Noticias de Ciencia y Tecnología de aunmas
Noticia Número 13
Aunmas_ciencia_013
3 Junio 2002
Juan Chamero, Editor Jefe de aunmas.com
Life is Music, DASI, COBE


Los científicos están descubriendo escenas de la infancia del Universo

Según los Vedas La vida es música. Usando un telescopio situado en lo alto de la cordillera de Los Andes, tanto que se necesitan mascaras de oxígeno para visitarlo, los astrónomos han encontrado lo que podría ser descrito como las fotos más recientes del nacimiento del universo, encontrando por primera vez las semillas a partir de las cuales se forman las galaxias.



COsmic Background Explorer




Las observaciones fueron hechas por un conjunto de antenas de microondas conocido como Detector del Fondo Cósmico, que formó un mapa de diminutas variaciones en el brillo de ondas de radio, que se supone habrían sido dejadas como residuo del Big Bang. Ello revelaría el comienzo del universo cuando solo tenía 300.000 años y era tan caliente como una estrella fría, salpicado con débiles y fríos manchones de un centésimo del tamaño aparente de La Luna.

Los análisis de las imágenes confirman la teoría del Big Bang, que dice que el universo fue formado por un fenomenal estallido ocurrido hace unos 14.000 millones de años, que es geométricamente "plano"a lo largo de las más grandes escalas cósmicas y que es dominado actualmente por una misteriosa materia oscura y por una aún más misteriosa energía negra que es la que expande continuamente el universo. También afirma ésta teoría que el universo sufrió una breve período de "hiperexpansión" conocido como "inflación" durante el primer instante de tiempo.

En una Conferencia de Prensa, el Dr. Anthony Readhead, de la Fundación Nacional de Ciencias y profesor de astronomía del Instituto de Tecnología de California, Caltech, definió el logro como una "muy poderosa confirmación del modelo estándar cosmológico", agregando que "por primera vez, la teoría de formación de las galaxias se ubica como una propuesta firme con bases observacionales".

El Dr. Richard Bond, del Instituto Canadiense de Física Teórica, quién trabajó muy próximo al Caltech, dijo que "una cosa luego de la otra se ubican en su lugar, dentro del rompecabezas teórico sobre el que hemos venido trabajando". Astrólogos y cosmologistas ajenos al equipo dijeron que el trabajo era muy importante.

El fondo cósmico, un ruido prácticamente uniforme de radiación de microondas que llena el espacio, ha despertado la atención de los astrónomos desde que fuera descubierto en 1965 por los doctores Dr. Arno Penzias y Dr. Robert Wilson, investigadores de los Laboratorios Bell y subsecuentes Premios Nóbel. De acuerdo a cálculos teóricos, los gases primordiales del universo temprano deberían haber mostrado pequeñas variaciones de temperaturas como resultado de ondas acústicas en la rápidamente expansiva bola de fuego. La bola de fuego, se habría expandido sonando como una campana, con una nota principal y sobre tonos.

Esos tonos del "canto" de la bola de fuego, brindan una forma directa para calcular parámetros cosmológicos, tales como la geometría del espacio-tiempo, la densidad del universo y su velocidad de expansión. Sin embargo, a causa de que el vapor de agua de la atmósfera también emite microondas y de que la radiación cósmica es muy débil, solo puede ser estudiada desde globos y desde satélites. Recién en 1992, el satélite COBE de la NASA detectó por primera vez ruidos en la radiación cósmica de fondo.

Hace dos años, un par de experimentos con globos de alta resolución, denominados Boomerang y Máxima, detectaron por primera vez éstas notas cósmicas, cuyas frecuencias indicaban la geometría del espacio-tiempo. De acuerdo a la Teoría de la Relatividad General de Einstein, el espacio puede "enrollarse" de varias formas, dependiendo de la densidad de la masa y de la energía contenida. Los cosmologistas modernos, incluido Einstein, se han volcado hacia la idea de un universo "plano" sin superposición especial, un prejuicio que fue confirmado por las experiencias con Boomerang y Máxima.

Estos y otros experimentos llevados a cabo en el Polo Sur, denominados DASI, permitieron encontrar que las notas más altas de la escala cósmica ayudan a los teóricos a medir las densidades de la materia ordinaria y oscura del universo. Resultados similares fueron sometidos como Informes Mensuales a la Sociedad Real de Astronomía (Gran Bretaña) por un equipo de astrónomos Europeos, basados en las observaciones del Reticulado Muy Pequeño de Tenerife, en las Islas Canarias.

El Detector de Fondo Cósmico, que fuera diseñado para observaciones de alta resolución, fue construido en Caltech y embarcado a un lugar ubicado a más de 5.000 metros de altura en el desierto de Atacama, en Chile, para evitar los problemas de las interferencias del vapor de agua. Se encontró que al menos cuatro notas se debilitan en fuerza y luego subían. La concentración resonante a altas frecuencias es un importante resultado pues eso es consistente con las predicciones teóricas de que las notas altas se distorsionaban y debilitaban mientras que las notas bajas persistían más que las altas cuando "se hacía sonar la campana" del Big bang. Los parámetros cósmicos obtenidos mediante el análisis de las potas altas eran iguales a los obtenidos usando las notas bajas, lo que brindaba una prueba independiente del modelo estándar.

La confirmación de la chatura del universo es particularmente vital para la hipótesis de la inflación, que fue recién expuesta en 1980 por Alan Guth, físico del Instituto Tecnológico de Massachusetts, "siendo una propuesta sobre lo que era responsable de la expansión del Big Bang". Según Guth, un breve impulso de antigravedad habría hecho expandir el naciente cosmos a enormes proporciones, suavizando sus irregularidades y causando que el universo observable parezca plano. Ésta teoría está a su vez fundamentada en teorías de física de partículas de alta energía y al momento de la hipótesis, había poca evidencia de que el universo era chato. Los nuevos datos son también consistentes con otra de las predicciones de la inflación: que todas las notas de la bola de fuego deberían contribuir igualmente en una especie de "ruido blanco". Guth se sorprendió por conocer en vida estas comprobaciones de su hipótesis. Aunque los hallazgos no demuestran la veracidad de la inflación, hace más duro sustentar otras teorías alternativas.


    NCyT  volver al índice
  Envía tu contribución Recomienda ésta página a un amigo