Explosiones Sociales

Juan Chamero, Editor Jefe aunmas.com, 12 Enero 2002-01-12

 

 

 

Envía esta página a un amigo  Envía esta página a un amigo   Volver al índice  Volver al índice

Lloramos contigo Argentina II

 

El ocaso de la clase dirigente Argentina

La reacción de la gente en las calles

Búsqueda de una causa de la fuerte carga emotiva

Transición de un estado paternalista a un frío trato empresario

De golpe la política del “si no paga ya le cortamos el servicio”

La venta de lo que la gente consideraba suyo

Escenario Pierde – Pierde

Argentina un laboratorio socio económico

Salida de la crisis

 

FAQ sobre Argentina

 

 

 

 

 

El ocaso de la clase dirigente Argentina

 

Lo que sucede en Argentina debe observarse con atención extrema pues es hasta ahora el primer caso de fracaso de una economía que hizo todo lo que se le exigió, y como ya adelantáramos en nuestro informe anterior: si fracasa Argentina “a poner las barbas en remojo”.

 

Argentina era una economía relativamente independiente, lo que los economistas denominan una economía emergente pujante que se hizo poco a poco más dependiente y que incluso accedió a deshacerse de sus industrias y hasta de sus servicios por ser considerados poco eficientes y obsoletos. La clase dirigente Argentina fue seducida por las ventajas de una economía abierta.

 

Argentina tenía una industria clásica de tres niveles que fue desmantelada, con su sector de base fundamentalmente en manos del Estado y un sector de servicios muy completo aunque casi totalmente en manos del Estado. Se abre tempranamente en la década del 70 a las nuevas corrientes de modernidad dominantes, comienza a endeudarse peligrosamente (ver nuestro primer informe sobre Argentina y sobre Deuda Externa), supuestamente para modernizar sus industrias y sus establecimientos agropecuarios. Después de dos largas décadas de “tirar manteca al techo” tapando con dinero fácil las falencias pero sin articular un nuevo aparato industrial, comienza a ser presionada por sus acreedores, quienes apuntan al aparato del Estado como causa de todos los males.

 

El sistema financiero dominante busca un instrumento político local para poder llevar a cabo la transformación necesaria (más no suficiente) para sus intereses y lo encuentra, nada menos que dentro del peronismo, el creador del acusado “estatismo”. Así surge Menem, que termina avalando y expandiendo el vaciamiento económico del país, iniciado por Martínez de Hoz con el apoyo de gobiernos militares “antipopulistas”. Finalmente, luego de vender hasta las joyas de la abuela, el sistema entra en un “cantado” e inevitable colapso. Ya Argentina no puede ser útil al sistema financiero dominante ni se avizora un líder local pantalla que pueda ser aceptado por la gente y que pueda al mismo tiempo servir a esos intereses. Si a partir de ahora Argentina recibe ayuda será por temor a males mayores, resultantes de imitaciones y emulaciones de la explosión social Argentina.

 

 

 

La reacción de la gente en las calles

La reacción ante los grandes inversionistas extranjeros

 

Decíamos también en nuestro informe anterior que Argentina tiene una apariencia de nación desarrollada pero desgraciadamente no lo es. Su sector de servicios es enorme y dominante de la vida nacional. Veamos lo que ha sucedido para comprender la reacción de la gente y en particular el resentimiento hacia las inversiones españolas desatado recientemente, algo realmente preocupante en virtud de los estrechos lazos históricos, culturales y de sangre existentes entre Argentina y España.

 

No permitamos que la perversidad intrínseca del actual sistema financiero mundial separe a pueblos que deben estar hoy unidos más que nunca. La prensa mundial ha difundido cartelones con expresiones ofensivas al pueblo español, pueblo que ama a los argentinos y que nada tiene que ver con sus vicisitudes. Argentina ha sido un ejemplo de verdadero crisol de razas y los “gallegos”, junto con los “tanos”, polacos, franceses, alemanes, rusos, árabes, judíos, japoneses, coreanos, que fueron a “hacerse la América”  en sus fértiles tierras ayudaron a crear una nación maravillosa y pujante que llegó a estar entre las 11 naciones más ricas de la tierra. Hoy se revierte el proceso y son ya muchos los argentinos que desgraciadamente están emigrando en busca de mejores oportunidades, como otrora lo hicieran sus abuelos y bisabuelos hacia Argentina.

