Noticias de Ciencia y Tecnología de aunmas
Noticia Número 19
Aunmas_ciencia_019
15 Junio 2002
Juan Chamero
Fuentes: BBC en Español, Silesma de España, Universidad de California en Berkeley


Planetas extrasolares - Planetas y Vida

Se ha descubierto un Sistema Planetario muy similar al nuestro a 41 años luz de la Tierra.




El menor de los planetas descubiertos es 40 veces mayor que la Tierra


Goeffrey Marcy, de la Universidad de California en Berkerley, y Paul Butler, del Instituto Carnegie de Washington, anunciaron el descubrimiento de un Nuevo Sistema Planetario de 13 planetas, con los que se eleva a cerca de 100 el número de planetas conocidos fuera del sistema solar. Debido a las técnicas de detección actuales, que solo permiten detectar los planetas de grandes masas, superiores a la de nuestro planeta Júpiter, todos los planetas descubiertos hasta ahora son mucho mayores que la Tierra. El sistema planetario que se parece al nuestro gira alrededor de una estrella llamada 55 Cancri de la constelación de Cáncer. El menor de estos "exoplanetas" se encuentra entre los recién descubiertos por Marcy y Butler y su masa es aproximadamente 40 veces mayor que la de la Tierra. Todos los planetas extrasolares descubiertos hasta ahora orbitan a una menor distancia de la estrella madre y la mayoría de ellos tiene órbitas alargadas y excéntricas, siendo el recientemente descubierto uno de los menores, con una masa aproximadamente 40 veces mayor a la de la Tierra.

Respecto a estos exoplanetas Silesma de España nos dice:

    Saber si estamos o no solos en el universo ha sido uno de los objetivos de muchos filósofos y científicos a lo largo de la historia. Ya el filósofo Epicuro aventuró la hipótesis de que existían infinitos mundos como la Tierra, cada uno de ellos con una civilización como la nuestra. Dos mil años después de sus afirmaciones se han descubierto los primeros planetas que giran en torno a otras estrellas. La vida, tal y como la conocemos, no puede desarrollarse en las estrellas, pues las condiciones de presión y, sobre todo, de temperatura, la limitan. Parece que los planetas (o en todo caso sus satélites) son los únicos cuerpos celestes (junto con los cometas) apropiados para albergar vida. Parece, pues, necesario que existan planetas para que la vida pueda desarrollarse.

    El descubrimiento de planetas extrasolares es un acontecimiento bastante reciente. Aunque la búsqueda sistemática comenzó en 1988 por parte de Geoffrey W. Marcy (San Francisco State University) y R. Paul Butler (Carnegie Institution of Washington), el equipo que más planetas extrasolares ha descubierto hasta el momento, el primer planeta extrasolar o exoplaneta (51 Pegasi) fue detectado en 1995, por Michel Mayor y Didier Queloz en el Observatorio de Haute-Provence. Desde entonces se han ido sucediendo los descubrimientos sin parar, hasta llegar a las varias decenas que se conocen hasta el momento.

    Pero observar planetas directamente no es una tarea fácil. La existencia de planetas extrasolares se ha deducido en primera instancia a partir de pruebas indirectas. No obstante, existen varios proyectos futuros que permitirán observar estos planetas en el visible o en el infrarrojo. A partir de ahí se podrían obtener algunos datos que permitan deducir si dichos planetas alojan vida o no.

¿Un Sistema Planetario similar al nuestro?

En los últimos años se han descubierto cerca de un centenar de sistemas planetarios. Recientemente, astrónomos de la Universidad de California con sede en Berkeley, EE.UU., anunciaron el descubrimiento de un sistema planetario que podría ser muy parecido al de nuestro Sol.

El mismo está compuesto por dos planetas gigantes que se trasladan en órbita circular alrededor de la estrella 47 Ursar Majoris, ubicada a 45 años luz de nuestro planeta, y que integra la constelación de la Osa Mayor. Si bien el descubrimiento de sistemas planetarios no es algo nuevo, este caso presenta un especial interés, ya que la composición química de la estrella es muy parecida a la del Sol. Asimismo, la posición de los planetas descubiertos, del tamaño del gigante Júpiter, podrían alimentar la hipótesis de presencia de planetas más pequeños en órbitas inferiores y algunos de ellos, aventuran los científicos, podrían reunir las condiciones necesarias para el desarrollo de formas de vida.

"De todos los sistemas solares que hemos encontrado, éste es el que más se parece al nuestro", señaló Debra Fischer, astrónoma de la Universidad de California. "Por primera vez, tenemos una estrella con dos planetas gaseosos gigantes que están lejos de su estrella, y sabemos que no existe un planeta gaseoso gigante en las regiones más próximas a esa estrella", agregó Fischer. Según los científicos, en el espacio vacío entre la órbita de dichos astros gaseosos y la estrella, podría esconderse un planeta similar a la Tierra, posiblemente con agua y hasta con vida.


    NCyT  volver al índice
  Envía tu contribución Recomienda ésta página a un amigo