Noticias de Ciencia y Tecnología de aunmas
Noticia Número 16
Aunmas_ciencia_016
15 Junio 2002
Juan Chamero
Fuentes: Proyecto CBI/Caltech, Space.com


Estudios sobre la infancia del cosmos

El Instituto de Tecnología de California, Caltech, con un telescopio de alta resolución instalado a 5080 metros de altura en el desierto de Atacama en Chile, tomó la imagen más nítida hasta el momento del origen del universo.


Fuente: Caltech, CBI en Atacama


Para estudiar la infancia del cosmos, los primeros instantes de la gigantesca explosión del Big Bang, se necesitan telescopios de alta resolución. Para ello, un potente telescopio desarrollado por el Instituto de Tecnología de California, Caltech, se instaló a 5080 metros de altura en el desierto de Atacama en Chile, a 50 kilómetros de San Pedro de Atacama, por ser una región que posee el cielo más límpido del mundo para éste tipo de observaciones astronómicas, desde el cual se tomó la imagen más nítida hasta el momento del origen del universo.

El radiotelescopio, denominado Generador de Imágenes del Fondo del Universo o CBI (por sus siglas en inglés), consiste en 13 antenas de radio individuales sobre una sola montura que pueden ser dirigidas hacia un punto en el espacio. Cada antena es un reflector parabólico de 90 centímetros. Las señales recibidas son combinadas y analizadas por supercomputadoras que captan un espectro de radiación. La imagen captó al universo a la temprana edad de 300 mil años.


El universo a la edad de 300 mil años (foto: Caltech).
Crédito: CBI/Caltech/Fundación Nacional de Ciencias USALa imagen es de una radiación procedente de tres pedazos de cielo de aproximadamente dos grados cuadrados (cuatro veces el diámetro de La Luna). Los colores representan la intensidad de la radiación, donde el rojo corresponde a manchas frías y el blanco a manchas calientes, Las fluctuaciones en intensidad son de unos 100 micro grados Kelvin sobre una temperatura de 2.73 grados Kelvin


La directora del Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile, María Teresa Ruiz, dijo a la BBC de Londres que pudieron observar las primeras semillas de las galaxias que, millones de años después, engendrarían planetas como el nuestro. La figura muestra un universo con irregularidades desde su infancia. Esto va en apoyo de la teoría del Big Bang que afirma que el universo comenzó con una tremenda explosión, luego sufrió una muy rápida inflación y luego comenzaron a desarrollarse las primeras galaxias. La imagen muestra las primeras fluctuaciones de densidad de lo que inicialmente tuviera una distribución uniforme, ocurrido a los 300.000 años de la explosión, esencialmente grumos de la supuesta radiación de microondas cósmica de fondo (CMB en Inglés), que es ubicua en todo el universo. Por primera vez se ven las semillas de los cúmulos de galaxias.

El CMB fue predecido en 1940 pero recién detectado en 1965. Por décadas, luego de su descubrimiento, la radiación de fondo aparecía como una temperatura uniforme por todo el espacio. Sólo en los tempranos 90, el COBE, Satélite Explorador del Fondo Cósmico, detectó variaciones de temperatura que según los cosmologistas podrían ser las semillas de la estructura del universo. Los modelos computacionales ven éstas variaciones como filamentos de materia conectados a nodos como una tela de araña. Acumulaciones de hidrógeno, como gotas sobre la tela de araña. Cada gota tiene masa, gravedad y velocidad aleatoria, y eventualmente son atraidos a los nodos. La materia se junta con materia y nacen las galaxias, muchas de ellas en grandes cúmulos. Hasta hace poco los cosmologistas creían que éste proceso era ayudado por una significativa cantidad de materia y energía invisible, las llamadas materias y energías oscuras. Los nuevos resultados muestran la posible existencia de estos fenómenos extraños.


    NCyT  volver al índice
  Envía tu contribución Recomienda ésta página a un amigo