 

 

Búsqueda de una causa de la fuerte carga emotiva

 

Para los que no están en antecedentes de lo sucedido en Argentina en las tres últimas décadas, va ésta explicación. Argentina siempre se caracterizó por un fuerte estatismo que devino en gigantismo, burocracia y corrupción. No cabe duda que había que achicar y modernizar el aparato del Estado pero no convertirlo en un sistema absolutamente inoperante y que propicia la corrupción. No obstante, ese estatismo paternalista brindaba servicios muy completos, poco eficientes pero de buena calidad y accesibles a toda la población: combustible, gas, electricidad, salud, transporte, educación, seguros, seguridad social, etc.

 

Todo esto fue absolutamente destruido, las corporaciones que los brindaban fueron mal vendidas, por poco más que su valor inmobiliario y a veces menos, para hacer frente a los servicios asfixiantes de la deuda externa. Estos servicios fueron reemplazados por servicios privados, muchos más caros y no mucho más eficientes que los anteriores.

 

 

Transición de un estado paternalista a un frío trato empresario

 

Con los servicios anteriores la gente se las ingeniaba para conseguir lo que necesitaba, el sistema era relativamente poco eficiente pero de buena calidad y muy flexible. Si alguien no podía pagar algún servicio  el sistema permitía canalizar éstas exigencias de la pobreza. Los nuevos servicios se hicieron “de golpe” fríamente corporativos. En lugar de ser atendidos por viejos funcionarios, lentos, no siempre amables pero comprensivos, la gente comenzó a ser atendida por jóvenes y señoritas amables, pero con una amabilidad corporativa, algo similar al mecánico “you are welcome” (Bienvenido) de las grandes corporaciones Americanas, con una sonrisa al que cumple al pie de la letra los procedimientos y paga. Al que protesta, lo ponen rápidamente “en vereda” la seguridad privada contratada. Antes la gente se desahogaba protestando y si la cosa subía de tono a lo sumo aparecía un policía que por las buenas intentaba calmar los ánimos.

 

 

De golpe la política del “si no paga ya le cortamos el servicio”

 

Aunque parezca poco técnico, éste cambio súbito de ámbito y de tratamiento hizo que la gente dejó de mirar como suya a esas corporaciones, las que por otra parte comenzaron a ganar mucho dinero mientras millones de personas quedaban sin servicios por falta de pago. Los más pobres, que antes mal que mal tenían agua, electricidad, gas y hasta teléfono, dejaron de tenerlo. Por ejemplo, en los enclaves de pobreza, en las “Villas Miseria” de los alrededores de Buenos Aires, la gente tenía electricidad “colgándose” de SEGBA, la empresa de servicios eléctricos estatal del gran Buenos Aires y tenía gas extrayéndolo en forma ilegal de alguna toma troncal del estatal Gas del Estado. Estas ilegalidades eran conocidas y en cierto modo consentidas.

 

En resumen, se quiso pasar de una socio economía ineficiente pero tolerante a una economía con reglas de juego dictadas por las empresas, con total libertad de operación, sin el más mínimo control por parte del Estado y de forma abrupta.

 

 

La venta de lo que la gente consideraba suyo

 

Citemos el caso de Repsol que adquiere YPF. Todo Argentino sabía que YPF era ineficiente en comparación con empresas privadas similares en otras partes del mundo, pero parte de esa ineficiencia era debida a que esa empresa, desde su creación, ayudó a vertebrar la nación, con poblados, escuelas, caminos, todos realizados dentro de su presupuesto. A esto se sumaba el orgullo nacional de tener una de las compañías más grandes del continente que prácticamente lograba el autoabastecimiento.

 

Evidentemente a YPF había que optimizarla y hacerla mixta, inyectarle capitales y espíritu empresario privado, pero no venderla sin incluir las responsabilidades que tenía YPF en mantener asuntos no necesariamente rentables, incluso por problemas de soberanía. Algo similar ocurrió con Aerolíneas Argentinas. Ferrocarriles Argentinos, YPF y Aerolíneas Argentinas fueron artífices de la vertebración de la soberanía territorial y comercial de Argentina. Cumplieron su papel y debían modernizarse y adaptarse a las nuevas reglas de juego de la economía mundial pero no de la forma en que se hizo, liquidándolas como material inservible.

 

Todo esto hace que la gente mire con malos ojos a las corporaciones que se hicieron cargo de lo que antes administraba el Estado. Que las inversiones mayoritarias sea de procedencia española es accidental en éste contexto. Lo mismo hubiera ocurrido si hubieran sido italianas, polacas, francesas, alemanas, árabes, judías, japonesas o coreanas.

 

 

Escenario Pierde – Pierde

 

El escenario Argentino actual es del tipo pierde – pierde, es decir, sea cual sea la movida que realice el gobierno, el resultado va a ocasionar pérdidas a todos o casi todos los actores: la masa del pueblo empobrecida y sin trabajo, las clases medias que han logrado tener reservas, las grandes empresas, los sectores del gobierno. Con respecto al tan mentado “corralito”  piense el lector lo que ocurre con estos actores ante cualquier medida de gobierno que se le ocurra. Trate de ser amplio y no detenga su razonamiento una vez analizado lo que le ocurre a Usted.

 

Por ejemplo, un sentido común económico aconsejaría devaluar al doble como mínimo, digamos que dos pesos sea el equivalente de un dólar. ¿Pero quién se atrevería a hacerlo?. El despegue entre dólar y peso es algo que todos los expertos del mundo vienen aconsejando en los últimos meses, pero hace perder a casi todos los sectores. De no haberse producido un vaciamiento de las reservas monetarias quizá la mejor opción hubiera sido el “no innovar”, pero ahora ello es imposible, hay que hacer algo.

 

 

Argentina un laboratorio socio económico

 

Por esto la Argentina es una “mesa de arena” de estrategia mundial, un experimento no buscado por los argentinos pero que está sucediendo. Hay sectores que piden que Duhalde se vaya y hasta hay gente que pide que no haya gobierno. Estos sectores, que nos hacen llegar por e-mail sus bien fundadas razones de desasosiego, deben pensar en lo que sería una Argentina sin gobierno. El mismo Duhalde ha reconocido que la clase dirigente Argentina, a la cual él pertenece, es mala y con muchos corruptos en su seno, pero ¿quién después de Duhalde?.

 

Es cierto que la presidencia de Duhalde surge de un acuerdo de cúpulas, pero ¿qué hubiera sucedido si se hubiera llamado a elecciones libres?. En primer lugar un período de 90 a 120 días sin gobierno y luego, como los dirigentes y las clases dirigentes no se forman en un santiamén, a la larga el resultado de las elecciones sería equivalente a un acuerdo de cúpulas.

 

Es cierto que Duhalde es en esencia lo mismo que ha venido sufriendo Argentina desde hace varias décadas y que la gente quiere un verdadero cambio, pero ¿cómo se instrumenta ese cambio desde el caos?. Votar en blanco, como proponen muchas voces de protesta es diferir una explosión social peor que la ocurrida. Duhalde ha expresado últimamente que si no se logra un acuerdo lo que sigue puede ser sangriento y puede tener razón aunque más importante que su gobierno es que los actores mencionados acuerden perder algo cada uno de ellos. Hasta los más pobres podrían llegar a aceptar ser aún más pobres en la medida que vean que los otros sectores también se han empobrecido en su medida. En síntesis, roguemos por que en Argentina se instrumente un acuerdo de pérdidas ecuánimes y se de prioridad uno a resolver el problema del hambre. .

 

 

Salida de la crisis

 

La historia nos enseña que hasta que las crisis se solucionan los cambios acarrean siempre soluciones peores, no habiendo límite imaginable a lo peor. De la misma forma que se ha desarrollado un mercado general de trueque en varias naciones y los gobiernos de provincias y departamentos de muchos países de Latinoamérica han creado sus propias monedas, van a ir surgiendo soluciones de supervivencia fuera del sistema financiero mundial. Insistimos que la globalidad no es algo perverso en sí mismo sino una consecuencia del desarrollo humano a medida que se va poblando la tierra y crecen las comunicaciones. Lo perverso es el mal uso de ese fenómeno por parte de las grandes concentraciones de capital y de tecnología (ver más sobre la Globalidad en INTAG, Geopolítica Latinoamericana, en la Primera Guerra del Siglo 21 y en nuestros foros), lo perverso es la administración de la globalización económica.

 

En poco tiempo más el ser humano va a encontrar mecanismos de distribuir la riqueza y el bienestar de una manera justa. Aparecerán nuevos tipos de asociaciones entre productores y consumidores, entre las Pequeñas y Medianas Empresas y emprendimientos comunitarios y familiares, que les permita crecer hacia una “economía de escala” y competir eficientemente con las monolíticas corporaciones gigantes. Aparecerán nuevas formas de organizarse social y políticamente hacia un Estado moderno más democrático y más flexible. La tecnología y las acumulaciones y concentraciones excesivas de capital no son intrínsecamente malos en la medida que no destruyan fuentes de trabajo en la búsqueda incesante de rentabilidades elevadas. No es incompatible un mundo de alta tecnología, de grandes corporaciones que concentren lo que hay que producir masivamente en forma eficiente y de Pequeñas y Medianas Empresas, que son las que sustenten masivamente a la población económicamente activa.

 

 

La observación científica de las explosiones sociales

La espontaneidad del ser humano en crisis

 

Recuerdo un viaje de estudios que realicé por Europa y Estados Unidos de América en la década del 80 y me sorprendió saber de la existencia de institutos de ciencia política que estaban atentos a las crisis, explosiones sociales, catástrofes de todo tipo que ocurrían en el mundo y allí iban equipos de investigación, antropólogos, sociólogos, politólogos, economistas, preparados y atentos a registrar las reacciones de los pueblos para hacer frente a estos desastres naturales y/o provocados por el hombre.

 

La respuesta del porqué de estos estudios era la siguiente: El ser humano enfrentado a problemas serios de supervivencia, abandona viejos esquemas, prejuicios, temores y se comporta como un animal intuitivo e inteligente, abierto a todas posibilidad, lo que ahora denominamos como espíritu proactivo, buscando salidas. Es algo similar a los estudios cibernéticos que estudian el comportamiento de los sistemas complejos (y qué más complejo que el ser humano) mediante las respuestas a fuertes “shocks”, en éste caso físicos y emotivos. Un clásico ejemplo es estudiar las reacciones del ser humano ante los insultos. En el caso Argentino, un shock fue el “corralito”: Lo que queda de la fuerte clase media argentina salió a la calle. Esa fue la respuesta.

 

 

 

FAQ sobre Argentina

Tomado de El País, por Marina Calvo

 

Nota de la E: el informe es bueno aunque la realidad de una semana lo puede mostrar como algo fuera de contexto. Agregamos nuestros comentarios al pie de cada respuesta.

1-¿Desde cuándo está en crisis el sistema financiero argentino?

La tercera economía latinoamericana se encuentra en recesión desde 1998, carga con una deuda pública de 132.000 millones de dólares, que puede llevar al país a declarar oficialmente la suspensión de pagos, y no hay señal alguna de reactivación: el Gobierno maneja una estimación de crecimiento de la economía inferior al 1,4% en el presupuesto del año 2002.

Las dos soluciones más viables son devaluar y/o dolarizar, reformar el esquema cambiario que desde 1991 adoptó la paridad con el dólar (1 peso = 1 dólar). El Gobierno se niega a devaluar, porque "sería desastroso", pero aceptó el 13 de diciembre que "analizará la propuesta de dolarización".

N de la E: La deuda es realmente mayor, de 154.000 millones de dólares. No hay crecimiento real desde hace una década. Lo que figura como crecimiento en el sistema de Cuentas Nacionales ha sido el resultado de la “venta de las joyas de la abuela”, como ya explicáramos en nuestro parte anterior.

2- ¿Qué puede ocurrir ahora, después de la dimisión del ministro de Economía?

