Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Domingo 22 de octubre del 2017
 
Google







free counters
Los Límites del Imperio

Parte 43

Los Límites del Imperio y la Miseria en el Mundo

Acción y reacción, las dos caras de una misma moneda

Por Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com, Noviembre 28 del 2002

 

 

 

Fuentes, Documentos relacionados: Parte 038 - Metamorfosis de Estados Unidos, Parte 039 - ¿Colapso del Sistema Democrático Cpitalista?, Parte 040 –   Colapso del Sistema Financiero Mundial,   Collapse of the World Financial System,  Parte 041 - Irak I, Parte 042 - Irak II

 

 

 

Primera Guerra Siglo 21 – Explosiones Sociales

 

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

Un Mega Imperio en Formación

 

A poco de lanzar nuestra sección dedicada a la Guerra del Siglo 21, lanzamos otra sección dedicada al acuciante tema de las Explosiones Sociales, fundamentalmente en los países de nuestra región. Poco a poco notamos que se nos hacía más evidente la globalidad de las acciones en uno y otro escenario y cada vez más difícil analizar y separar causas y efectos. Así es como artículos para una sección podían ser usados como referencia para la otra y viceversa.

 

Hoy existe, a nivel geopolítico, una causa primera que conmociona lo político, lo económico y lo social de un Mundo Uno, solidario y intrincadamente conexo: la expansión de una nación que quiere ser imperio dominante y único, Estados Unidos de Norteamérica. Los movimientos de éste gigante son tan enormes en masa y en cantidad de movimiento que los demás actores, naciones y bloques de naciones sólo pueden producir perturbaciones secundarias. A la larga, el movimiento global sigue, hasta hoy, los movimientos de éste mega imperio en formación.

 

 

 

El Poder Oculto del Imperio

El Modelo Político Empresarial y su praxis

 

 

En éste artículo vamos a intentar analizar sus limitaciones. Su modelo de crecimiento sigue el de sus grandes corporaciones, el modelo que hemos dado en denominar Modelo Político Empresarial, políticamente asexuado, frío, mecanicista, producto de una ética capitalista exitosa instaurada en una nación de recursos que parecían hasta no hace mucho prácticamente ilimitados. La estrategia más despiadada de la vieja ética WASP, acrónimo Inglés por Blanco, Anglo Sajón y Protestante, se impuso y se salió de madre, haciéndose cínica y corrupta, alejándose de sus valores tradicionales. Su leit motiv fue siempre priorizar la rentabilidad del capital y el crecimiento continuo, aunque simplificándose en las dos últimas décadas: crecimiento corporativo a ultranza, negociando primero con el poder de policía del Estado, luego comprándolo y finalmente creando su propio poder de policía.

 

La idea del modelo es simple y materialmente atractiva, si un emprendimiento crece, crece a la larga el capital y todo se resume en la elemental fórmula del interés compuesto. Los nuevos príncipes de éste modelo serán pues aquellos que logren hacer crecer más a sus empresas, sin importar el cómo, en un alucinante y deshumanizante juego. En la reciente película australiana The Bank se presenta éste juego en forma muy clara. Mientras el crecimiento de las empresas era relativamente lento y en un entorno competitivo, valían reglas de juego seculares y todo se supeditaba al control de los estados nacionales donde las empresas operaban, pero a medida que las empresas se hacían más y más grandes se tendió a eliminar a las más pequeñas, la competitividad se debilitó, cada vez importaba menos el producto o servicio que se ofrecía: manteca, hamburguesas, erotismo o tanques y todo terminó sublimándose en términos financieros.

 

 

 

El mundo de las finanzas como estadio terminal del sistema

 

Las finanzas son lo más alejado del factor humano dentro de las corporaciones siendo lo más cercano la producción en sí. Si para crecer fuera necesario eliminar la producción, hasta ese límite llegarían las empresas en su loca carrera por el crecimiento. Esto no es una fantasía pues lo hemos presenciado en la crisis del denominado dominio punto com, con mega empresas vacías de contenido y de activos reales hechas solo para crecer a un ritmo vertiginoso pero que se desinflaron al menor contraste con la realidad.

 

Una tecnología subordinada a éste fin, realimenta el crecimiento desenfrenado, desplazando cada vez más al hombre. La economía mundial se está transformando en un conglomerado de unas pocas corporaciones gigantescas hechas solo para crecer, pero que pueden entrar en colapso si por alguna causa se detiene su crecimiento. En éstas empresas son promovidos a sus posiciones de liderazgo solo aquellas personas con la habilidad de turno necesaria para hacerlas crecer a toda costa sin tener en cuenta los tradicionales aspectos éticos del sistema.

 

 

Un modelo vacío de contenido

Generación de burbujas financieras

 

Este proceso terminal es de extrema gravedad para la supervivencia humana sobre nuestro hermoso planeta de color esmeralda. Todo ocurre como en una película de ciencia ficción, en la cual debajo de las caras de los gobernantes están realmente las caras sin nacionalidad ni sexo político de los cuadros dirigentes del Modelo Político Empresarial, que domina el escenario de la política mundial sin interesarse demasiado por lo que nosotros, la mayoría de los mortales, consideramos política.

 

Si para crecer, éste modelo necesita guerras, las creará y con ello dará oxígeno a una industria armamentista y de seguridad, del imperio y de sus aliados, y los habitantes del denominado  Primer Mundo seguirá en la ilusión de que es viable un modelo ético y sustentable de crecimiento económico ilimitado, de modernidad y tecnología.

 

 

 

Combustible del modelo

 

Este modelo de crecimiento necesita, a la larga, dos insumos básicos, a saber: información y energía, dos fluidos que tienen incluso sus equivalencias matemáticas con la Fórmula de Shannon. Si se detiene uno de esos suministros, seguramente el sistema entrará en colapso aunque también puede colapsar por enfrentamiento violento, convencional o no convencional. Suponiendo que no pueda conformarse en el tiempo y en el espacio un frente enemigo lo suficientemente potente y fuerte como para resistir la expansión del modelo dominante, su limitación estaría dada por el agotamiento de uno de los mencionados recursos básicos.

 

 

 

Limitaciones del modelo

 

A nuestro entender, y en base a nuestros análisis, el modelo puede entrar en colapso antes de lo que uno podría suponer. En efecto, la cabeza visible del modelo es el gobierno de los Estados Unidos, con un pueblo que consume ya más de la mitad del petróleo del mundo y que para continuar creciendo en la próxima década necesitaría controlar el 70% de la producción petrolera mundial, cosa que ni los países productores de petróleo ni el resto de la naciones que dependen para su supervivencia de ese insumo básico van a permitir. El estándar de vida americano está estrechamente relacionado a éste consumo energético, fundamentalmente a partir del consumo de electricidad. El pueblo americano presenta elasticidad al consumo de bienes pero no al de servicios que hacen a su bienestar físico. Desde la cuna, todo norteamericano considera como formando parte de su ambiente el bienestar creado artificialmente en base a un gigantesco consumo de energía per cápita, en relación al resto del mundo.

 

 

 

Petróleo idiota!, Petróleo!

 

La situación en el Golfo Pérsico está siendo hoy manejada por las grandes corporaciones que no tienen patria, y presionan a sus respectivos gobiernos para permitir que el oro negro siga fluyendo de forma tal que permita su expansión continua. Así, logran incluso convencer a los gobiernos de Rusia, China y Francia para que desistan de su enfrentamiento a Estados Unidos a condición de que el Reparto Corporativo de Irak sea ¨equitativo¨. Si por el contrario, y como debiera ser, el manejo del mundo estuviera hoy en manos de los estados nacionales, Rusia, China y Francia no hubieran aflojado su posición de resistencia a la invasión de Irak, a sabiendas que sus pueblos están mejor preparados históricamente que el pueblo americano para sufrir las penurias emergentes de la restricción energética, pero lamentablemente, los que hoy deciden son las grandes corporaciones.

 

A nuestro entender, el Modelo Político Empresarial está irreversiblemente atado a la comercialización del petróleo y al pleno abastecimiento del mismo hacia el mercado de Estados Unidos en primer lugar y a la Unión Europea en segundo lugar. Si por alguna causa, el abastecimiento no fuera el necesario para Estados Unidos y sus aliados, comenzaría el colapso del Modelo Político Empresarial, siendo uno de los más perjudicados el propio Estados Unidos. Opinamos que esa instancia va a llegar en forma relativamente rápida pues está en juego nada menos que la supervivencia de la especie humana. Tenemos que pensar, para lo que resta de la década presente, en un escenario con 7.000 millones de personas que ven que 350 millones de personas están firmemente decididas a tomar para sí el 70% de la energía disponible y todo subordinado al control de un pequeño grupo de mega corporaciones apátridas, que si bien hoy miran hoy con simpatía a las bandera de Estados Unidos y de sus aliados es simplemente porque son sus mejores clientes.

 

 

 

Reacciones previsibles a la expansión del modelo

Lo que viene después del colapso

 

Lo que muy presumiblemente ocurra es que en cualquier momento, las reacciones a éste modelo va a producir el corte del flujo del petróleo y eso puede llegar a poner en evidencia la falta de sustento material e incluso económico del mismo, como ya ha ocurrido con muchas grandes corporaciones. La gigantesca burbuja del reino de las finanzas se desinflará y solo quedarán como potencial económico concreto las famosas cuatro M´s:

 

Man (El Hombre),

Machines (Máquinas y Plantas Productivas),

Materials (Materias Primas y Materiales en general) y

Management (Inteligencia de Dirección).

 

El poder real emergente de la economía de las naciones quedará representado por el mapa de estos recursos estratégicos básicos, y ¡guay de aquellas naciones que resulten desprotegidas en estos aspectos esenciales!.

 

Este cambio será tan radical, que no solo cambiará la geografía económica, política y social del mundo sino que es probable que aparezcan nuevas formas de gobierno, un nuevo concepto que reemplace al ya demasiado erosionado y vapuleado concepto de estado nacional, nuevas formas de representación popular y quizá hasta un nuevo tipo de moneda.

 

 

Entendiendo el empobrecimiento agudo de Latinoamérica

 

De la misma forma que el empobrecimiento de los países de nuestra región aparece como algo extraño y hasta inexplicable y surgen teorías que lo explican como resultado ora de la corrupción de nuestras clases políticas, de la Deuda Externa, de nuestra falta de solidaridad, de nuestra incapacidad de asociación, etc., etc., muchos futurólogos hablan de un próximo Armagedón, citando múltiples causas y sus correspondientes explicaciones: Choque de Culturas, Una Nueva Cruzada, La Globalidad, etc., etc. Es nuestra opinión que todo ello puede ser explicado en base a una sola causa primera, de naturaleza económica financiera: los emprendimientos comunes están dejando de ser lo suficientemente atractivos para las grandes acumulaciones de capital.

 

Los emprendimientos en Latinoamérica han dejado de ser rentables para los príncipes del capital. Para ser rentables, y traduciendo todo a capital, tendría que existir una poderosa infraestructura instalada en nuestros países. Al no haberla, muchas veces por desidia y corrupción, el capital se va. Solo se instala el capital en forma temporaria en zonas de maquila y de producción y extracción de commodities, inversiones que cada vez requieren menos mano de obra y cada vez menos calificada

 

Todo especialista en inversiones sabe que la mayoría de los emprendimientos en nuestra región no son rentables e incluso muestran rentabilidades negativas analizadas en monedas fuertes. En cualquiera de esas monedas, por ejemplo, dólar o euro, el campo no es rentable, las propiedades no son rentables, la actividad agropecuaria en general no es rentable, la inversión industrial no es rentable. Por eso la gente busca la inversión especulativa, escenarios gano-pierden, el negociado. A la larga, la gente en nuestros países elige intuitivamente invertir en lo que menos se deteriora a lo largo del tiempo en moneda fuerte, tierra y propiedades.

 

Desafortunadamente, las rentabilidades positivas evaluadas en monedas fuertes sólo se dan en los lugares de alta concentración de capital instalado o sea en el Primer Mundo y particularmente en los Estados Unidos. El capital instalado en una hectárea, urbana, conurbana o agraria de tierra en cualquier parte de Estados Unidos o de los países líderes de la Unión Europea, tiene un capital instalado del orden de centenares de veces al de un lote similar en cualquiera de las naciones de Latinoamérica. El dinero sigue un modelo físico de tipo gravitatorio: las masas de dinero se atraen en proporción a sus masas e inversamente proporcional a una potencia de sus distancias, siendo las distancias medidas en facilidades de comunicación.

 

 

 

 



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters