Got 0 bytes response, method=default Response decode error AúnMás.com - Enciclopedia Latinoamericana AúnMás...
! Publicidad en AunMas
Home
Registrarse
Login
Soporte
Nosotros
Sabado 24 de junio del 2017
 
Google







free counters
Nuestra Opinión




Jesús hombre, si queremos el Jesús histórico, era sin lugar a dudas un personaje de excepción, aún para cualquier agnóstico. Los personajes de excepción, incluso naciendo como todos los humanos de la unión de un óvulo y un espermatozoide sin intervención supra humana suelen salir de la norma. Lo que pinta el equipo de reconstrucción antropológica de la Universidad de Manchester puede llegar a ser descriptivo del Judío de esa época, que por otra parte no debería haber cambiado demasiado pues 2.000 años es solo un infinitésimo medido en tiempos de evolución humana.

Por otra parte no puede desconocerse que a la larga uno es dueño de su cara, lo que significa que a la larga cada actividad humana, cada profesión va esculpiendo día a día las caras con arrugas, rictus, gestos imperceptibles, asimetrías, que dejan su impronta. Tiene fundamento científico que el lado derecho de nuestra cara es generalmente distinto al lado izquierdo pues ambos representan a los hemisferios opuestos de nuestros neoencéfalos en forma cruzada, izquierdo y derecho respectivamente. El lado derecho representa nuestra racionalidad mientras que el izquierdo nuestra intuición, lo global, lo artístico.

Nótese en la cara propuesta la marcada asimetría entre ambos lados, lo que no correspondería a una persona excepcionalmente equilibrada como supuestamente era Jesús. El lado izquierdo se muestra como el lado deprimido, amargado (rictus hacia debajo de la comisura de los labios y ojo tendiendo al cierre, rictus de mejilla), mientras que el lado derecho es a la inversa, como lado más optimista y ojo más abierto, ceja más levantada. En general se aprecia como si todo el lado izquierdo estuviera caído, desplazado hacia abajo.

Un análisis de éste tipo sería como intentar reconstruir la cara de Mahatma Gandhi elaborando una media del pueblo Hindú o la de Albert Einstein sobre la base de una media del pueblo Judío. Opino que las extrapolaciones históricas, aún las realizadas sobre datos escasos o de procedencia dudosa, pero vinculados a la historia de Jesús y del Cristianismo, pueden llegar a tener tanta validez científica como la presentada por el equipo de la Universidad de Manchester.

En síntesis, opino que han reconstruido una cara que podría ser representativa del subconjunto humano elegido como muestra pero eso no indica que esa muestra sea representativa del Jesús histórico. A nivel totalmente emotivo y eminentemente subjetivo me inclino por una imagen del tipo 4, como arquetipo que corresponde a la descripción de Jesús que hace Publius Tentullus al Senado Romano.



Regresar a Página Principal


 Copyright © 2005 Intag Corp! Inc. All rights reserved.    Contáctenos | Primera Visita | Webmaster 
free counters