Noticias de Ciencia y Tecnología de aunmas
Noticia Número 18
Aunmas_ciencia018
15 Junio 2002
Juan Chamero
Fuentes: Centro de Arecibo, SETI@home: Proyecto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre en Inglés),
La Ecuación de Drake, Instituto SETI, Lugares Místicos y Misterios


Posibilidades de Vida Extraterrestre - II
¿Balbuceos Científicos?


Pros y Cons de los mensajes enviados al espacio interestelar y enriquecimiento de la Fórmula de Drake que permite estimar el número de civilizaciones presentes en nuestra galaxia y tecnológicamente avanzadas, capaces de comunicarse con nosotros.




Fuente: Placa Pioneer 10


N = R* · fs · ne · fl · fi · fc ·tvida


Detectar la presencia de vida en los exoplanetas requiere una sensibilidad de la que no disponen los instrumentos actuales. No obstante, los nuevos instrumentos son cada vez más sensibles, y las técnicas empleadas se van refinando poco a poco, lo que mejora las expectativas futuras. Una de las posibilidades más interesantes relacionadas con los planetas extrasolares es la posibilidad de la existencia de vida en los planetas descubiertos. Merece la pena destacar en este sentido el proyecto seti@home, un proyecto científico destinado a analizar señales de radio recogidas en el radiotelescopio de Arecibo. El objetivo del proyecto es utilizar los ordenadores esparcidos por todo el mundo para analizar la gran cantidad de datos recogidos.

En el sitio aparece la descripción del proyecto, así como la posibilidad de descargar el software necesario para contribuir al mismo desde cualquier ordenador que disponga de la posibilidad de mandar y recibir datos mediante correo electrónico.


Otros Mensajes enviados al espacio Inter estelar

La Placa de la Pioneer 10, que se muestra arriba, fue una de las primeras Placas-Mensaje enviadas al espacio. Frank Drake, conjuntamente con Carl Sagan, estuvieron trabajando durante tres semanas en el año 1972 para diseñar la placa que iba a ir en la nave Pioneer 10. La placa tenía 15 por 23 centímetros y su diseño se ha convertido en uno de los más duraderos por su simpleza.

Se muestra la pareja humana sobre la silueta de la aeronave como fondo. El Sol, centro de nuestro sistema se muestra ubicado con relación a 14 pulsares y al centro de la galaxia. Cómo unidad de medida fundamental se muestra el esquema de la transición hiperfina del hidrógeno neutral y aparece el Sistema Solar con sus tamaños y distancias medidas en binario, mostrándose a la derecha de la pareja humana el equivalente binario del decimal 8.


La fórmula de Drake
Fuente: Organización SETI

El científico americano Frank Drake, actualmente el presidente de la Organización SETI, propuso en 1961 una ecuación que permite estimar el número de civilizaciones tecnológicamente avanzadas, capaces de comunicarse con nosotros, presentes en nuestra galaxia. Para ello, utiliza una serie de parámetros (ritmo de formación estelar, porcentaje de estrellas con planetas girando a su alrededor, etc.). La ecuación de Drake es:

N = R* · fs · ne · fl · fi · fc ·tvida
Donde:
  • R*: ritmo de formación de estrellas (por año) en nuestra galaxia.
  • fs: porcentaje de estrellas que pueden alojar planetas.
  • ne: fracción de planetas que son habitables.
  • fl: fracción de planetas habitables en los que se desarrolla finalmente la vida.
  • fi: fracción de planetas con vida en los que ésta evoluciona hacia una forma inteligente.
  • fc: fracción de estos planetas en los que aparece una civilización capaz de desarrollar una tecnología suficiente para comunicarse con otras civilizaciones.
  • tvida: tiempo medio de vida de dicha civilización (en años) antes de que se produzca su extinción.
La fórmula es la expresión algebraica de un razonamiento lógico secuencial, de las condiciones que tienen que darse para que una civilización éste en un estado de civilización tal que posea la tecnología apropiada para comunicarse sumado a su voluntad de comunicarse.

Los últimos descubrimientos han hecho aumentar notablemente el valor de fs y de ne a introducir en la fórmula de Drake, aunque esto no deja de ser una estimación. Cada factor es tema que involucra a varias disciplinas, por ejemplo fi, que tiene que ver con el desarrollo y evolución de la inteligencia. La ecuación de Drake no pretende tener validez científica sino brindar un juego intelectual para poder avizorar la posibilidad de vida inteligente a medida que la ciencia va ampliando sus horizontes.


Críticas al envío de mensajes al espacio Interestelar
Fuentes: índice de Proyectos Públicos, Pregúntele a un Astrónomo

En primer lugar las críticas se centran en lo primitivo que son nuestros métodos actuales de enviar mensajes por señales de radio. La radio es, en efecto, un descubrimiento reciente. Primero el hombre aprendió a crearlas y a detectarlas y luego a modularlas para usarlas para transmitir sonidos e imágenes pero aún de una forma muy ineficiente en términos energéticos: enormes cantidad de energía radiante lanzadas al espacio indiscriminadamente para transmitir sólo una información mínima.

La segunda crítica se centra sobre el "ancho de banda" de las transmisiones. Las ondas lumínicas moduladas pueden transmitir potencialmente diez mil millones de veces la cantidad de información que transmiten las ondas de radio, luego los críticos sugieren esperar unos cien años para estar en condiciones de modular ondas lumínicas.

Una tercera crítica es el envío de radiaciones al espacio en forma indiscriminada, o a blancos de enormes secciones eficaces, en lugar de dirigirlas hacia blancos precisos con tecnologías similares a los Laser y Maser empleando menos de un mil millonésimo de la energía necesaria para enviar con alguna chance de éxito los mensajes actuales.

La cuarta crítica se refiere a la exasperante lentitud del proceso de comunicaciones en sí. Supongamos que se emite un mensaje en forma continua y que es finalmente detectado dentro de 1.000 años por alguien que estaba alerta hacia una determinada dirección del espacio donde estábamos nosotros y sintonizado a nuestras frecuencias, desde ya muchas casualidades. Aún sospechando que es un mensaje inteligente, es muy probable que lo entienda como algo equivalente a un ¿Hola, hay alguien por allí?. La respuesta de nuestros descendientes dentro de 1.000 años, si continuamos existiendo y si continuamos dentro de un proceso evolutivo, sería el principio de una comunicación que tomaría miles de años.


A favor de seguir enviando mensajes
Fuente: Misterios del Mundo: Nazca Lines

No obstante las críticas, el hombre seguirá en su intento ego centrista de trascender en vida. Con el mismo criterio podríamos criticar la construcción de las pirámides y el de las extrañas figuras dibujadas en el suelo en Nazca, Perú. Incluso podemos imaginar el espacio poblado de un número inmenso de mensajes emitidos por civilizaciones en estadios igual o más avanzados que el nuestro y si las más avanzadas tienen tecnologías para emitir en forma discriminada con gran eficiencia es muy probable que dispongan también de tecnologías para interpretar mensajes, rudos, con ruido y de baja potencia como los nuestros. Otro razonamiento positivo es pensar que es también probable que nuestra especie deje de existir y en ese caso no importa cuándo llegue el mensaje que denuncie la existencia de una civilización en ese momento desaparecida sino que llegue en algún momento a un ser inteligente.


El Mensaje de Arecibo
Un mensaje para seres inteligentes
Fuentes: El Mensaje de Arecibo, por Louis Pinto, The Goldberg Variations, SETI Australia

En el año 1974, desde el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, donde está ubicado el telescopio más grande del mundo, se envió un mensaje a las posibles civilizaciones inteligentes del Universo. El mensaje, muy breve, consistía de una cadena de 1679 dígitos binarios (bits). La elección de ese número no es arbitraria, como nada era arbitrario en ese mensaje. En efecto, 1679 es divisible por 73 y 23, dos números primos, sugiriendo un mensaje bidimensional. La secuencia de bits del mensaje agrupados en una matriz de 23 bits de ancho por 73 de longitud se muestra abajo donde se lo ha coloreado para comprenderlo mejor. El mensaje enviado a civilizaciones supuestamente existentes en el Cúmulo Global M13, donde arribaría en ¡"sólo" 25.000 años!.

Esta postura hace aparecer al mensaje de Arecibo, enviado por el Dr. Frank Drake, como un intento complejo y romántico. Fue enviado sólo una vez. Para ser escuchado en algún lugar del Cúmulo Globular al cual fue dirigido, alguien debería estar atento en el momento correcto y a exactamente la frecuencia de emisión, ¡la respuesta tardaría la friolera de 50.000 años!. No obstante es posible que el mensaje llegue y eso vale el esfuerzo. Durante la solemne ceremonia de emisión, muchos científicos lloraron y Drake también.


    NCyT  volver al índice
  Envía tu contribución Recomienda ésta página a un amigo