Omar estaría vivo dirigiendo a sus hombres en Kandahar y todo parece indicar que no es del tipo de comandante que se rinde fácilmente reconoce Rumsfeld.

 

Nota: El general Richard B. Myers de la Fuerza Aérea Americana ha expresado que aparentemente Omar está abocado a comandar a sus tropas mientras ben Laden solo opta por refugiarse. Si el comentario pretende tener efectos sicológicos sobre ben Laden o para producir un quiebre entre los Talibanes y ben Laden el aserto es válido pero si lo dice realmente convencido está equivocado. Las situaciones son diametralmente distintas. Para los talibanes es mucho más útil un ben Laden misteriosamente escondido y siempre potencialmente peligroso para cualquier fuerza que un ben Laden diciendo “aquí estoy” poniendo el pecho y nada menos que ante un poder destructor como el que ha montado Estados Unidos para Afganistán.

 

Esta dotación de marines está muy bien pertrechada: artillería Howitsers de 155 milímetros con mísiles asistidos, vehículos de infantería motorizada montados con un pequeño cañón cada uno de ellos y una dotación de helicópteros de combate Cobra, con pertrechos para 30 días.

 

La Coalición irá sellando agujero por agujero pero se espera que sea la oposición Afgana a los Talibanes los que revisen cueva por cueva, no marines ni fuerzas especiales, expresó el Senador demócrata por Michigan Carl Levin.

 

 

Sur es diferente del Norte

 

Otro propósito psicológico del envió de los marines es impresionar a los Señores de la Guerra del sur, e impulsarlos a unir sus fuerzas en una nueva Alianza que actúe como proxy contra Kandahar, a medida que se debilita la posición de los Talibanes y de pequeñas victorias que eventualmente vayan surgiendo cuando los Talibanes o los seguidores de ben Laden quieran escapar hacia Pakistán o incluso a Irán. De acuerdo a las consideraciones apuntadas arriba, de la experiencia de la Alianza del Norte con la Coalición, dudamos que éste efecto se produzca.

 

 

Frente Osama ben Laden

 

Una nación hormiguero

¿En qué hormiguero estará oculto Osama ben Laden?

 

Las famosas cuevas de hormigas de la base military Zhawar Kili Al- Badr, también conocida por los rusos como “El agujero de los lobos”, está ubicada en las montañas Sodvaki Ghar al este de Afganistán. Es una garganta en la que en sus paredes existe una red de cuevas y túneles de 800 metros de extensión, a escasos 3,5 kilómetros de la frontera con Pakistán. Los soviéticos las tomaron en 1986 luego de 57 días de combate aéreo y con gran despliegue de fuerzas especiales terrestres. Destruyeron por voladura la red pero fue rápidamente reconstruida en solo seis meses por los Mujaidín de ese entonces. Según informes de la inteligencia de la Coalición, ben Laden estaría Escondido con 1200 hombres en un lugar similar sobre la montaña Tora Bora también muy cerca de la frontera con Pakistán.

Nota: Tora Bora fue una base rebelde financiada por la CIA para los rebeldes Afganos en la guerra Ruso-Afgana y se convirtió en la residencia de ben Laden cuando fue forzado a abandonar Sudán en la década de los 90’s.

Zhawar, la más grande de ellas fue bombardeada  en 1998 luego que terroristas aliados de ben Laden mataron a centenares de personas en los bombadeos de las Embajadas Americanas en África. Fue construida a mediados de la década de los 80’s  como depósito y base militar de los rebeldes que podían cruzar hacia Pakistán distante 3,5 kilómetros. Justamente el rebelde que supervisó las obras fue Maulvi Jalaluddin Haqqani, uno de los actuales líderes Talibanes.

Según informa uno de los ingenieros zapadores rusos, Tiene 41 cuevas de unos 10 metros de largo, tres de alto y cuatro metros de ancho cada una y en ellas hay panaderías, un hotel amueblado, un hospital, una biblioteca, una mezquita y armamentos de todo tipo y caliber.

Según Michael Wines del New York Times, las cuevas de Afganistán son el resultado de la confluencia de tres factores: su historia, su clima, su geología, el conocimiento de ingeniería de ben Laden y grandes dosis de dinero Americano canalizados por la CIA hacia ben Laden en oportunidad de la Guerra Ruso-Afgana.

Esto no es Nuevo y fue incluso comentado por el Secretario de defensa Americano Donald H. Rumsfeld que dijo textualmente el 11 de Octubre en uno de sus “partes de Guerra”:

“una gran cantidad de países se han dedicado últimamente a excavar en las profundidades. Es perfectamente posible excavar en una montaña, lejos de los mísiles y de los espionajes aéreos, y colocar allí mísiles balísticos para ser disparados desde su interior.”

“Que existen cuevas con explosivos dentro ha sido ya comprobado por el bombardeo de cuevas seleccionadas con bombas de 220 kilos para bloquear las entradas y en varias de ellas se ha comprobado explosiones secundarias que se han prolongado durante horas.”

También puede estar Escondido en la red de Karez que ya hemos presentado cuando comentamos el comienzo del sitio sobre Kabul. Los Rusos han pasado la información que tenían sobre ésta red a los Americanos. Los expertos rusos dicen que no es probable que puedan refugiarse en los karez por largo tiempo, quedando entonces dos posibilidades: los pozos de lobos o un refugio especialmente construido en la montaña, de los cuales se sospecha podrían existir dos o tres en las cercanías de Jalalabad o de Kandahar.

Desde 1998 Estados Unidos viene trabajando activamente tratando de construir bombas especiales para destruir éste tipo de refugios, en la base de mísiles de Arenas Blancas en Nueva México. Entre las técnicas probadas están las armas “termobáricas” que detonan una mezcla de combustible y aire que producen una amplia onda de choque y que ya ha sido probada contra los Talibanes en Afganistán.

 

Próximo Paso

¿Iraq podría ser el “próximo paso” en la Guerra contra el terrorismo?.

 

Ya adelantamos en nuestro parte de Guerra anterior la posibilidad de que ya se esté pensando en el próximo paso. Al nivel de conocimiento público se menciona insistentemente a Irak y a Corea del Norte como naciones que se niegan a dejar entrar inspecciones de la Naciones Unidas para supervisar posibles plantas de fabricación de armas de eliminación masiva.

Al respecto, el presidente de Irak, Saddam Hussein, ha dicho en el día de ayer que no admitirá que inspectores de las Naciones Unidas determinen si Irak está o no desarrollando armas nucleares, químicas o biológicas y que están dispuesto a afrontar las consecuencias.

El presidente Bush ha replicado diciendo que “las encontrará”, refiriéndose a las consecuencias, sin detallar qué tipo de acción va a seguir. Sin embargo, pese a la continuidad de la estrategia militar de mínimas bajas tendiendo a cero, comienza a endurecer su discurso y a preparar al pueblo Americano a experimentar bajas de soldados.  Por ahora, Estados Unidos estaría preparando, conjuntamente con Rusia, un plan de “sanciones inteligentes”, no necesariamente militares.

No obstante, Bush parece algo renuente a abrir un nuevo frente de combate que le piden sus “halcones”. Lo cierto es que todo parece indicar que Afganistán dista mucho de ser un asunto terminado: los Talibanes continúan estando, Osama ben Laden no ha sido localizado y no hay garantías que Afganistán se desestabilice por su cuenta sin necesidad de los Talibanes o de ben Laden. Según sus palabras, “primero lo prioritario”.

