| Regístrate
Domingo 20 de agosto del 2017 Contáctenos | Webmaster
Google
Foros
    

Sexo y Sexualidad

Zonas Erógenas

El placer sexual no sólo se limita al clítoris en las mujeres y al pene, en los hombres. El cuerpo humano está lleno de zonas extremadamente sensibles a las caricias, aunque no están distribuidos uniformemente ni al azar sino siguiendo caminos muy razonables en función de nuestra forma y de nuestra fisiología

Si bien es cierto que estadísticamente en la mayoría de las personas se concentran alrededor de los órganos genitales, en el clítoris y en el glande del pene respectivamente, nuestros cuerpos deben considerarse un complejo instrumento musical de teclas, cuerdas y timbales al que hay que templar y tocar adecuadamente para el logro de una unión plena.


Zonas Erógenas de la mujer

Todo pareciera indicar que la mujer está mejor condicionada que el hombre para el concierto del amor, es decir, su cuerpo es un instrumento mucho más refinado y complejo que el del hombre, más hecho a la rusticidad de su papel de luchador y protector. El orgasmo es simplemente el “punto final”, la explosión del acto que marca la consumación. Es de fundamental importancia la ejecución del concierto en sus cuatro etapas:


  • los prolegómenos del amor,
  • el coito en si,
  • el orgasmo o consumación y
  • la etapa del cariño recíproco


  • posterior a la consumación. Nuestras zonas erógenas, pero en especial las de la mujer están especialmente estructuradas para apreciar distintivamente estos cuatro estadios del amor. Ir directamente hacia las etapas dos y tres dejando de lado la inicial y final es egoísmo, brutalidad y barbarie. Para ciertas religiones Orientales, la realmente menos importante es el orgasmo, que reservan para el acto procreador e incluso han pulido a lo largo de siglos métodos para demorar el acto del orgasmo. Las zonas erógenas más importantes de la mujer son

      Clítoris.
      Labios interior y exterior.
      Vagina.
      Perineo.
      Montes de Venus.
      Glúteos y muslos.
      Pezones.
      Caderas.
      Músculo central de la nuca y cuello.
      Espalda.
      La boca.
      Lóbulos de las Orejas.

    Zonas Erógenas del hombre:

    Valen consideraciones similares. No obstante si el hombre desea hacer un “buen papel” debe estar dispuesto a mantener la erección de su pene el mayor tiempo posible y para ello necesita no solo incentivar su imaginación sino estar entrenado para hacerlo y en particular necesita ser acariciado en sus zonas erógenas.

      Pene, sobre todo su lado inferior y el glande.
      Testículos.
      Perineo.
      Ano.
      Próstata (sólo a través del ano).
      Ingle.
      Ombligo.
      Músculo de la mitad inferior de la espalda.
      Pezones.
      Músculo central de la nuca.


    Algo más sobre zonas erógenas

      Listamos a continuación algunas zonas complementarias, tanto para la mujer cuanto para el hombre, dependiendo de individuo en individuo y para estar seguro la pareja debe comunicarse en extremo detalle respecto a sus zonas erógenas, única forma de conocerse en forma integral.

      La boca y sus adyacencias, exterior e interior, hasta donde sea posible explorarla

      El cabello

      Los lóbulos de las orejas y sus adyacencias

      El cuello, es una zona amplia llena de terminaciones sensibles al amor, explórelas.

      La espalda, es toda una inmensa región a explorar (Ver Shiatsu más abajo)

      Glúteos, estos grandes músculos no son entes pasivos y potentes glúteos son una fuente de belleza erótica tanto para la mujer como para el hombre. Por otra parte, si se relajan los glóteos se relaja la espalda y la nuca todo ello contribuye a la relajación total del cuerpo.

      Los senos, no los pezones que son generalmente demasiado sensibles. Previamente es recomendable dar suaves masajes sobre los senos.

      El estómago, aunque no lo parezca es una zona erógena para la mayoría de las personas y muy sensibles a la palma de la mano.

      La ingle, sobre todo en el hombre es una zona muy sensible.

      La fantasías expresadas (decirse que imaginan del otro, qué desearían hacerse y dejarse hacer)

      El Punto G

      La parte interior de los muslos

      Las manos y los pies, son zonas extremadamente sensibles y educables. Lo que ocurre es que en nuestra cultura manos y particularmente los pies han sido excluidas de las caricias mutuas pues es algo que está generalmente muy “a mano” y por lo tanto no queda bien “toquetearlos”.
    Enfoque Alternativos
    Shiatsu

    Si quiere encontrar un enfoque científico sobre la excitación armoniosa e incluso terapéutica de nuestras zonas erógenas, las cuales no están solo para producir placer pues eso sería una posición hedonista, le aconsejamos adquiera un libro sobre Shiatsu, el clásico y milenario masaje japonés, primo hermano de la acupuntura y de la terapia integral mente cuerpo japonesa Do-in.

    Normalmente las zonas erógenas están situadas en los meridianos de la acupuntura o en sus cercanías, pero su excitación o desexcitación requiere de un tratamiento cuidadose realizado por un maestro. Dijimos arriba “científico”, lo cual puede dar lugar a polémicas en nuestro contexto cultural Occidental; a diferencia de Occidente, en Oriente existe algo comparable a la aprobación científica de algo, de una metodología, de un camino o “do” en japonés. El correspondiente a la aprobación u homologación es la comprobación milenaria de los efectos. Si algo produce resultados a lo largo de siglos y aplicado a millones de casos es Verdadero, es decir, se acepta “a rajatablas” lo que postula y ese es el caso de la MTC o Medicina Tradicional China, de sus derivadas y de sus técnicas, entre ellas de la acupuntura y de la digitopuntura o Shiatsu.

    Atención: Podrá encontrar incluso libros de Shiatsu especialmente dedicadas a la terapia sexual, al tratamiento de problemas sexuales y en general a mejorar la sexualidad humana. No se confunda, adquiera libros serios y no se deje engañar por libros o sitios Web que esgrimen el masaje Shiatsu para atraerlo hacia formas bastardas de masaje erótico. Shiatsu y Kamasutra son dos buenos vehículos de venta para los mercaderes del sexo inferior.

    Copyright © 2008 AúnMás! Inc. All rights reserved.    AunMas Team Design