| Regístrate
Miercoles 28 de junio del 2017 Contáctenos | Webmaster
Google
Foros
    

Sexo y Sexualidad

Preguntas y respuestas - FAQ




1. Cómo se coloca y usa un preservativo
La eficacia del preservativo depende de su correcta colocación y uso. En todas las cajas de condones hay instrucciones con dibujos muy claros. Lo mejor es leerlas y ensayar su colocación antes de mantener la relación sexual. El pene debe estar muy erecto para que el preservativo pueda ser colocado.
Lo ideal es que el momento de la penetración forme parte del juego sexual para que no se produzca una bajada de la erección. Una vez abierto cuidadosamente el envase para no estropear el condón, éste debe cogerse por la punta, colocarse encima del glande e ir desenrollándose poco a poco hasta la base del pene. Mientras se desenrolla con una mano, con la otra hay que mantener cogida la punta del preservativo para que quede suelto por arriba.
Durante el coito, es importante comprobar que el condón sigue en su sitio. Finalizado el coito, hay que tener cuidado al sacar el pene de la vagina para evitar que el preservativo se quede dentro, ya que al eyacular el pene pierde erección y el preservativo se le queda grande. Para ello se agarra el condón antes de sacarlo. Lo mejor es retirarlo nada más eyacular, antes de que se pierda la erección.


2. ¿Qué hay que hacer si se rompe un condón?
En estos casos la mejor solución es acudir lo antes posible, dentro de las 48 horas siguientes al coito de riesgo, a un centro de salud (urgencias hospitalarias o centro de planificación familiar) para que un ginecólogo pueda recetar a la mujer la 'píldora del día después' y evitar así un posible embarazo no deseado.
Cuanto antes se tome la píldora postcoital mejor, ya que con el paso de las horas va perdiendo efectividad. Tomadas estas medidas de emergencia lo recomendable es acudir al ginecólogo para que descarte cualquier posibilidad de embarazo. Por otra parte, para evitar roturas, hay que asegurarse de que los preservativos que se usan están homologados, no están caducados y se colocan y utilizan adecuadamente según las instrucciones del fabricante.

3. ¿Qué hacer si el condón se queda dentro de la vagina?
En general, tras la eyaculación el pene pierde volumen y firmeza, por lo que el condón se le queda grande y puede salirse y quedarse en la vagina si no se retira inmediatamente. Además, al retirar el pene hay que sujetar la base del condón para que no se mueva.
Si se quedase dentro y no pudiera extraerse con los dedos, hay que acudir inmediatamente a un centro de salud para que saquen el condón y proporcionen las medidas necesarias para evitar un posible embarazo no deseado.

4. ¿Qué son los espermicidas?
Son sustancias que tienen la capacidad de matar a los espermatozoides e impedir su paso hacia el útero. Los espermicidas se encuentran en dos presentaciones: óvulos vaginales y cremas espermicidas. No son un método anticonceptivo por sí solos, pero usándolos en combinación con el preservativo o el diafragma se puede conseguir una fiabilidad y seguridad anticonceptiva cercana al 100 %. Hay condones que ya vienen con crema espermicida incluida.
Pero además de ser un complemento de otros métodos, pueden proporcionar una lubricación adicional a la zona. También existen las esponjas vaginales, esponjas sintéticas blandas impregnadas con espermicida que se humedecen y se meten en la vagina, sobre el cérvix, antes de la relación sexual.

5. ¿Qué es la "píldora del día después"?
La píldora postcoital no es un método anticonceptivo sino un remedio de emergencia. Se trata de un combinado de hormonas que altera el ciclo reproductor femenino, impidiendo que si se ha producido un embarazo, éste se lleve a término. La "píldora del día después" actúa inhibiendo la ovulación e impidiendo la fertilización. Su eficacia es casi del 100% cuando se toma en las 24 horas posteriores al coito de riesgo.
Este medicamento carece de los indeseables efectos secundarios de los anticonceptivos tomados habitualmente para evitar el embarazo. La contracepción de emergencia debe administrarse en las 72 horas desde el momento del coito de riesgo (es decir, sin ningún tipo de protección). Posteriormente a esta primera dosis, se administra otra a las 12 horas. Sólo se puede administrar con receta médica.

6. ¿Existe riesgo de embarazo durante la menstruación?
Sí, existe riesgo de embarazo aún estando con la regla. Es cierto que las posibilidades son menores, pero las sigue habiendo. Los métodos anticonceptivos basados en los ciclos reproductores de la mujer, o métodos naturales, no son nada fiables.
El ciclo reproductor se puede ver alterado por multitud de factores y darse, por ejemplo, una ovulación fuera del ciclo. Además, la concepción no se produce en la vagina sino en las trompas de Falopio, por lo que si hay eyaculación, algún espermatozoide puede llegar al óvulo, independientemente de la menstruación. Mientras estás menstruando, a la vez se puede haber producido una ovulación y que el óvulo esté en las trompas de Falopio en estado fértil esperando a ser fertilizado por un espermatozoide. En ese momento, si haces el amor sin protección, puede que algún espermatozoide llegue a fertilizar ese óvulo y se produzca un embarazo no esperado.

7. ¿Duele y se sangra la primera vez que se hace el amor?
Aunque el himen posee perforaciones por donde pasa el flujo menstrual, es cierto que con la primera penetración se suele romper del todo, o por lo menos en parte. Esta ruptura, aparte de algo de dolor o molestia, puede producir una pequeña hemorragia al desprenderse de la pared de la vagina.
Pero el himen es sólo una membrana que se encuentra a la entrada de la vagina y que no posee ninguna utilidad. De hecho, hay muchas mujeres que nacen sin él, sin que ello les suponga ninguna consecuencia negativa. Puede ocurrir que el sangrado no se produzca en el mismo instante de la penetración, debido al empuje del pene y a la propia fisiología femenina.
En todo caso, se trata de un hecho natural y sin importancia. Algunas veces el dolor es más producido por la tensión muscular y los nervios que por la propia penetración.

8. ¿Puede una mujer tener más de un orgasmo seguido? ¿Y un hombre?
Sí. Una de las diferencias más importantes entre los dos sexos es que las mujeres son capaces de sentir varios orgasmos en un solo acto sexual. Esto se debe a que después del clímax el retorno a la normalidad es lento y gradual, por lo que con una estimulación correcta es posible volver a la fase orgásmica varias veces en un mismo acto.
Pero ni todas las mujeres son capaces de conseguir varios orgasmos en una relación ni se consigue en todas las relaciones sexuales. Por su parte, es posible que un hombre pueda tener varios orgasmos seguido si, una vez que ha eyaculado, consigue tener una nueva erección.

9. ¿Qué son y para qué sirven los lubricantes?
Los lubricantes son sustancias que se utilizan para paliar los problemas de lubricación femeninos y hacer que la penetración sea más fácil y placentera. También se emplean para facilitar el sexo anal. Además de para solucionar la sequedad, los lubrificantes se utilizan simplemente para aumentar las sensaciones placenteras durante el coito.
Por otra parte, este tipo de sustancias las recomiendan los ginecólogos a las mujeres que comienzan con la menopausia, ya que experimentan cambios fisiológicos que les impiden lubricar con normalidad.
Los lubricantes pueden comprarse en farmacias o en sex shops, condonerías o comercios especializados, ya que pueden adquirirse sin prescripción médica. Se presentan como cremas, geles o supositorios que deben estar hechos a base de estrógenos o agua. Hay que evitar los que tienen una base oleica, ya que estas sustancias, como los aceites corporales, vaselinas, etc. no son recomendables y pueden alterar la efectividad del preservativo.
Los geles lubricantes pueden ser aplicados en la vulva, el clítoris y dentro de la vagina con un aplicador o con el dedo antes del acto sexual. Para casos de sequedad severa se emplean supositorios vaginales.


10. ¿Qué es el Punto G?
Desde su descubrimiento en 1960 por el ginecólogo alemán Ernest Gräfenberg, la existencia del "Punto G" ha sido tan denostada por unos como defendida por otros. Quienes defienden su existencia afirman que se encuentra situado en la cara anterior de la vagina, a medio camino entre el hueso del pubis y el cuello uterino, a unos tres centímetros de la entrada.
El famoso "punto G" es una pequeña zona en la que se reúnen terminaciones nerviosas, glándulas y vasos sanguíneos. El hecho de que sea difícil de encontrar es porque sólo puede detectarse cuando hay excitación a través de estimulación vaginal. Si esto ocurre, el "punto G" se convierte en una pequeña masa con bordes irregulares y en relieve sobre la pared vaginal frontal. Al ser estimuladas, las numerosas terminaciones nerviosas producen intensas sensaciones a la mujer.
La estimulación del "Punto G" mediante la introducción del pene resulta difícil si no se ayuda con la estimulación manual, especialmente en aquellas mujeres que tengan la vagina distendida debido a la maternidad.

11. ¿Existe el Punto G masculino?
La existencia del "Punto G" masculino es aún más controvertida que la del femenino. Desde el punto de vista fisiológico ha sido identificado en la próstata, alrededor de la uretra, en el cuello de la vejiga. Efectivamente, la estimulación de la próstata puede desembocar en un orgasmo más intenso y con mayor eyaculación.
Para un hombre es difícil encontrar su "Punto G", ya que la única forma de palparlo directamente es a través del ano. La mejor posición para descubrirlo es colocarse de espaldas con las rodillas dobladas, insertad el dedo en el ano y presionar contra la pared frontal. Así se sentirá la próstata como una masa firme del tamaño de una nuez que, al ser estimulada, produce una intensa excitación sexual.


Fuente: http://mujer.terra.es/muj/articulo/html/mu2885.htm 40 preguntas

Copyright © 2008 AúnMás! Inc. All rights reserved.    AunMas Team Design