Noticias de Ciencia y Tecnología de aunmas
Noticia Número 23
Aunmas_ciencia_023
24 Noviembre 2002
Juan Chamero
Fuentes:
Universidad de Wisconsin
AP


El mundo científico confia en crear microbios y bacterias nuevas

La idea es crear nuevas bacterias para aplicaciones bioenergéticas, usando DNA fabricado en laboratorio a partir de compuestos químicos.


Estructura básica de una bacteria




Un grupo de investigadores dirigidos por el director del programa privado que creó el Mapa del Genoma Humano, J. Craig Venter, está abocado a crear un microbio al que incorporandole genes artificiales pueda fabricar combustible de hidrógeno. La idea es crear nuevas bacterias para aplicaciones bioenergéticas, usando DNA fabricado en laboratorio a partir de compuestos químicos.

Según Venter, el objeto es crear una bacteria capaz de fabricar combustible hidrógeno o, alternativamente, crear un microbio que absorba y almacene dióxido de carbono, extrayéndolo de la atmósfera. Como corolario, la comunidad científica aprenderá a nivel molecular la cantidad y tipo de genes que la célula necesita para luchar y reproducirse y cómo crearlos artificialmente. El temor acerca de la creación artificial de genes básicos esenciales para la vida es que ese conocimiento caiga en manos de terroristas.

Fondos federales de Estados Unidos apoyarán la iniciativa del Instituto para Energías Biológicas Alternativas, creada por Venter, formada por unos 10 investigadores, entre ellos el Premio Nóbel Hamilton. O. Smith, experto en el manejo de DNA en laboratorio. Ese instituto continuará trabajos ya iniciados por Venter y sus colaboradores en el año 1995. Como primer ensayo secuenciarán los genes de una bacteria llamada Micoplasma Genitalis, uno de los microbios más simples conocidos con un solo cromosoma y 517 genes, teniendo en cuenta que los humanos portan 30.000 genes y 23 pares de cromosomas en cada una de sus células.

Una vez secuenciados e identificados, comenzarán a sacar genes para determinar cuántos son esenciales para la vida. Ya en 1999 publicaron un trabajo que acotaba las necesidades genéticas mínimas de ese microbio, de 265 a 350 de sus 517 genes. Los investigadores usarán compuesto químicos básicos para sintetizar el DNA en el microbio. Luego emplearán radiación para matar el cromosoma normal reemplazándolo por el DNA fabricado en laboratorio. Las partes funcionales, por ejemplo, las enzimas y el RNA se mantienen pero su estructura genética será sintética. La pregunta filosófica que se plantea es: ¿cuántos genes hay que cambiar en un organismo antes de que pueda ser considerado una nueva forma de vida?.

El porqué de microbios en lugar de bacterias es porque carecen de la fuertes paredes celulares como la mayor parte de las bacterias y porque es un parásito total, dependiendo de donde se hospeda para fabricar el más básico de los aminoácidos. Estos ensayos pueden conducir también a nuevas armas biológicas por lo cual se retaceará información clave sobre esos aspectos.


    NCyT  volver al índice
  Envía tu contribución Recomienda ésta página a un amigo