| Regístrate
Viernes 25 de abril del 2014 Contáctenos | Webmaster
Google
Foros
    

Informes Especiales
Nota Editorial
En esta sección le brindamos lo mas completos Informes Especiales tomados de la web y compaginados por nuestra redacción. Encontrará aquí información detallada de los temas mas importantes de la actualidad y las nuevas tendencias en Medicina. Si desea enviarnos su comentario o sugerencia contáctese con la Redacción Medicina Aunmás

Última actualización: 20/04/2008
Fibrosis Quística
Relación Medico-Paciente
Alzheimer
Esclerosis Múltiple
Medicina Laboral
Planificación Familiar
Hipertensión Arterial
Medicina basada en Evidencia
Control del Peso
Nutrición-Proceso
Traumatología- Espalda
Transtornos Ansiedad
Dieta Equilibrada
Cáncer Mama
Embarazo mes a mes
Problemas de Pareja
Enfermedades de Transmisión Sexual
Enfermedad Bipolar
Lactancia Materna
El sistema esquelético
Nutrición

  • Digestión en el estómago


  • El paso del alimento al estómago se realiza a través de una válvula -el cardias-, que permite el paso del alimento del esófago al estómago, pero no en sentido contrario. Cuando no es posible llevar a cabo la digestión en el estómago adecuadamente se produce el reflejo del vómito y esta válvula se abre vaciando el contenido del estómago.

    En el estómago sobre los alimentos se vierten grandes cantidades de jugo gástrico, que con su fuerte acidez consigue desnaturalizar las proteínas que aún lo estuvieran y matar muchas bacterias. También se segrega pepsina, el enzima que se encargará de partir las proteínas ya desnaturalizadas en cadenas cortas de sus aminoácidos constituyentes.

    Los glúcidos se llevan parte de la digestión estomacal, ya que la ptialina deja de actuar en el medio ácido del estómago. Esto supone que según los almidones y azúcares se van mezclando con el ácido clorhídrico del contenido estomacal, su digestión se para hasta que salen del estómago. Pero eso todavía no ha ocurrido, y cuanta más proteína hayamos ingerido junto con los almidones, más ácidos serán los jugos gástricos y menos activas estarán las amilasas sobre ellos. La digestión en el estómago puede durar varias horas y la temperatura pasa de los 40º, por lo que a veces los azúcares y almidones a medio digerir fermentan dando lugar a los conocidos gases que se expulsan por la boca o pasan al intestino.

    Los lípidos pasan prácticamente inalterados por el estómago Al parecer, no hay ningún enzima de importancia que se ocupe de ellos. Sin embargo, los lípidos tienen la capacidad de ralentizar la digestión de los demás nutrientes, ya que envuelven los pequeños fragmentos de alimento y no permiten el acceso de los jugos gástricos y enzimas a ellos.

    La absorción de nutrientes es muy limitada a través de las paredes del estómago, por lo que conviene acortar esta fase de la digestión lo más posible si queremos tener acceso rápido a los nutrientes que contienen los alimentos.

    Una vez terminado el trabajo en el estómago (o dejado por imposible), se vierte el contenido del estómago -quimo- al duodeno en pequeñas porciones a través de otra válvula: el píloro. Allí, se continuará la digestión de los elementos que no pudieron ser digeridos en el estómago por necesitar un medio menos ácido para su descomposición (grasas y glúcidos).

    Anterior Siguiente
    Index Nutrición

    Copyright © 2008 AúnMás! Inc. All rights reserved.    AunMas Team Design