| Regístrate
Lunes 23 de octubre del 2017 Contáctenos | Webmaster
Google
Foros
    

Sexo y Sexualidad

Menstruación: ¿es verdad que...?


De la falta de información y de los rumores nacen muchas ideas falsas, errores y prejuicios tan estrambóticos como perjudiciales. Seguramente a ti también te contaron más de una cosa rara sobre la regla: que no puedes mojarte, que no puedes hacer el amor... ¿Quieres saber si son verdad?

Tu abuela, tu madre o incluso tus amigas te habrán contado cosas que no debes hacer cuando tengas la regla. Cuando llegues al final de este artículo descubrirás que casi todos son falsos y no tienen ningún fundamento.


La sangre oscura es sucia

Cuando el flujo sanguíneo es relativamente abundante la sangre es de un rojo vivo. Pero se vuelve marrón o casi negra cuando hay poca cantidad y pasa más tiempo dentro de la cavidad uterina.

Literalmente, envejece. Pero eso no quiere decir que sea más impura; todo lo contrario, dentro del útero permanece estéril.


Durante la regla la mujer es impura

Es una creencia muy arraigada en los pueblos menos desarrollados y las grandes religiones. Tenlo claro: no hay ninguna razón científica que sustente estas creencias.


Se te corta la mayonesa

Este creencia también está ligada a la impureza femenina durante la menstruación. En algunos lugares incluso se les prohíbe acercarse a las colmenas, hacer conservas, embotellar vino, hacer pasteles... ideas que carecen totalmente de fundamento.


Humor de perros

Durante la regla, y a pesar de los dolores, la mujer suele estar abatida, no de mal humor. El problema es más bien el famoso síndrome premenstrual. Así que cuando estés enfadada y te pregunten si tienes la regla diles que se vayan a paseo.


No puedes hacer el amor

El flujo sanguíneo no impide la penetración. Todo depende de cómo te sientas tú: algunas mujeres están molestas, sensibles o se sienten incómodas o sucias. Tú decides.


No hay que bañarse

Son muchas las chicas jóvenes que no van a la playa o a la piscina cuando están malas o que incluso evitan ducharse porque temen que la regla se corte. Efectivamente, al contacto con el agua el flujo se interrumpe, pero sólo momentáneamente. Respecto a la playa o la piscina, la solución pasa por ponerte un tampón.


El tampón desvirga

No tiene por qué. El himen, la membrana que recubre la entrada de la vagina, es flexible y tiene un orificio por donde normalmente cabe un tampón. Usar tampones agrandará este orificio pero no hará perder la virginidad, algo que sólo tiene lugar al hacer el amor por primera vez.


Fuente: http://www.saludmania.com/noticia/10/132/1738

Copyright © 2008 AúnMás! Inc. All rights reserved.    AunMas Team Design