La aceptación de De la Rúa de la dimisión de Domingo Cavallo abre un periodo de incertidumbre y trasciende el ámbito económico de la crisis al marco político. Entre las posibilidades que se barajan ahora, destaca la formación de un gobierno de coalición con los peronistas, aunque este escenario es considerado por los expertos como bastante improbable porque los peronistas se ven más cómodos forzando una convocatoria de elecciones.

N de la E: De un acuerdo de cúpulas surge Duhalde, como una de las últimas oportunidades del caduco y corrupto sistema político. Queda por verse si el gobierno de Duhalde sabe aprovechar ésta oportunidad.

3- ¿Cuál ha sido la evolución de la Bolsa argentina?

El principal indicador de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Merval, cae en picado desde junio pasado, cuando aparecieron los primeros rumores de quiebra del Estado. La confianza de los inversores acusa los temores a un impago de la deuda y la negativa el FMI respecto del préstamo crediticio. En noviembre, el Merval acumuló unas pérdidas del 13,12%.

N de la E: Pese a la inminente cesación de pagos el FMI y el gobierno de Estados Unidos recrudecieron su posición de ayuda a Argentina. Ante los hechos, y después de varias semanas con mensajes amenazantes, comenzaron rondas de mensajeros oficiosos que hablan de un aflojamiento de esa posición pues temen la extensión del ejemplo otros fuertes deudores. Esto nos dice que la reacción de Argentina debió haber sido antes.

4- ¿Para qué un canje de la deuda?

El canje de deuda nacional que propone el Gobierno para evitar una suspensión de pagos (default) afecta a 50.000 millones de dólares.

Por medio de este canje el Gobierno está intercambiando bonos que pagan altas tasas de interés por otros que paguen menos. Con este ahorro financiero y nuevo plazo de desembolso, el ministro de Economía quiere alejar el fantasma de una suspensión de pagos de la deuda de 132.000 millones de dólares. El país encara grandes vencimientos de deuda que pueden llevarle a un incumplimiento de pagos mientras el Gobierno da marcha atrás con un plan económico para obtener apoyo del FMI. El viernes 14 de diciembre consiguió abonar 700 millones de dólares, apenas un día después de la huelga general contra la administración del presidente Fernando de la Rúa, que acaba de cumplir 2 años en el poder.

Nota de la R: Superado por los hechos de conocimiento público. Ya Argentina no puede pagar absolutamente nada. Esta en estado de nación vencida en guerra sin haberla tenido.

5- ¿Cuáles son las condiciones que exige el Fondo Monetario Internacional?

El FMI exige a Argentina que respete el déficit cero. Una misión del FMI analizó en Buenos Aires las cuentas públicas y suspendió el desembolso de 1.264 millones de dólares en diciembre, ya que Argentina no ha cumplido con los compromisos adquiridos con el organismo multilateral: a pesar de un fuerte ajuste fiscal, que incluyó impopulares recortes en salarios y pensiones de empleados públicos, el Gobierno no logró eliminar el déficit de 6.500 millones. En base a lo informado por la misión, la gerencia del Fondo decidió no ampliar la línea de crédito para Argentina, asegurando en un comunicado que "no puede en este momento recomendar que se complete la revisión del programa apoyado por el FMI".

El ministro de Economía, Domingo Cavallo, viajó de inmediato a Washington, donde se reunió con funcionarios del Fondo, a los que prometió eliminar parte de los incentivos fiscales concedidos a distintos sectores industriales con el fin de reducir el déficit público.

Nota de la R: Todo esto es cierto. Ahora a la distancia de unas pocas semanas contemple el lector la necedad de esas medidas. Sería como pedir que se racionen los alimentos a los refugiados Afganos.

6- ¿Qué se entiende por 'efecto tango'?

Es lo que los analistas llaman al efecto dominó por el cual la crisis financiera argentina arrastraría a otras economías, tanto de Latinoamérica, como de Europa del Este o la propia española. Pese a la profundidad de la crisis argentina, el riesgo de contagio, sobre todo Brasil, parece estar bajo control, aseguró el FMI.

"En el caso de Argentina, las preocupaciones de los inversores se han ido afirmando durante un tiempo, lo que ha permitido a los inversores concentrados (en el país) a recortar sus posiciones en Argentina y Brasil y (ellos) han aumentado posiciones en México y Rusia desde el año pasado", apunta un informe del FMI.

Nota de la E: El efecto dominó ya ha comenzado. Consideramos que los inversores no van a encontrar lugares seguros u oasis. Ir hacia México o Rusia es acelerar el efecto dominó. El mosaico mundial está cambiando en término de meses y no de años. Desinstalar e instalar capital tiene un alto costo y toma mucho tiempo en relación a los cortos tiempos de los cambios actuales. Lo mejor que podrían hacer los capitales es negociar lo mejor posible en sus lugares de asentamiento actual.

7- ¿Qué es la tasa de riesgo-país?

Se trata de un índice denominado Emerging Markets Bond Index Plus (EMBI+) que elabora el banco de inversiones J. P. Morgan, y que mide el grado de "peligro" que entraña un país para las inversiones extranjeras. El riesgo país cerró hace dos semanas en Argentina en 4.149 puntos básicos, y ha doblado el de Nigeria, convirtiéndose en el más alto del mundo.

Nota de la E: En economía los índices solo tienen validez dentro de ciertos rangos. Fuera de esos rangos, los índices dejan de tener validez. Lo único que indican esos valores es que el caso Argentina no puede medirse en cuanto a riego con ese índice. El más elemental sentido común indica que Argentina es mucho menos riesgoso que Nigeria. Tampoco tiene sentido pensar que si antes el riesgo argentino era de 1.000 y ahora de 5.000, el país es cinco veces más riesgoso. Lo que indica es que “se ha salido de madre” y hay que mirar a la economía argentina con otros ojos y hasta podría darse el caso de que invertir sea menos riesgoso que antes. El Dr. Arturo Frondizi, un ex presidente, estadista, pensador y académico argentino solía decir en sus charlas a los jóvenes políticos: el capital no le teme al riesgo, le teme a la baja rentabilidad, aseguradle rentabilidad y de alguna forma capeará el riesgo!.

8- ¿Cuáles son la empresas españolas más afectadas por la crisis?

Con distintos grados de exposición, las empresas españolas con fuertes inversiones en Argentina como los dos grandes bancos BBVA y SCH, Telefónica, Endesa y Repsol. Concretamente, SCH y BBVA suman 15.000 millones de dólares en depósitos.

Nota de la E: Es cierto. La empresa que ha obtenido mayores ganancias por efectos de los altibajos en el precio del petróleo es Repsol. Ahora el gobierno de Duhalde les está pidiendo que colaboren ayudando financieramente a Argentina o su equivalente, a obtener crédito internacional.

9- ¿Cuáles son los próximos pasos que se deben dar?

El Gobierno no ha conseguido convencer al FMI y espera que con un nuevo presupuesto el Fondo conceda el último tramo de ayudas. El presupuesto debe ser aprobado por el Parlamento mañana, viernes. Además el estado debe ir abonando los vencimientos del pago de la deuda pública. Hasta ahora ha conseguido cumplir los abonos con retrasos de pagos de pensiones, pero no está claro cómo va a afrontar los demás desembolsos.

Nota de la E: La cesación de pagos es ya un hecho aceptado. Argentina ahora debe confeccionar un presupuesto de emergencia nacional poco o nada ortodoxo, casi diríamos “casero”, orientado a dar continuidad a la democracia, continuidad al aparato del Estado con un programa que demuestre palmariamente que se está en plena austeridad, trabajo y comida a la gente y continuidad a lo que queda del desmantelado aparato productivo.

10- ¿Cuánto dinero pueden sacar ahora los ciudadanos?

Ha sido precisamente las últimas medidas puestas en práctica por Domingo Cavallo las que desencadenado la protesta social, el saqueo posterior de comercios y el levantamiento del estado de sitio. Ayer el Parlamento derrogó las medidas que limitaban la retirada de fondos de las entidades financieras a 1.000 pesos a al semana. Estas medidas entraron en vigor el lunes 3 de diciembre y, debido a las críticas suscitadas, la Administración De la Rúa realizó una serie de modificaciones 48 horas después.

Nota de la R: El corralito sigue más o menos igual. Se estima que la gente va a perder la tercera parte de sus ahorros.