 

Frente Político

Los protagonistas de la transición en Bonn


Los principales líderes afganos enviados a Bonn con la misión de formar un Ejecutivo multiétnico son:

 

Burhanuddin Rabbani ALIANZA DEL NORTE

Rabbani es el presidente de Afganistán en el exilio, reconocido por la comunidad internacional es el máximo líder de la Alianza del Norte. Rabbani, que ha sido profesor de la Universidad de Kabul, dirige el movimiento político  Jamiat-i-Islami, encuadrado en la Alianza del Norte y al que perteneció el legendario comandante Ahmed Shah Masud, asesinado a principios de septiembre.

Mohamed Zahir Shah GRUPO DE ROMA

Es el ex rey de Afganistán, líder del llamado Grupo de Roma, de etnia pashtún, fue depuesto por un golpe de Estado de 1973. El Shah, de 87 años, que podría ser la figura capaz de aglutinar a todas las facciones afganas, aunque solo de manera simbólica, ha enviado a Bonn una delegación en la que habrá dos mujeres: Rona Yusuf Mansuri, residente en Alemania, y Sima Wali, exiliada en EE UU.

Pir Sayed Gailani ASAMBLEA DE PESHAWAR

Cabeza visible de la Asamblea de Peshawar, Gailani es jefe de un grupo de mujaidines que luchó contra los soviéticos en la década de los ochenta, bautizado como Comando Guzzi por su lujoso estilo de vida. es considerado un moderado. Gailani es pariente del ex rey Mohamed Zahir Shah y se presenta a sí mismo como líder de la corriente mayoritaria entre los pastunes. Para tener una idea de la atomización del poder en Afganistán por parte de lo que hemos dado en llamar “Señores de la Guerra” digamos que Gailani organizó en Peshawar en Octubre pasado una asamblea a la que asistieron un millar de líderes afganos, pero la reunión concluyó sin acuerdo.

Lakhdar Brahimi NACIONES UNIDAS

Representante especial de las naciones Unidas. Diplomático argelino de carrera, es el principal organizador de la reunión de Bonn. Es considerado un especialista en misiones difíciles y fue uno de los principales artífices del acuerdo de Taif, que puso fin a la guerra civil libanesa en 1989. El objetivo de Brahimi es que de la reunión de Bonn salga un compromiso para formar un Gobierno provisional de Afganistán.

Francesc Vendrell NACIONES UNIDAS

Considerado el número dos de las naciones Unidas para Afganistán. Es un Catalán que trabaja para Naciones Unidas desde 1968 y ha cumplido misiones especiales en procesos de paz en El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Haití.

James Dobbins ESTADOS UNIDOS

Enviado especial a Afganistán de EE UU, James Dobbins es un diplomático de carrera, especializado en conflictos complejos. Fue jefe de la diplomacia estadounidense en Bosnia, consejero del presidente Bill Clinton en Kosovo y responsable de la retirada de las tropas de su país de Somalia, en 1994, así como de la intervención en Haití entre 1994 y 1996.

Abdul Rashid Dostum ALIANZA DEL NORTE

General uzbeco, integrante de la Alianza del Norte, dirigió la conquista de Mazar-i-Sharif, su feudo tradicional, donde a mediados de los noventa gobernó con puño de hierro su propio mini-Estado, que llegó a contar con moneda y líneas aéreas. Es un soldado implacable apodado nuevo Tamerlán, es sin embargo uno de los señores de la guerra que más veces ha cambiado de bando durante los últimos 25 años. Contaría con cierto apoyo de EE UU.

Ismail Jan ALIANZA DEL NORTE

Señor de la Guerra líder de la Alianza del Norte en el oeste de Afganistán y que pertenece a la etnia Tayika, condujo las fuerzas que expulsaron a los Talibanes de su provincia de origen, Herat, de la que fue gobernador tras la retirada del Ejército soviético. Encarcelado por los Talibanes durante cuatro años, es considerado uno de los líderes mujaidín más prestigiosos y tolerantes. Ha expresado su apoyo a la formación de un Gobierno de unidad en Kabul, como pretende Naciones Unidas.

 

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters