Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Martes 27 de junio del 2017
 
Google







free counters
Parte de Guerra 27 - India-Pakistán

Parte de Guerra 27

Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com, 10 de Diciembre 2002

Fuentes: NYT, Clarín, El País, Afgha, BBC, varios

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

Nota del Editor

 

Han transcurrido casi dos semanas sin mucha actividad militar en los frentes abiertos hasta el momento por la campaña contra el terrorismo llevada a cabo por la Coalición. Se continúa en la etapa de lucha política, de ocupación de espacios, de análisis de resultados y de programación de los próximos pasos, al menos del “próximo paso” militar.

 

Hasta ahora el resultado es bien magro. El gobierno Talibán ha sido reemplazado por otro provisional, los frentes políticos internos se han reabierto con una inestabilidad evidente, Afganistán muchísimo más destruido que antes, los Talibanes dispersos pero no vencidos, reagrupándose y/o mimetizándose en la población civil, Osma ben Laden no aparece, el Mullah Omar se ha escapado y la red al Qaeda ha perdido su infraestructura local y gran parte de su logística pero subsiste. De sus cuadros operativos solo uno de ellos ha sido capturado vivo y de los hechos del 11 de septiembre solo hay un detenido con acusaciones formales.

 

No obstante, el gobierno de Estados Unidos ha manifestado sentirse satisfecho por los resultados y sus fuerzas armadas habrían encontrado una estrategia para combatir al terrorismo dentro de una lucha “asimétrica” como ya comentamos en el parte anterior. A nuestro entender, esa estrategia es muy segura en cuanto a pérdida de vidas de tropas propias pero exageradamente devastadora y por falta de contacto humano directo con el peligro en los frentes de batalla, deja todo librado a lo que pueden recoger los servicios de inteligencia de fuentes no propias e inseguras. Los resultados están a la vista.

 

 

 

Frente India-Pakistán

 

Próximo paso

¿Irak?

Si es Irak, ¡háganlo rápido!

La opinión del Mundo

Punto de vista táctico militar

Efectos Colaterales

Peligros nucleares y QB

 

Luego..... ¡a los más chiquitos o menos peligrosos!

Somalia

Filipinas

Indonesia

Yemen

 

Bajas Civiles en Afganistán

 

Frente Afganistán

Y finalmente el mullah Omar se escapó en una motocicleta

 

 

Frente India-Pakistán

 

Mientras continúan las tratativas de paz, sobre todo de parte de Estados Unidos y de las Naciones Unidas, las tropas de ambos países están en estado de “ojo a ojo” en sus miras a lo largo de la frontera o “línea de control” de la zona de Cachemira en disputa.

 

Este escenario es de extrema peligrosidad pues el más leve incidente puede provocar la escalada de una nueva guerra, sería formalmente la tercera, entre ambas potencias nucleares asiáticas. Desde el incidente del 13 de Diciembre, cuando un grupo de terroristas atacó el Parlamento Hindú, todas las noches hay intercambio de disparos de “armas menores”, aunque ambas facciones reportan acciones mayores con cohetes y morteros.

 

La situación más débil, políticamente hablando, es la del gobierno de Musharraf, presionado constantemente por La India y por Estados Unidos para tomar medidas urgentes y fuertes contra grupos guerrilleros que gozan de gran predicamento dentro del pueblo pakistaní y de la oposición al gobierno. Musharraf se ha comprometido a tomar las medidas necesarias para preservar la paz pero al mismo tiempo no quiere quedar mal con su pueblo por dos razones: por el mencionado predicamento y para no quedar humillado ante el tradicional enemigo.

 

Ya hemos analizado extensivamente ésta situación en nuestro parte especial dedicado a Cachemira. La variante es la explotación estratégica de la debilidad actual del gobierno de Musharraf y la campaña antiterroristas que está llevando a cabo la Coalición.

 

A diferencia de lo ocurrido en Afganistán, los cachemiros parecen afectarse relativamente poco por la probabilidad de una nueva guerra. En efecto, los granjeros que viven en las cercanías de la línea no parecen tener apuro en buscar refugio. Para algunos observadores, la línea es una especie de reliquia de la “terminada” guerra fría. Tal es así, que ambas tropas mantienen una línea telefónica “caliente” (red line) que cruza el borde y serviría para reportar confrontaciones accidentales, pero que nunca ha sido usada. Según el brigadier pakistaní Yaqub, cada vez que se establece un encuentro, avanzadas exploratorias de ambos lados avanzan cautelosamente hacia un viejo puente de madera que las separa justamente en el borde, controlan la línea, intercambian una copa de té, conversan sobre películas y críquet y finalmente cada uno retorna a su base.

 

 

Próximo paso

 

¿Irak?

 

Si es Irak, ¡háganlo rápido!

 

En varios de nuestros partes anteriores hemos comentado sobre los posibles próximos pasos, en particular sobre el próximo, luego de Afganistán. Sin lugar a dudas el más tentador para Estados Unidos es Irak pero al mismo tiempo es considerado un peso pesado y además un “hueso duro de roer”. Los “halcones” Americanos estarían ponderando esa posibilidad en estos días. Al respecto, el NYT, presenta un muy interesante análisis de Serge Schmemann titulado: Si Husseim (Sadam) es el próximo, háganlo rápido.

 

Nota: Lo de peso pesado es en función de la reacción del mundo Árabe y en particular del mundo Musulmán, que no es exactamente lo mismo, como venimos previniendo continuamente en nuestros artículos.  La Coalición está convencida que el operativo en Afganistán ha sido exitoso hasta ahora, cosa que nos permitimos disentir. Dentro de ese convencimiento está el hecho de que el gobierno de Estados Unidos considera que al expulsar a los Talibanes y reemplazarlos por un gobierno local aceptable se ha mitigado en parte la reacción de esos dos mundos fuertemente relacionados. Al corto plazo creemos que eso es cierto. Nuestra discrepancia se refiere a efectos a largo plazo que luego pasaremos a comentar.

 

Al respecto, Rolf Ekeus, un diplomático sueco que fue el responsable de la inspección del armamento iraquí por las Naciones Unidas de 1991 a 1997, aconseja actuar sobre Hussein en forma rápida y suavemente, como se ha procedido con Afganistán.

 

Nota: No sabemos que entiende Ekeus por suavemente pues Afganistán ha quedado totalmente destruido.

 

 

La opinión del Mundo

 

Para gran parte de la Opinión Pública Americana, el momento es ahora y se piensa que si Hussein no es eliminado ahora no lo será nunca más. Pero la Opinión Pública Mundial piensa distinto: consideraría ilegítimo el ataque Americano y más ahora que Hussein está haciendo relativamente buena letra y se mantiene increíblemente callado para su patrón de comportamiento. Ir sobre él reviviría acusaciones fundamentadas de “unilateralismo” sobre Estados Unidos y reviviría la vieja “vendetta” de la administración de Bush padre de hace una década en oportunidad de la Guerra del Golfo.

 

 

Punto de vista táctico militar

 

Desde el punto de vista práctico y militar, para Madeleine K. Albright que fuera Secretario de Estado y embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, “si en aquella oportunidad, con tropas de 500.000 hombres no pudimos hacerlo, lo veo bastante improbable ahora”. Para el actual secretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan, es mejor seguir tratando con diablo conocido que con uno desconocido. ¡Sabias palabras!.

 

 

Efectos Colaterales

 

Todo esto sin entrar en consideraciones de los efectos colaterales del desequilibrio en la región y en los posibles efectos dominó sobre el resto del mundo. Si Irak se debilita puede romperse el equilibrio Irán – Irak y con ellos peligrosos efectos sobre el mundo Árabe y sobre la producción y suministro de petróleo.

 

Las otras opciones estratégicas de promover conflictos internos, favoreciendo la posición de los Shiitas del sur y/o a los kurdos del norte llevarían a desequilibrios étnicos y religiosos de consecuencias imprevisibles.

 

Saliendo de la órbita del Mediano Oriente, eliminar a Hussein podría significar caos en esa nación y con ello quiebre económico de una nación no mal vista por Rusia y por la Unión Europea. Rusia es un fuerte acreedor de Irak y espera cobrar y si se ataca a Irak la Unión Europea vería afectada su cadena de suministro de petróleo, unos 2 millones y medio de barriles diarios.

 

 

Peligros nucleares y QB

 

Un fuerte argumento trivial y final sería las posibilidades de que Irak recurra a armas nucleares y QB, Químico Biológicas ambas de las cuales dispone.

 

 

 

Luego..... ¡a los más chiquitos!

 

Ante las dificultades que presentan enemigos del tamaño de Irak, Estados Unidos se decidiría por emplear la misma estrategia empleada contra Afganistán con otras naciones de similar envergadura, que supuestamente cobijan o protegen a organizaciones consideradas terroristas y que presenten peligro inminente contra ellos.

 

Al respecto, el NYT en un artículo producido por James Dao y Eric Schmitt, del día 8 de Enero de éste año trata ese cambio estratégico, tomando declaraciones del actual Sub Secretario de Defensa de Estados Unidos Paul D. Wolfowitz, considerado uno de los “halcones” más agresivos. Según sus últimas declaraciones, Wolfowitz estaría inclinado a “ayudar” en su lucha contra la subversión y el terrorismo a países “amigos” tales como Filipinas.  El Pentágono estaría además buscando otras posibles bases terroristas en países tales como Somalia y Yemen que tienen gobiernos débiles y mal equipados para hacerles frente.

 

Wolfowitz manifestó preocupación por la peligrosidad latente aún en Afganistán, basándose en la muerte de un soldado Americano perteneciente a las fuerzas especiales en una emboscada cerca de la frontera con Pakistán. Por ello, dijo que continuarán bombardeando con los B-52 y B-1 enclaves terroristas cerca del borde con Pakistán.

 

Nota: Ésta a nuestro entender exagerada preocupación por pérdidas de tropas propias, destruyendo todos los potenciales peligros enemigos, conduce inevitablemente a una desproporcionada reacción militar que nos retrotrae al terrible “diezmo” de los ejércitos de ocupación del pasado. Las bajas son desgraciadamente algo inevitable en las guerras y hay que asumirlas, incluso con sentido de eficacia militar.

 

Por un lado se ha criticado a los rusos que tuvieron en Afganistán pérdidas humanas estimadas en 10.000 soldados y aún así tuvieron que retirarse vencidos pero el otro extremo es la Coalición, con Estados Unidos a la cabeza, que pretende acabar con todos los terroristas con cero bajas de tropas propias, a costa de soldados de fuerzas “amigas”  y de incontables bajas civiles, que serían ya superiores a 4.000, sin contar las muertes de refugiados por inanición.

 

Recordemos que Estados Unidos tuvo que declararse vencido en Vietnam con 45.000 bajas, cifra realmente muy importante para cualquier ejército, pero a costa de 2.500.000 bajas vietnamitas, que quedaron además con una país destrozado.

 

Poniendo en evidencia la preocupación del gobierno, Wolfowitz expresó que a partir de ahora se va a saber quiénes van a ser realmente los amigos y aliados y quienes no (futuros enemigos quizá), tales como ya anunciáramos en varios partes anteriores. Aún los fieles pueden llegar a atentar en contra de la estrategia global de la Coalición sin son ineficientes, como sería el caso del actual presidente interino de Afganistán Hamid Karzai, del cual dijo: “es un gran amigo pero que esté a la altura de las circunstancias es otra cosa”.

 

Somalia

 

De Somalia dijo que atrae a los terroristas como un imán y que habrían identificado a la organización terrorista local al Itihaad como ligada a al Qaeda y hay preocupación porque se incorporen a ella Talibanes y el remanente de al Qaeda. En esos nuevos frentes dijo que la CIA estaría buscando quiénes serían los “proxy”  más apropiados que reemplazarían el papel de improvisada y paupérrima infantería mecanizada de la Alianza del Norte en Afganistán.

 

Filipinas

 

En Filipinas, el gobierno filipino estaría ansioso de deshacerse del grupo militante Islámico Abu Sayyaf ligado a al Qaeda y que ha venido batallando en las islas Basilán al sur del país.

 

Indonesia

 

En Indonesia, los militantes Islámicos han estado luchando contra los Cristianos en las islas Sulawesi, pero no existiría una base local lo suficientemente fuerte como para contener esos ataques y necesitarían de apoyo directo de la Coalición. No obstante, Estados Unidos no consideraría acción directa en Indonesia por razones de distancia y de ser acusado internacionalmente de apoyar al actual gobierno, visto como represivo y asiduo violador de los Derechos Humanos.

 

Yemen

 

Yemen en cambio podría ser un futuro campo de acción por la existencia de bolsones terroristas dentro de una nación prácticamente sin control de las regiones donde se nuclean esos bolsones.

 

 

Bajas Civiles en Afganistán

 

Poco es lo que puede encontrarse en la Web sobre éste acuciante problema humano. Un informe de la Universidad de Nueva Hampshire, Inglaterra reportado por Wire.com News, habla de 4.000 civiles muertos en Afganistán agregando que los medios de Estados Unidos han venido ignorando ésta cuestión. Al respecto, el profesor de economía Marc Herold dijo: “Y dado que los medios no lo hacen, yo lo hice”. Y en consecuencia lo difundió por Internet.

Herold, un experto en Economía del Desarrollo dedicó los últimos tres meses  recorriendo la red de 12 a 14 horas diarias compilando cifras de muertos civiles en Afganistán, de fuentes tan dispares como la BBC de Londres y la Asociación de Mujeres Revolucionarias de Afganistán, RAWA.

 

Descubrió que la campaña antiterrorista de Washington ha matado en promedio a 65 Afganos por día y critica a William M. Arkin, un ex analista de inteligencia del ejército Americano y actualmente columnista del Washington Post por intentar minimizar el problema de las bajas de civiles. Para ser honestos debemos decir que el único en reconocer fuertes pérdidas civiles, aunque sin entrar en números, fue el actual secretario de defensa de Estados Unidos Donald Rumsfeld.

 

 

Frente Afganistán

Y finalmente el mullah Omar se escapó en una motocicleta

 

La BBC de Londres informó hace unos días que efectivamente el mullah Omar. El líder espiritual de los Talibanes y el segundo hombre más buscado del mundo, después de su yerno Osama ben Laden, escapó de su escondite al sur de Afganistán en una potente motocicleta. Todo hacía suponer su suicidio, su exterminio o su entrega. Estaba cercado rodeado por tropas afganas y estadounidenses siendo su entrega inminente, al menos eso es lo que juraban los jefes afganos que estaban negociando su rendición. Teóricamente estaba en una zona montañosa de muy difícil acceso y estaba acompañado de 1.500 fieles, de los cuáles tampoco se sabe sobre su destino. Lo concreto es que huyó posiblemente acompañado por cuatro hombres.

 

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores Afgano Omar Samad, reconoció el fracaso diciendo que el escape suena como divertido pero aseguró que será arrestado, juzgado primero localmente y luego se atenderá a su posible extradición. El único punto a favor de la Coalición y de sus aliados locales es la captura de un importante cuadro de al Qaeda,

Ibn al Shaykh al Libi, uno de los 12 líderes publicados por la CIA y el instructor militar supuestamente jefe de los campamentos terroristas, quien fuera detenido por los pakistaníes. Sería hasta el momento la figura más importante capturada viva en tres meses de campaña y a través del cual Estados Unidos espera obtener información importante sobre la organización. Habría sido instructor del hasta ahora único sospechoso detenido con acusaciones formales por los hechos del 11 de Septiembre, el franco-marroquí Zacarías Moussaoui.

 

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters