Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Viernes 15 de diciembre del 2017
 
Google







free counters
Plan Nuclear y Doctrina Militar de Estados Unidos

Parte de Guerra 33

Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com, 18 Mar 2002

Fuentes: Los Angeles Times, Clarín, Moscú Times, CYT de aunmas.com.

Carnegie Endowmentfor International Peace, AP, The Miami Herald, CNN Money

 

 

Crece el Endurecimiento de Estados Unidos

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

 

 

 

 

"La nube atómica vista desde la Isla Takashimamachi, a solo 13 kilómetros de Nagashaki."
-Ashitsuka Mura

 

 

Nota de la Redacción

¿Qué está ocurriendo en Estados Unidos?

 

Estados Unidos se está reestructurando antes de dar su próximo paso en la Guerra contra el Terrorismo. Es muy probable que se quede prácticamente solo en esa campaña global y por ello busca consolidar su frente interno y trata de demostrar al mundo que está decidido a llevar el proyecto adelante, aunque deba hacerlo solo.

 

El gobierno del presidente Bush se ha ganado fama de duro, se enorgullece de ello y desafía a tirios y troyanos, de adentro y de afuera. En su política, que aúna el belicismo a la seguridad extrema, es de fundamental importancia la disuasión del enemigo –y en particular de los potenciales enemigos- y demostrar al pueblo Americano y al mundo que pese a la guerra la seguridad está asegurada y que la economía va a surgir con más fuerza que nunca.

 

Ha quedado demostrado que el fuerte de éste gobierno no es la política y mucho menos la diplomacia y asumiendo éstas falencias, hasta casi diríamos con orgullo, adopta una postura cada vez más radicalizada, tanto en lo doméstico cuanto en lo internacional. En lugar de jugar al estilo de la Realpolitik europea ha decidido jugar al estilo Bush.

 

En éste parte presentamos dos hechos recientes muy llamativos dentro de ésta nueva política, que deben interpretarse como una continuación de la Política de Unilateralidad y en la línea de la Carta desde América. Uno, un documento “Clasificado” que supuestamente se habría filtrado del Pentágono a través de un periodista del diario Los Angeles Times, que delata la política nuclear de Estados Unidos y el otro, los anuncios optimistas de la Reserva Federal del Tesoro de Estados Unidos. A nuestro entender, estos dos hechos envían el siguiente meta mensaje al mundo: a) estamos más fuertes que nunca; b) vamos a destruir al enemigo; c) vean con quién deciden estar.

 

Que un diario eminentemente Americano, históricamente Americano como Los Angeles Times, decida publicar una noticia clasificada de su gobierno en estado de guerra nos resulta poco creíble. Que un periodista Americano se anime a hacerlo en las actuales circunstancias tampoco nos parece creíble. En materia nuclear, Estados Unidos está muy por delante del resto del mundo en tecnología y en cantidad de armamento pero crece la preocupación por el uso posible de esas armas terribles contra Estados Unidos y no es de descartar, dentro de la política agresiva y de  intimidación elegida, que se haya querido lanzar al mundo un mensaje directo del siguiente tipo: a cualquier país de la tierra que apoye o colabore o venda armamento nuclear o QB, Químico Bacteriológico, a grupos terroristas decididos a atacar a Estados Unidos, procederemos a bombardearlos con armas atómicas, así de directo.

 

De ser esto cierto, es irritante, ofensivo y humillante para el resto del mundo, pero esa es la apuesta de los duros. Creemos que es una apuesta peligrosísima para la supervivencia humana sobre éste hermosos planeta color esmeralda.

 

El actual gobierno de Estados Unidos necesita además tranquilizar el frente interno y apuesta a una jugada más sutil. El poder financiero de Estados Unidos tiene además de la “mano invisible” algunas manos visibles, entre ellas las de Alan Greenspan, Presidente de la Reserva Federal, experto financista, confiable y poco influenciable. No creemos que Greenspan haya sido invitado a decir cosas optimistas sobre la marcha de la economía pues no lo habría hecho si no lo sintiera así. Lo que sí podemos sospechar es que haya sido animado a ser más optimista que de costumbre en un momento crucial.

 

En efecto, el creciente sentimiento antiamericano se vería estimulado si la economía de Estados Unidos entrara en recesión. Por otra parte, la propia opinión pública Americana, hasta antes de las declaraciones de Greenspan , estaba convencida de que se estaba en recesión y que ésta iba a pronunciarse. Inesperadamente, surge el optimista informe de Greenspan, que en metalenguaje Americano dice: compatriotas, la crisis que había comenzado estaría superada. Ahora todo depende de nuestro optimismo, aun en tiempos de guerra hay que producir más y consumir más que nunca. Veamos pues estos dos informes.

 

 

 

Contenido

 

·         La Política Nuclear de Estados Unidos

·         Cuando Greenspan habla, el mundo de las Finanzas y de la Economía calla

·         La operación Anaconda acaba en versiones contradictorias

·         Desinformación y seudo orden

 

 

Links de aunmas.com relacionados:

La carta desde América

Geopolítica posterior al 11 de Septiembre

Violencia Mundial

El hombre de Neandertal versus el hombre de Cro Magnon

El Código Rojo- Guerra Cibernética Estados Unidos - Rusia

Informe de aunmas.com sobre la Economía de Estados Unidos

 

 

 

La Política Nuclear de Estados Unidos

El gobierno del presidente George W. Bush habría ordenado al alto mando militar la elaboración de planes de guerra que incluyan el eventual uso de bombas nucleares contra siete naciones, entre ellas las que el mandatario calificó de "eje del mal", Corea del Norte, Irak e Irán.

La orden estaría contenida en un documento clasificado, enviado el 8 de enero al Congreso y al que tuvo acceso Los Angeles Times. El gobierno reclama además que se trabaje en el desarrollo de armas atómicas de pequeño tamaño para usar en determinadas situaciones de combate.

El documento, remarca que Estados Unidos necesita disponer de armas atómicas contra China, Rusia, Irak, Corea del Norte, Irán, Libia y Siria. En el documento se habla de tres tipos de situaciones posibles: contra blancos capaces de resistir ataques no nucleares; en represalia por ofensivas con armamento atómico, o de tipo QB, biológico o químico o "en la eventualidad de desarrollos militares imprevistos".

Una copia del documento, denominado "Análisis de la Condición Nuclear" (NPR, según sus siglas en inglés) fue obtenida por William Arkin, analista y colaborador de Los Angeles Times.

Siempre se supo que existían detallados planes de ataques atómicos sobre Rusia, como una consecuencia de la Guerra Fría, pero es la primera vez que se conoce una lista de países indicados como blancos potenciales, dijeron analistas consultados por el diario. Y predijeron que la revelación producirá duras reacciones de los países señalados, las que ya se están produciendo.

"Esto es dinamita", dijo Joseph Cirincione, un experto en armas nucleares del Carnegie Endowment for International Peace en Washington. "Puedo imaginar lo que estas naciones dirán en la ONU". Sin embargo, en Rusia, el tono de las protestas oficiales y políticas ha disminuido de tono. Al respecto, Yury Fyodorov, un experto en armas nucleares del Centro de Inteligencia PIR expresó: “Yo no dramatizaría los informes, es bien conocido que durante los 90 e incluso antes, en los planes estratégicos de Estados Unidos estaba siempre incluida Rusia. "

Las directivas para el desarrollo de armas nucleares incluidas en el informe confidencial aparecen como una señal de que el gobierno de Bush estaría dispuesto a ignorar el tabú de usar la opción nuclear como recurso extremo. Para muchos analistas estos hechos pueden contribuir a desestabilizar al mundo e inducir a otros países a tener éste tipo de armas. Hasta ahora, el Pentágono ha declinado hacer comentarios diciendo que se trata de documentos clasificados.

En el documento se habla de Corea del Norte, Irak, Irán, Siria y Libia como países que "mantienen una histórica hostilidad hacia Estados Unidos y sus socios. Todos respaldan o amparan a terroristas y tienen un programa activo de WMD (siglas en inglés de armas de destrucción masiva) y mísiles".

En cuanto a China, se habla de una potencial confrontación relacionada al status de Taiwán, y se menciona como posible escenario de empleo de armas nucleares. Otros posibles escenarios nucleares imaginados en el documento son un eventual ataque de Corea del Norte sobre Corea del Sur o un asalto de Irak sobre Israel o sus vecinos.

En cuanto a Rusia, el documento es más cauto. Muestra preocupación por el programa atómico de Moscú aunque dice textualmente que "las fuentes ideológicas de conflicto" habrían sido eliminadas, sosteniendo que una eventual contingencia nuclear que involucre a Rusia es "posible", pero "no esperable".

Evidentemente, después de los ataques del 11 de Septiembre, Estados Unidos duda del poder de disuasión de su potencial nuclear y se sentiría más inclinado que antes a su empleo.

El documento hace mención también a las posibilidades de la guerra cibernética (Ver nuestro informe sobre el Código Rojo en CYT de aunmas) y de la guerra informática, que incluye la desinformación. En resumen, se apunta a una acción integrada en una guerra total que tendría sus aspectos convencionales, armas y defensas estratégicas nucleares y QB. Químicas Bacteriológicas y armas y defensas informáticas – cibernéticas. Esto implica un profundo cambio en la doctrina militar de Estados Unidos.

 

 

 

 

Cuando Greenspan habla, el mundo de las Finanzas y de la Economía calla

 

 

Cada día nos acercamos más a la utopía de un Mundo UNO, un mundo vividamente interconectado. Muchos dirán: ¿Qué tienen que hacer las declaraciones de un hombre de finanzas como Greenspan en ésta sección sobre la Primera Guerra del Siglo 21?. En primer lugar, ésta guerra es global y en segundo lugar, la Guerra es un gigantesco fuego que se alimenta de vidas humanas y de recursos de todo tipo, los que a la larga se traducen en una sola cosa: dinero.

 

El dinero no es ni bueno ni malo, es una representación del “combustible” que mueve las actividades humanas. Toda gran guerra tiene un trasfondo económico y en particular la que nos ocupa. Alan Greenspan es el Presidente de la Reserva Federal, el ente que controla la economía de Estados Unidos, una parte muy significativa de la economía del mundo y a la cual toda nación está relacionada ya sea como socio, como deudor o como acreedor.

 

Greenspan es, en los hechos, un líder paralelo al líder político, en éste caso George W. Bush. Tiene a su favor una larguísima trayectoria conduciendo el destino del tesoro Americano  y con pocos errores en su haber. Aparentemente maneja una sola variable: la tasa de los créditos. En teoría capitalista, la tasa debería surgir en forma espontánea de la marcha de las finanzas y de la economía, pero no, al menos en Estados Unidos la determina una sola persona. Greenspan, con su staff, es la persona que fija ese estratégico valor. No puede hacer cualquier cosa, solo subir o bajar fracciones de punto, pero de esas fracciones dependen muchos intereses económicos y financieros.

 

Cada vez que Greenspan anuncia una suba o una baja lo hace con argumentos, muchos de ellos difíciles de imaginar “ex-antes” del anuncio. En el mundo que está bajo el control humano y dentro del sistema capitalista, la fijación de la tasa dentro de una economía dominante sería el equivalente a que la naturaleza fijara los porcentajes de oxígeno y de anhídrido carbónico en el aire que respiramos.

 

Por todo ello, recomendamos a toda persona que quiera tener una visión clara del mundo y deba tomar decisiones importantes para si y para los suyos, estar atentos a los anuncios del tesoro de Estados Unidos. Dentro de poco es probable que se formen otros ejes de la economía mundial y haya que estar también muy atento al comportamiento de esos ejes, y estamos hablando de Europa y el Lejano Oriente.

 

Alan Greenspan hizo el ultimo Jueves una evaluación optimista (generalmente no es optimista) de la economía de Estados Unidos, al menos más optimista que sus declaraciones de hace una semana (no acostumbra hacer declaraciones tan seguidas), diciendo que estadísticas recientes indican que la primera recensión en una  década está llegando a su fin.


Dijo textualmente: “La evidencia reciente sugiere cada vez más que está en marcha una expansión económica, aunque un conjunto de circunstancias únicas de éste ciclo económico modere su velocidad.”  Estas declaraciones optimistas fueron emitidas antes de ser entregadas formalmente al Comité del Senado sobre La Banca, la Vivienda y Asuntos Urbanos.

 

¿Qué ha motivado éste inesperado optimismo?. Aparentemente, la expansión del sufrido sector de manufacturas, la estabilización del mercado laboral y un sorpresivo cuarto trimestre de crecimiento del Producto Bruto Interno, son los argumentos básicos que han convencido a muchos economistas – y también a Greenspan- de que la recuperación está ya en marcha.

 

Veamos lo que pasó con el Mercado de acciones, lo que denominamos comúnmente “la bolsa”, durante sus declaraciones. Durante su exposición los precios de las acciones se dispararon en forma aparentemente caótica, algunas hacia arriba y otras hacia abajo pero al fin de su discurso cayeron, al igual que los bonos del tesoro.

 

A fin de mantener el ritmo del consumo, algo esencial para una economía fundamentada en el alto consumo – consumismo-, y para alimentar a las semillas de la recuperación, la Reserva Federal bajó las tasas 11 veces a lo largo del año 2001!. Ahora se espera que comiencen a subir lentamente. Ver nuestro informe sobre la Economía de Estados Unidos.


A pesar de su infrecuente optimismo, Greenspan admitió que aún quedan desafíos para vencer y por eso mantuvo su pronóstico de un crecimiento suave de la economía para el 2002, entre el 2.5  y el 3%.

 

A éste crecimiento lento contribuyen la falta de una demanda comprimida en el sector de los consumidores, significativos niveles de exceso de capacidad industrial, fragilidad financiera en socios comerciales internacionales y persistente cautela en los mercados financieros domésticos.


Agregó: “la economía retorna y con ello el crédito, aunque con un pequeño atraso, y en poco tiempo las pequeñas empresas podrán dispone d e créditos a valores razonables. Al respecto, se manifestó preocupado por el pesimismo de los ejecutivos, mucho mayor que el de los frecuentemente pesimistas economistas.

 

 

Ellos, (los ejecutivos), esperan bajo niveles de beneficios y eso contribuye a crear una imagen de escaso optimismo. En respuesta a ésta crítica, muchos líderes de negocios dijeron que los incrementos de las tasas de interés en 1999 paró los gastos generales y preparó la burbuja del Nasdaq de fines de siglo. Greenspan respondió: No creo que fuimos nosotros quienes alimentaron esa burbuja. Nosotros elevamos las tasas en 1999 y lo hicimos porque las tasas reales de largo plazo comenzaban a  subir porque la economía se estaba acelerando demasiado”.


Agregó: “Nosotros respondemos al efecto riqueza. No tratamos ni pensamos que íbamos a tener éxito en cambiar los precios de los bienes. “La naturaleza humana es la que hace eso, es la gente la que valora las cosas de una u otra forma. La política monetaria, a la larga, no afecta esas valoraciones.

 

La operación Anaconda acaba en versiones contradictorias

 

 

SOLDADOS AFGANOS procedentes de Kabul llegan a Gardez para participar en la operación Anaconda.

Soldados Afganos “leales” combatiendo sin demasiada convicción

 

El Operativo Anaconda habría tenido una eficiencia poco satisfactoria en términos costo beneficio. Para el Comando General, el operativo habría sido un éxito en cuanto a relación entre bajas propias y bajas del enemigo, en una relación de 1 a 50. Para algunos veteranos comandantes Afganos que pelean junto a las fuerzas de la Coalición, el operativo habría sido un fracaso pues la mayor parte de los combatientes huyó. Los primeros dicen en cambio que éste ha sido la mayor ofensiva encabezada con tropas propias por Estados Unidos y que debería servir como advertencia a las fuerzas de Al Qaeda y a los Talibanes.

 

Ocurre lo que ya habíamos adelantado en nuestros partes anteriores. La guerra ha pasado a ser una guerra de guerrillas en las que el enemigo está dispuesto a tener muchas bajas si con eso se debilita la moral de la Coalición. Recordemos la derrota de los soviéticos en el mismo terreno y con el mismo tipo de enemigo y la Guerra de Vietnam donde el Vietcong  soportó pérdidas humanas del mismo orden 1 a 50 para finalmente ganar la guerra.

 

La Coalición, encabezada por Washington, tomó el control del valle de Shah-i-Kot después de casi dos semanas de aplastantes ataques aéreos y combates en tierra, en los que murieron ocho soldados estadounidenses y tres afganos.

 

''La operación Anaconda  es un éxito increíble'', dijo el mayor Bryan Hilferty, portavoz de la 10ma División de Montaña. “Sólo hicieron falta 20 terroristas para matar a 3,000 ciudadanos del mundo en las torres del World Trade Center. Hemos matado a cientos y eso significa que hemos salvado a cientos de miles de vidas. Este es un gran éxito''.

Discrepamos con ese razonamiento ingenuo. Una cosa es el enfrentamiento en el campo de batalla y otra el sabotaje y el espionaje. Imaginemos en plena guerra de Vietnam lo que podrían heber hecho 20 a 50 hombres del Vietcong bien entrenados en sabotaje en el medio de Nueva York.

 

Por otra parte, no es de descartar que sean las mismas fuerzas Afganas “leales”’ las que ayudan a escapar a los guerrilleros. Al guerrero Afgano en general, que ama la vida en continuo combate, le desagrada profundamente el exterminio impersonal de los bombardeos de barrido total.

 

El compromiso ético global de la Coalición toma un cariz inquietante. Si se van, el gobierno provisional no dura una semana y lo más probable es que retornen los Talibanes o que el país se reparta entre los Señores de la Guerra. Si se quedan, van a estar de rebrote en rebrote, sin poder predecir ni donde ni cuando se producirá. Dentro de la primera alternativa, estaría dirigir los cañones hacia otros asentamiento terroristas, invadiendo, a la larga, a otras naciones. En pequeño o en grande es arena que se escapa de las manos.

 

Desinformación y seudo orden

 

Los Incas ya sabían como conquistar a los pueblos: destruir su historia. Hoy se piensa en algo equivalente: Desinformar. El actual gobierno de Estados Unidos ha declarado públicamente que está dentro de sus planes desinformar al mundo para no dar ventajas a sus enemigos. Hoy, los medios de Estados Unidos difunden cada vez menos sobre todo lo que supuestamente tiene algo que ver con su seguridad o informa sobre inseguridades y falencias que no serían tales. Lo grave de ésta situación de desinformación es que como sus agencias suministran una gran parte del material informativo del mundo, la desinformación adquiere contornos globales.

 

Hoy hemos tenido experiencia en ese sentido. Fuimos a registrar algunas nuevas secciones en la Web y para ello recurrimos a uno de los tantos servicios de servicios de remisión de sitios a los principales directorios y motores de búsqueda. Grande fue nuestra sorpresa cuando algunos de ellos no podían entrar porque eran filtrados por tener en sus comandos “meta”, palabras consideradas peligrosas. En nuestra sección dedicada a las Explosiones Sociales, un fenómeno secular y muy vigente en estos tiempos, empleamos palabras descriptivas necesarias tales como explosión social, anarquía, corrupción, fondo monetario internacional, deuda externa, etc. así que procedimos a reemplazarlas por otros sinónimos menos “peligrosas”, pero fue imposible.

 

Esto significa que en algunos servicios de registro de nuevos sitios una parte importante de  nuestro vocabulario cotidiano, en Español, ha sido prohibida, en el mismo nivel que las palabras pornográficas. Esto significa también que al menos los clásicos motores de búsqueda no van a incluir en sus listados a los sitios que usen alguna palabra considerada peligrosa.

 

Invitamos a nuestros lectores y amigos a buscar en los principales motores de búsqueda por desinformación y por “disinformation” en Inglés. Van a encontrar muchos buenos lugares, quizá con opiniones y principios muy diferentes a los suyos pero que van a guiarlo a conocer “la otra mitad” de la verdad o del asunto que le preocupa. Todo un tema apasionante.

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters