Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana La Guerra del Siglo 21
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Miercoles 18 de octubre del 2017
 
Google







free counters
Ataque del 11 de Septiembre: Llenando el vacío de las Torres Gemelas de Nueva York

Llenando el vacío

Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com

 

 

 

Ante la tragedia reconforta ver la tremenda capacidad del ser humano para superarla, A continuación se muestra un arreglo fotográfico realizado por los equipos técnicos del New York Times ante una idea de los Artistas Paul Myoda y Julián La Verdiere. Curiosamente, no sabemos si con un cierto mensaje críptico, se publicó en el día de hoy, 20 de Septiembre, con fecha 23 de Septiembre 2001.

 

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

 

 

 

 

Como la gente en todo el mundo, Paul Myoda y Julián La Verdiere respondieron al ataque llamando a los amigos, ofreciendo su sangre, tratando de imaginar cómo ayudar. Pasaron el día mirando al cielo  que se mostraba como inusualmente en blanco. Ellos conocían esos edificios, estuvieron trabajando seis meses allí, en un estudio del piso 91 de la torre norte preparando una escultura que iba a ser instalada el año próximo sobre la antena de radio.

 

Trabajando sobre ésta obra de arte que había sido encargada por el grupo Tiempo Creativo, estudiaron las torres, las observaron desde distintos puntos de la ciudad y estaban inmersos en su propia cultura. Estuvieron en la “hora feliz” en “Ventanas al Mundo”, y bajaron desde el piso 91 que les tomó 45 minutos.

 

En los momentos posteriores a la caída de las torres Los dos artistas concibieron un nuevo proyecto denominado “Las Torres Fantasmas”, que se muestran sobre la cubierta de la revista (del New York Times). Imaginaron dos poderosos haces de luz que se eleven desde una fuente de reflexión, rellenado el vacío dejado por las torres con incandescencia.

 

“Es más que nada una respuesta emocional”, dijo La Verdiere. “Esas torres son como miembros fantasmas, podemos sentirlas aún cuando no estén más allí. Sin ser doctores u operadores de grúa, nos dimos cuenta que la mayor cosa que podíamos hacer es realizar un gesto artístico que pudiera ser de consuelo o una sensación de seguridad y esperanza.”

Los artistas intentaron esto como un monumento efeméride, ocupando el agujero en el cielo hasta que se proceda a la reconstrucción. “Es una ironía, una especie de ironía dolorosa, que miramos a las dos torres de la misma manera en la que los terroristas las miraron, como un símbolo de las comunicaciones, de fuerza y de poder”, dijo Myoda. “Yo quisiera ver nuevamente edificios de oficinas en ese lugar. No un campo santo o un jardín o una pieza de arte. Deberían haber grandes edificios. Debería volver a ser lo que fue”.



 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters